Funerales de Odlanier Mena: La ‘Familia Militar’ Crucificó a Piñera

0
315

Las exequias del ex director de la CNI, Odlanier Mena, dieron alas a las expresiones más delirantes del partido militar, hoy en franca pugna con un sector de la derecha, encabezado por Sebastián Piñera, que busca proyectarse como fuerza política liberado del lastre de la dictadura. El propio Mena, en carta póstuma -y en caso de que sea real- acusa a Piñera de que por su «avasalladora personalidad», «busca, por todos los medios a su alcance, posicionarse como candidato en las próximas elecciones de 2017». Los argumentos de uno y otro sector cruzaron espadas durante la toda la jornada de hoy.

En la Parroquia Santa Elena de Las Condes se realizó este lunes una misa de despedida de Odlanier Mena. El ferétro salió envuelto en una bandera chilena mientras sus adherentes -entre ellos el ex alcalde de Providencia, Cristián Labbé, y la hija de Augusto Pinochet, Lucía- cantaron el himno nacional.

“Lo más importante aquí es que los militares entregaron al país una situación que hoy se está disfrutando. Queremos que los dejen tranquilos. No hay por qué cambiar estas situaciones de la noche a la mañana. Creo que fue un gran error”, sostuvo el ex alcalde de Providencia respecto al cierre del penal Cordillera.

Por su parte, el ex vicecomandante en jefe del Ejército, Guillermo Garín, declaró que el cierre del penal “no contribuyó en absoluto a la armonía que debiera haber entre los chilenos (…) hay un plan del odio en desarrollo”.

Los adherentes gritaron durante la misa: “Piñera, gusano, democratacristiano”.Otra de las consignas fue “Piñera traidor, estúpido, cobarde! Derecha dormida, Pinochet te dio comida”.

La misa fúnebre en recuerdo del general en retiro del Ejército Odlanier Mena se verificó en medio de férreas medidas de seguridad.

A la ceremonia asistieron ex ministros de la dictadura como Alfonso Márquez de la Plata y Cristián Labbé, además de miembros activos del Ejército y Lucía Pinochet Hiriart, hija de Augusto Pinochet, quien también estuvo ayer en el velatorio.

Carabineros dispuso resguardo del perímetro del templo e instaló vallas papales, detrás de las cuales quedó ubicada la prensa. Además, se realizaron cortes de tránsito en la calle Polonia al llegar a Presidente Errázuriz, donde está la iglesia.

En medio de la ceremonia religiosa –a la que asistieron unas 500 personas y que estuvo oficiada por el cura Raúl Hasbún- se cantó el Himno Nacional y reapareció la estrofa «vuestros hombres valientes soldados…».

Una de las hijas de Odlanier Mena comentó que tras su partida el uniformado deja «puro honor, puro honor».

«Todos ustedes lo saben, todos saben quién fue mi papá y quién fue inocente», añadió la mujer.

En las afueras del templo el abogado de Odlanier Mena, Jorge Balmaceda, vinculó directamente el suicidio de su representado con el traslado desde el Penal Cordillera.

«Lo que él me manifestó en la última carta que me envió fue su preocupación por este traslado que se estaba fraguando», dijo.

A su juicio, «todo el país entiende perfectamente el daño profundo que se ha causado a toda nuestra familia militar. No se respeta la presunción de inocencia».

«Creo que el general Mena ha querido ir a buscar la paz, la justicia que este país le negó al final», comentó el ex alcalde de Providencia Cristián Labbé.

«Estoy muy triste por lo ocurrido al general Mena, pero estoy más triste por lo que le está sucediendo a mi país», comentó el ex comandante en Jefe del Ejército Ricardo Izurieta.

Para el director de la Fundación Pinochet, Guillermo Garín, lo que ha ocurrido en los últimos días demuestra que «hemos evolucionado negativamente. Pienso que hay un grado de incremento del odio y de la separación entre los chilenos».

