Preocupación por Fuga de Ex agente DINA e Investigaciones desde hace ya Casi un Mes

0
833

El prefecto (r) de la Policía de Investigaciones y ex agente de la DINA,  Daniel Cancino Varas, se encuentra prófugo desde hace 23 días, cuando la justicia lo citó para comenzar a cumplir una condena de prisión por un caso de secuestro calificado permanente. Cancino Varas fue condenado en octubre del año pasado por la sala penal de la Corte Suprema por el secuestro calificado permanente de Carlos Guerrero Gutiérrez, a partir de octubre de 1974, cuando fue visto por última vez en el centro de detención ilegal de la DINA Villa Grimaldi.

 

No obstante, el ex agente represor no se presentó el 5 de enero de este año, cuando el ministro en visita Leopoldo Llanos lo citó junto a los ex agentes Rolf Wenderoth y Fernando Lauriani, para entrar el penal Punta Peuco y cumplir los 15 años de condena por este caso.

Los otros sentenciados ya cumplen penas por causas anteriores, como Manuel Contreras y Marcelo Morén Brito, quienes hace exactos 10 años ingresaban a la cárcel por la primera causa en la que fueron condenados, la del sastre Miguel Ángel Sandoval Rodríguez.

El cúmplase de la sentencia fue dictado en diciembre por el ministro Llanos, aunque cercanos a él señalaron que les ha llamado la atención que el 21 de enero el magistrado dejara sin efecto una orden de aprehensión en contra de Cancino Varas, que había dictado unos días antes, donde había encargado la captura del prófugo también al OS-9 de Carabineros.

En tribunales se habla que incidió en esa contraorden que Cancino tenga dos hijos que son y fueron parte de la PDI. Uno de sus hijos, Daniel Cancino Cornejo, un subprefecto ya en retiro, y Angélica María Cancino Cornejo, actual oficial de la Bricrim de Pudahuel.

La orden de captura dictada por Llanos a la PDI sigue vigente, pero también llama la atención de la ineficiencia de la Policía Civil, lo que contrasta con lo sucedido con la fuga de Raúl Iturriaga Neumann, cuando la Brigada de Derechos Humanos lo buscó por todas partes del país, hasta que lo ubicó y detuvo en un departamento de Viña del Mar, después de más de 40 días escondido y sin ningún nexo con la Policía.

El secretario ejecutivo del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, Francisco Ugaz, quien también es querellante en la causa, aseguró que le pidieron al juez Llanos acelerar las pesquisas para dar con el paradero del ex DINA.

«El 23 de enero recién pasado el programa de derechos humanos presentó un escrito ante el ministro encargado de hacer ejecutar lo juzgado por la Corte Suprema, viendo en definitiva que toda vez que no ha sido hallado este sujeto, proceda a despachar orden de aprehensión a ser cumplida por Carabineros», dijo el abogado.

Ugaz recalcó que «el tribunal resolvió el 26 de enero no dando lugar por ahora a la solicitud formulada por nuestra repartición y sin perjuicio de ello solicitó pedir cuenta a la Brigada Investigadora de Delitos Contra los Derechos Humanos acerca de la orden de aprehensión despachada en contra de Daniel Cancino Varas».

AFDD preocupada por vínculos de la PDI con ex agente de la DINA prófugo

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), Lorena Pizarro, se mostró preocupada por la decisión del ministro en visita Leopoldo Llanos de dejar sin efecto una orden de aprehensión contra el prefecto (r) de la Policía de Investigaciones y ex agente de la DINA Daniel Cancino Varas, quien se encuentra prófugo de la justicia después que no se presentara el 5 de enero pasado para iniciar el cumplimiento de una condena por el secuestro calificado de Carlos Guerrero Gutiérrez, quien fue visto por última vez en 1974 en el centro de detención de Villa Grimaldi.

Cancino, quien debía presentarse junto a los ex agentes Fernando Lauriani y Rolf Wenderoth para iniciar su reclusión en el penal de Punta Peuco, tenía una orden de captura encaragada al OS9 de Caabineros que quedó sin efecto, supuestamente porque habría pesado el hecho que sus hijos son actualmente funcionarios de la PDI.

“La sensación que existe finalmente en relación a los condenados por violaciones a los derechos humanos es que la impunidad llega y se extiende para todos lados. Parece que aún hay sujetos que están por sobre la ley, sus vínculos con funcionarios de la PDI viene a poner en cuestionamiento cual es el rol que cumple la PDI en esto y que tan rigurosa viene a serlo”, dijo Lorena Pizarro en declaraciones a Radio Cooperativa.

Asimismo, recalcó que si los hijos del ex agente forman parte de la policía civil, con mayor razón “debiesen colaborar con la justicia”.

DEJA UNA RESPUESTA