Dirigentes estudiantiles universitarios y secundarios, junto a organizaciones sociales, anunciaron que la movilización programada originalmente para el 29 de agosto, se aplazó para el 5 de septiembre. Los voceros de la Confech y de secundarios explicaron que la marcha se prorrogó para principios del próximo mes, porque la mayoría de los alumnos de educación superior que se incorporaron a clases del segundo semestre, a principios de agosto, no han tenido la discusión necesaria sobre el documento que las organizaciones sociales han elaborado y que será presentado a los candidatos presidenciales el día de la movilización.

El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC), Diego Vela, explicó que “muchos estudiantes recién se están sumando a clases el segundo semestre, producto de las movilizaciones en los seis primeros meses del año”.

“Es fundamental que ellos puedan tener discusiones de base, que puedan generar la profundización del documento que queremos proponer, pero por sobre todo, en el entendimiento que las movilizaciones en este segundo semestre van a ser muy acotadas. Tenemos sólo tres meses antes de las elecciones y también un calendario académico que se ve muy acotado”, añadió el dirigente estudiantil.

Vela llamó a “hacer un gesto de fuerza en el trabajo conjunto con los trabajadores portuarios, del cobre, con distintas alianzas que se han generado dentro del movimiento social, en el entendido de abrir cambios profundos en el país que estamos construyendo, y esos cambios se logran desde la organización y movilización, y desde la generación de propuestas concretas; justamente eso es lo que estamos intentando construir”.

Agregó que “seguimos con la exclusión que se genera en el sistema educativo con un negociado constante en la educación y hasta que realmente no veamos reflejado en hechos concretos los cambios que hemos propuesto, no vamos a detener nuestras movilizaciones, hasta que no cambiemos la realidad en que viven todos los chilenos”.

El presidente de la FECh, Andrés Fielbaum, explicó que después de «evaluarlo con nuestros compañeros, con nuestras federaciones, hemos decidido que para poder realizar la movilización de la mejor forma posible y también dar tiempo para que el programa del movimiento estudiantil que hemos anunciado pueda ser discutido efectivamente por la mayor cantidad de compañeros posible».

«La movilización que habíamos anunciado, finalmente se llevará a cabo el día 5 de septiembre, es decir, en dos semanas más», agregó Fielbaum.

El dirigente dijo que «la idea de nuestras movilizaciones es justamente su carácter democrático y por lo tanto para nosotros es una prioridad que nuestros compañeros puedan discutir», enfatizó y dijo que este programa de demandas históricas «demostrará que no son una lista de supermercado donde uno va haciendo check, sino un sistema educativo totalmente diferente al que tenemos ahora».

Por su parte, el Colegio de Profesores aunque confirmó su participación en la marcha estudiantil de septiembre, ratificó que de todas formas se movilizarán el 29 de agosto.

«No queríamos desaprovechar la oportunidad porque nosotros estamos con un proyecto de ley que tiene que ver con que por una vez los profesores que hoy están a contrata queden como titulares: los que cumplen tres años en forma continua o cuatro en forma descontinua», explicó Silvia Valdivia, miembro de la Directiva de la organización gremial.

Se espera que durante los próximos días los estudiantes pidan la autorización respectiva a la Intendencia de la Región Metropolitana y anuncien el recorrido oficial para el 5 de septiembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here