«Este trato vejatorio de llevarse a la gente enferma a otro lado, donde no tienen atención médica precipitó, precisamente, lo que ocurrió. Fue la gota que rebalsó el vaso», reflexionó Alfonso Márquez de la Plata.

El coronel (r), ex vocero de Pinochet, ex agente de la DINA y ex alcalde de Providencia, Cristián Labbé, calificó como «una humillación» y un «linchamiento político» la forma en que se dio el traslado de penal. Criticó que «los militares no podemos vivir tranquilos, le dimos paz y desarrollo que le permitió al presidente hacerse rico y hoy no podemos estar en paz», señaló.

Además, sobre la ausencia del comandante en jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba, el ex edil indicó que «los hombres cometemos errores en lo contingente»

En tanto, el ex comandante en jefe del Ejército, Ricardo Izurieta, también asistió al funeral y expresó que «me parece que los gobiernos de la Concertación y Alianza, no han sabido entender y comprender el sentir de las Fuerzas Armadas y Carabineros».

Por su parte, la candidata de la Alianza, Evelyn Matthei, lamentó la muerte del ex CNI, enviando las condolencias a la familia. Sin embargo, respaldó la decisión del presidente Piñera, sobre el cierre del penal, señalando que en su lugar hubiera hecho lo mismo.

Tras la ceremonia el cuerpo de Odlanier Mena fue llevado al Cementerio Parque del Recuerdo para ser cremado.

Mena responsabiliza a Piñera

La familia del fallecido general (r) Odlanier Mena dio a conocer el contenido de la última declaración del militar antes de que atentara contra su vida el sábado recién pasado mientras gozaba del beneficio carcelario de salida de fin de semana.

En el escrito, Mena, de 87 años, dejó constancia que tomó la decisión en pleno uso de sus facultades mentales y ante la determinación del Presidente de la República de cerrar el penal Cordillera, que derivaría en su traslado y el de nueve reos más al penal Punta Peuco.

«A nuestra avanzada edad, mía y de mi esposa, no puedo aceptar las condiciones en que estaría detenido en el otro penal», afirmó el ex uniformado en la misiva redactada el viernes 27 de septiembre.

En el texto, Odlanier Mena realizó una dura crítica al Mandatario, señalando que su «avasalladora personalidad» «busca, por todos los medios a su alcance, posicionarse como candidato en las próximas elecciones de 2017».

Asimismo, atribuyó el «intespectivo (sic) traslado» a la «incontrarrestable y masiva presión comunista sobre todos los actores políticos del país» y enfatizó que «somos verdaderamente rehenes de su accionar».

El ex director de la CNI -cargo que ocupó entre 1977 y 1979- reiteró además que era «totalmente inocente» de los cargos que se le imputaron para condenarlo y por lo cuales alcanzó a estar detenido cuatro años y medio.

Mena cumplía una pena de seis años de cárcel que le impuso la Corte Suprema por el homicidio de tres dirigentes socialistas en la arista «Arica» del denominado caso «Caravana de la muerte», ocurrido cuando estaba al mando del regimiento de esa ciudad en octubre de 1973.

Al finalizar su carta, el ex militar señaló que «sería una injusticia si se procediera disciplinariamente contra el personal de Gendarmería» que «nunca ha sido negligente en el cumplimiento de sus obligaciones de control».

En la posdata acusó al Ejército, comandado por el general Juan Miguel Fuente-Alba, de haber «dado muestras, una vez más, de su total indiferencia por sus compañeros de armas».

Este es el texto de la misiva dejada por Odlanier Mena

Hinzpeter: Nuestro sector tiene una debilidad ética

Sin embargo, también afloraron los argumentos de un sector de la derecha que se alinea tras Piñera. El ministro de Defensa, Rodrigo Hinzpeter, abrió una nueva arista de discusión en el oficialismo al afirmar que su sector político tiene una «debilidad ética» frente a la dictadura de Augusto Pinochet.

