Tráfico de Personas: Italia Entrega Ayuda Humanitaria,Mientras la UE Aplica Criterio Represivo

0
319

Dos barcos repletos de inmigrantes ilegales han llegado a Italia en  las últimas horas. Al expirar 2014, el Blue Sky, con bandera de Moldavia, que traía a bordo 970 personas, la mayoría de ellas de origen sirio, fue interceptada por la guardia costera italiana y llevada al puerto de Gallipolli. La segunda nave, el Ezadeen, que navega con bandera de Sierra Leona y transportaba alrededor de 400 inmigrantes, fue avistada en las primeras horas de este año cuando flotaba a la deriva y las autoridades marítimas italianas la abordaron para conducirla hasta el puerto de Crotone.

 

El constante movimiento marítimo hacia las costas de Italia, transportando a personas que huyen de sus países sin la documentación necesaria y sin autorización de entrada a la nación itálica, se ha transformado en un dolor de cabeza para las autoridades. De acuerdo con cifras de Naciones Unidas, 160.000 inmigrantes llegaron a Italia por mar entre enero y noviembre de 2014.

Las condiciones geográficas de la península itálica convierten al país en un puente ideal para el ingreso de quienes anhelan llegar a Europa por vías no convencionales. El problema es tal que la Unión Europea lanzó hace pocas semanas la “Operación Tritón”, destinada a resguardar las fronteras marítimas e impedir los ingresos ilegales al Viejo Continente. Pero el equipo para llevar a cabo esta labor es modesto: cuatro aviones, un helicóptero y siete barcos en comparación con los 32 barcos, dos submarinos y 900 militares que Italia ha destinado a esta labor desde hace un año, con un costo mensual de 9 millones de euros.

También los principios que guían a las autoridades italianas difieran absolutamente de los que persigue la misión de la UE. Mientras aquellos están destinados a salvar vidas y evitar tragedias como las que ya han ocurrido, la UE tiene como objetivo resguardar las fronteras e impedir que los inmigrantes las traspasen

Con respecto a las últimas naves intervenidas, las autoridades italianas se felicitan por haber podido rescatar a sus pasajeros sin costos de vida. «Se ha evitado una tragedia», dijo el portavoz de la Guardia Costera, Filippo Marini, al referirse al barco Blue Sky. «El barco había sido abandonado, con el motor bloqueado a velocidad de seis nudos en dirección a la costa italiana». Subrayó además que «podría haberse producido la colisión del barco contra la costa, provocando la muerte de las personas a bordo y un gran daño medioambiental».

Las medidas judiciales contra los traficantes y las tripulaciones de los barcos que transportan a los indocumentados, se hace particularmente difícil ya que, o abandonan la embarcación antes de que esta sea abordada por las autoridades marítimas italianas, o se camuflan entre los inmigrantes rescatados.

DEJA UNA RESPUESTA