Guerreros Unidos: Así es el Temible Cartel Detrás de la Masacre de Iguala

0
580
pelon guerreros unidos

El cártel Guerreros Unidos es el principal sospechoso de la masacre de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos el pasado 26 de septiembre. Aunque tres de sus líderes han sido capturados, esta banda criminal sigue operando en el estado de Guerrero. Guerreros Unidos, un cártel que opera principalmente en el estado de Guerrero, ha sido señalado como responsable material de la masacre de 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, que estremece a México y al mundo.

 
El procurador estatal de Guerrero, Iñaki Blanco, afirma que la Policía de Iguala está vinculada al narcocártel Guerreros Unidos y establece que uno de sus líderes, alias ‘El Chucky’, ordenó el secuestro y las ejecuciones de los 43 estudiantes desaparecidos el 26 de septiembre durante la protesta estudiantil contra las reformas educativas en la localidad de Iguala.

Asimismo, Blanco cita el testimonio de dos sicarios pertenecientes a esta organización criminal que confesaron haber llevado a «17 de ellos [estudiantes] al colmo de un cerro en El Pueblo Viejo, donde tienen fosas clandestinas y donde los mataron».

Esta banda de crimen organizado, cuya principal fuente de financiación es el traslado de cocaína a Chicago, ha tenido al menos cuatro líderes en los últimos tres años. A pesar de que los cabecillas han sido capturados, el cártel ha seguido operando en el estado de Guerrero.

Los criminales arrestados por la desaparición de los 43 estudiantes declararon ante las autoridades mexicanas que la órden de acudir al lugar donde se encontraban los manifestantes la dio el director de seguridad pública municipal, Francisco Salgado Valladares. Asimismo, añadieron que la instrucción de secuestrar y asesinar a los estudiantes la recibieron de un sujeto apodado ‘El Chucky’, líder de los Guerreros Unidos.
 
«José Luis Abarca, alcalde con licencia de Iguala, trabajaba para Guerreros Unidos y ordenó el ataque del 26 de septiembre en el que murieron seis personas, además de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa», afirma René Bejarano, líder de la corriente Izquierda democrática nacional del PRD, dejando patente la complicidad entre Guerreros Unidos y el poder político de Iguala.

Fuente: Rusia Today

Guerreros Unidos, un grupo que surge del cártel del Beltrán Leyva

El grupo criminal Guerreros Unidos surge tras la fragmentación del cártel Beltrán Leyva  en 2011. Desde entonces se ha consolidado en México donde se disputan la influencia de algunas zonas con otros cárteles como La Familia Michoacán o los Caballeros Templarios, según informes de la inteligencia federal citado por el Universal.

La extorsión y el secuestro son los delitos preferentes de este ‘mini’ cartel, que opera en el norte de la región sue de Guerrero -donde se encuentra Iguala, la ciudad en la que fueron atacados los estudiantes- en el sur de Morelos (centro) y en parte del estado de México, que rodea la capital.

Tras la detención en mayo de Mario «El Sapo Guapo» Casarrubias, ex miembro de seguridad de los Beltrán Leyva y presunto fundador de Guerreros Unidos, el grupo habría quedado principalmente en manos de un criminal del que solo se conoce el apodo de «El Chucky».

Este cabecilla es quien presuntamente ordenó la captura y asesinato de al menos 17 estudiantes de los 43 estudiantes que desaparecieron el pasado 26 de septiembre después de ser atacados por sicarios de Guerreros Unidos y policías de Iguala.

Esta infiltración de la Policía de Iguala hizo que las autoridades federales decidieran desarmar el lunes al pleno del cuerpo y lo trasladaran a un centro militar para su evaluación. Días antes, 22 agentes locales fueron detenidos acusados de colaborar con los Guerreros Unidos.

La vinculación del cártel con las autoridades locales forma parte de su modus operandi, les sirve para tener protección sin ser molestados.

Aunque la desagregación de los grandes cárteles hace difícil señalar a un solo gran enemigo, el principal rival de Guerreros Unidos es el cártel de Los Rojos, también escindido de los Beltrán Leyva pero que opera más al sur de Guerrero y con más poder en el negocio del narcotráfico.
La pasada semana detuvieron al capo Beltrán Leyva

El último capo del narcotráfico en caer en manos de las autoridades mexicanas, Héctor Beltrán Leyva, lideraba desde 2009 un sanguinario cártel familiar que llegó a tener mucho poder en su alianza con Joaquín «El Chapo» Guzmán, pero que estaba en declive desde hacía algunos años.

Cinco millones de dólares es la recompensa que pedía el Departamento de Estado de Estados Unidos por este líder criminal, apodado «El ingeniero» o el «H» y que está a punto de cumplir medio siglo de vida.

Nacido el 15 de febrero de 1965 en el estado de Sinaloa, cuna de algunos de los las más grandes narcotraficantes mexicanos como Guzmán, Héctor Beltrán Leyva mide casi 178 centímetros y pesa 74 kilos, según la ficha de la página web del Departamento de Estado, en su apartado dedicado al Programa de Recompensas por Narcotráfico.

Fuente: Teinteresa

DEJA UNA RESPUESTA