Instalaciones Mediáticas y Montajes Comunicacionales

0
491

La caida de Laurence Golborne y la subida de Pablo Longueira y la caida de Pablo Longueira y la subida de Evely Matthei podrían «leerse» como una serie consecutiva de operaciones políticas para dar cuenta de la crisis de identidad, de popularidad, de legitimidad y de liderazgo que afecta gravemente a la coalición de derecha.   Los resultados de las encuestas y de la primaria presidencial del 30 de junio mostraron claramente que la derecha podría encaminarse a un desastre el 17N.

Pero estos tres eventos pueden interpretarse también como fracasos políticos que producen desesperadas pero efectivas instalaciones mediaticas y montajes comunicacionales donde se entremezclan -en extraño maridaje- los periodistas y entrevistadores estrellas de los «grandes canales», con CNN Chile a la cabeza y TVN (el ex-canal público de la televisión chilena) y los medios MEGA, ChileVisión y Canal 13 y con la dirigencia de la UDI y RN convertida por obra y gracia de su poder económico-comunicacional en estrellas de la pantalla, y participando de un reality de dudoso gusto estético.  

Y ahí vemos a estos cinco canales de televisión, el oligopolio comunicacional del neoliberalismo, todos jugando el mismo rol de relacionadores públicos de la derecha política en crisis, intentando convertir en la noticia del día y el evento de la semana, las sucesivas renuncias y caidas de candidatos presidenciales.  Y desde el segundo piso de La Moneda, un gobernante tratando de despedir sus tristes últimos meses de gobierno, con sucesivas maniobras y juegos de política e intervención, intentando «trancar la rueda de la historia» para el 2017.

La derecha ha tenido sus cuatro indignos minutos de gloria y de fama este año 2013: la caida estrepitosa de Laurence Golborne por sus millones de dólares ocultos en un paraíso fiscal del Caribe, la extraña e inoportuna depresión de Pablo Longueira y su renuncia presidencial, el ruidoso ninguneo del candidato Andrés Allamand y la instalación brutal de Evelyn Matthei como candidata única a expensas de la dignidad de RN.

Todos fracasos y derrotas, pero que la derecha con el apoyo servil e incondicional del quinteto de grandes canales de televisión, actuando como maquinaria comunicacional de relaciones públicas de la UDI y RN, da muestras de su insondable capacidad de reinventarse a sí misma y de aparecer como victoriosa y exitosa, aunque «la procesión vaya por dentro» y los números y estadísticas le anuncien futuros desastres.

DEJA UNA RESPUESTA