Medios de Estados Unidos, España, Inglaterra y Alemania han publicado sobre la polémica que se inició tras conocerse la situación de Belén, de 11 años de edad. Los artículos señalan que el caso reabrió en el país el debate sobre el aborto, que fue prohibido de todas sus formas durante el régimen de Augusto Pinochet. Y destacan que la actual administración se ha opuesto a cualquier posibilidad de despenalizarlo en circunstancias puntuales.

La polémica por las declaraciones de Sebastián Piñera sobre la “madurez” de Belén, nombre por el que se conoce a la niña de 11 años violada y embarazada por su padrastro, fue recogida por la prensa internacional.

El presidente afirmó este martes que destacaba la “profundidad y madurez” de la menor, quien en una entrevista televisiva dijo que pese al dolor que le causó el violador, iba a querer y cuidar del bebé.

El Washington Post afirmó que Chile es “uno de los países socialmente más conservadores de América Latina”. El medio de destacó también que el gobierno de “se ha opuesto a cualquier flexibilización de esa prohibición (del aborto)”.

El artículo cita a Giorgio Agostini, psicólogo forense y experto en estos casos. Agostini sostiene que “a esa edad la niña no tiene una capacidad de discernimiento, ni siquiera a los 14 años iba a tener la capacidad mental y emocional de discernir esto. Es muy probable que ella está diciendo que quiere tener el bebé como una muñeca viviente, hemos visto esto en otras investigaciones”.

El psicólogo termina deslizando una crítica al presidente, afirmando que lo” lo que está diciendo no se acerca a la verdad psicológica de una niña de 11 años. Es una visión subjetiva que no se basa en ningún razonamiento científico para apoyarlo”.

En España, El País y El Mundo publicaron sobre el tema. El primero sostuvo que los dichos de Piñera, sumados a los que el día anterior formuló el diputado de la UDI Issa Kort al programa Hora 20 de La Red-quien dijo  que el organismo de la pequeña estaba “preparado” para engendrar, lo que le significó duras criticas que lo llevaron horas más tarde a pedir perdón- “suscitaron una serie de críticas en las redes sociales, medios por los cuales ciudadanos comunes y diversas organizaciones han comenzado una intensa campaña en favor de la despenalización del aborto en Chile: prohibido bajo cualquier circunstancia hace 24 años, durante los últimos meses de la dictadura de Augusto Pinochet”.

Por su parte El Mundo menciona el pedido que le hizo Piñera a su ministro de Salud, Jaime Mañalich, de preocuparse personalmente por el futuro de la menor. “Los hechos detonaron un debate público sobre la posibilidad de restituir el aborto en el país, que fue prohibido en las postrimerías del regimen militar de Augusto Pinochet (1973-1990)”, resalta.

En la misma línea Der Spiegel, de Alemania destaca la polémica que ha generado el caso en el país y el debate sobre el aborto. Particularmente rescata las declaraciones de la ex presidenta Michelle Bachelet, quien sostuvo que “Yo he dicho que me parece que hay que despenalizar el aborto particularmente en aquellos (casos) vinculados a violaciones y en el aborto terapéutico. Eso he dicho en cualquier edad, pero mucho más es en el caso de la niñita”. El medio alemán destaca además, las declaraciones de la ex presidenta Bachelet y su pasado como pediatra y su paso por ONU Mujeres.

Finalmente la BBC de Londres sostuvo que la discusión respecto del aborto se discute hace décadas en Chile, “país que en los últimos años se ha mostrado liberal en lo económico pero conservador en lo social”. El medio británico da como ejemplo que “fue de los últimos de América Latina en legalizar el divorcio (en 2004) y recién en 2012 aprobó una ley contra la discriminación”.

Fuente: El Mostrador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here