Una pulsera  con Bluetooth  podría ser la solución para alejar a los jóvenes que pasan horas y horas frente al computador, dispositivo que también puede ser una ayuda en las oficinas para monitorear  la salud de los empleados.
El algoritmo para el software de la pulsera fue creado por Dmitri Zotin, uno de los estudiantes de  la Universidad rusa Pastujova.

El aparato  apagará automáticamente  la máquina en función del tiempo que el adolescente  lleve jugando en el computador .
De acuerdo a lo informado, el dispositivo lee los datos de la piel humana a través de sensores táctiles y de temperatura.

La subdirectora de la Escuela Académica de Tecnologías de la Información de la Universidad de Perm, Galina Pastujova,destacó las proyecciones del invento, que podrá regular  que sus estudiantes y sus propios hijos controlen sus tiempos .Muchos de ellos son  incapaces de dejar de jugar y burlan todas las medidas para evitarlo, señaló.  

Alerta con los niños

La Asociación Británica de Maestros y Profesores también ha lanzado una alerta para los padres y niños  sobre los peligros de los dispositivos para los menores.

Cada vez más niños recurren a la tecnología para divertirse (iPads, videojuegos, teléfonos inteligentes), algo que, según los especialistas, reduce las posibilidades del desarrollo de su creatividad y su imaginación, además de crear obstáculos para su desarrollo sensorial y motor, escribe el portal polaco wSIECI.

Los niños de hoy saben cómo manejar la pantalla de la tableta y usar diferentes tipos de ‘gadgets’, pero no son capaces de hacer algunas tareas más simples. «Los niños se vuelven más incapaces debido a la tecnología moderna»
No sólo aprenden a escribir más lentamente, sino que no ven esa necesidad.
«Las tabletas y los teléfonos inteligentes distraen la atención, tanto de adultos como de niños. Esto es causado por un excesivo número de factores irritantes (imágenes coloridas, películas, enlaces) y la capacidad de moverse rápidamente de una cosa a otra (haciendo ‘click’). Sin embargo, el desarrollo del niño se produce principalmente cuando se centra en una cosa, en una tarea que a menudo requiere paciencia y un mayor esfuerzo.
La incapacidad para concentrarse puede ser una de las causas más importantes de las continuas dificultades para estudiar. Los ‘gadgets’ electrónicos absorben totalmente la atención de los niños, y no estimulan la concentración», explica Janusz Wardak, el impulsor de la campaña ‘Menos pantallas, más familias’.

Los niños que permanecen durante horas seguidas sentados frente al ordenador muestran significativos retrasos en el cumplimiento de las etapas del desarrollo infantil, y luego no demuestran habilidades esenciales para la alfabetización. Estos niños acuden a las escuelas con problemas en su capacidad de atención y de autodisciplina, lo que crea problemas tanto para los profesores como para los mismos alumnos y sus padres.

Los niños ya no quieren aprender las  letras

«Antes, los niños aprendían rápidamente las letras en el jardín de infantes y no veían las horas de acudir a la escuela para aprender a escribir. Ahora cada vez menos niños aprenden las letras, y lo peor de todo, no quieren aprenderlas. Saber escribir dejó de ser atractivo para ellos, pero sí encuentran fácilmente su juego favorito en la tableta. Todo esto ha cambiado en los últimos diez años, la brecha ya es enorme», lamenta la maestra de primaria Iwona Lema?ska.

Durante la conferencia de la Asociación Británica de Maestros y Profesores, los científicos también señalaron que el uso muy frecuente de dispositivos electrónicos supone problemas de exceso de peso, fatiga y comportamiento agresivo.
 A menudo los padres se enorgullecen al ver cómo su hijo puede usar una tableta, sin darse cuenta de que al mismo tiempo el menor tiene problemas con sus compañeros, alertan.
Además, según mostraron varios estudios médicos, los monitores de los dispositivos electrónicos también pueden inducir a un incremento de trastornos oculares, así como de falta de sueño entre los niños.
 Por su parte, los investigadores opinan que las ondas de Internet inalámbrico que utilizan muchos dispositivos como el iPad y otras tabletas, pueden suponer potenciales riesgos para la salud y hasta provocar cáncer.
Por estas razones y muchas otras, por ejemplo, el fundador de Apple, Steve Jobs, y otros directivos de compañías tecnológicas limitaban a sus hijos el uso de dispositivos electrónicos o se los prohibían completamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here