En medio del conflicto generado en los partidos de Gobierno luego de que el Presidente Piñera decretara el cierre del Penal Cordillera, donde cumplían sus condenas militares presos por violaciones a los derechos humanos encabezados por Manuel Contreras, Hinzpeter aludió a quienes rechazan tal medida.

«Tengo la impresión de que no existen posibilidades de proyectar un sector político sobre bases que tienen debilidades desde puntos que me parecen éticos», planteó Hinzpeter en radio Universo:

«Tengo la impresión de que muchas veces el sector de la centroderecha no ha hecho la pérdida y el costo definitivo de que algunos de sus integrantes hayan sido partidarios del régimen militar y eso se ha terminado convirtiendo en una debilidad crónica de nuestro sector».

La afirmación fue respondida con dureza desde su propio partido. Mario Desbordes afirmó:

«Soy el secretario general de Renovación Nacional y no siento tener ninguna debilidad ética de ningún tipo. No me gustan las frases abiertas y generales, creo que no son convenientes. Creemos que los ministros de Estado y cualquier autoridad del Gobierno o los partidos políticos tenemos que terminar con esta escalada que lo único que hace es beneficiar a la oposición. Hemos pedido que terminemos con esta discusión y respecto a las palabras del ministro Hinzpeter nos hemos quejado formalmente: le hemos pedido que se puntualicen porque cuando alguien hace una declaración tan fuerte como esa quiero saber a quién se refiere porque yo por lo menos no me siento interpelado».

Apoyo del Gobierno

La ministra secretaria general de Gobierno, Cecilia Pérez, respaldó al titular de Defensa ante los cuestionamientos que este sufrió por sus opiniones.

«El ministro de Defensa, Rodrigo Hinzpeter, ha sido un gran dirigente de Renovación Nacional durante su vida y trayectoria política y hace una reflexión cuando da su opinión que es la correcta», dijo Pérez.

La vocera insistió que Hinzpeter acierta al señalar que «la forma de fortalecer nuestro sector político es apoyando y fortaleciendo principios tan importantes como el Estado de Derecho, la igualdad ante la ley y la defensa permanente a los derechos humanos».

Lily Pérez, vocera de la candidata presidencial Evelyn Matthei, afirmó en radio Cooperativa que el comando de la postulante de la Alianza no está de acuerdo con los planteamientos de los presidentes de la UDI y Renovación Nacional en contra del cierre del Penal Cordillera decretado por el Primer Mandatario.

Piñera anunció el cierre de este recinto donde cumplían sus penas diez condenados por violaciones a los Derechos Humanos, los que fueron trasladados al penal de Punta Peuco. Esta decisión fue criticada por los timoneles de los dos partidos de la Alianza, Patricio Melero (UDI) y Carlos Larraín (RN).

«Evelyn Matthei ha sintonizado absolutamente con lo que ha propuesto y resuelto el Presidente de la República en este asunto del cierre y el traslado definitivo del penal cordillera. Eso es lo que hemos apoyado fuertemente», afirmó la senadora Pérez.

«Claramente no compartimos los planteamientos de los presidentes de los partidos en esta materia en particular ya que tenemos una posición coincidente con el Presidente de la República y el Gobierno», sostuvo la parlamentaria.

«Vimos en los días anteriores a los sucesos mucha gente de nuestro sector político decir que apoyarían lo que resolviera el presidente de la república. Evelyn Matthei ha sido clara en esto. Y lo apoyamos ciento por ciento», agregó.

Frente a las palabras de Melero en cuanto a que esto sería aplaudido por la izquierda, Pérez manifestó que «todo el mundo tiene derecho obviamente a una opinión en esto, yo no comparto lo que dice el presidente de la UDI. Es algo tanto más profundo que tiene que ver con la convicción y no con el cálculo político».

Y ante las divergencias que han mostrado diferentes personajes del oficialismo la senadora Pérez afirmó que «este tipo de situaciones van dando cuenta de quién está en cada línea. Sin necesidad de aplastar al otro ni de descalificar al otro cada día va quedando más claro cuál es el pensamiento de cada quien en esta materia».

DEJA UNA RESPUESTA