Como Protegerse de los Imperios Económicos: El Estanco del Cobre (DL.1349/76 M. de Minería)

0
586

1). Los países de mayor desarrollo comenzaron ya hace mucho tiempo sus procesos de industrialización y pronto coparon con su producción la demanda de consumo interno y vinieron crisis sucesivas de sobreproducción, con quiebras y cesantía. Sus economistas recomendaron como receta abrir otros mercados con el modelo neoliberal de libre competencia y aduanas, para subsanar sus crisis de sobreproducción.

 

2). Los países de menor desarrollo comenzaron tardíamente sus procesos industriales, pero la mayoría salvo Korea, se plegaron al modelo neoliberal y aceptaron no solo rebajas aduaneras absolutas, sino además los tratados de Patentes y Marcas, con lo que quedaron totalmente desprotegidos y sin herramientas para defenderse de los mega monopolios, que terminaron por destruir las incipientes industrias de los países en desarrollo.

3). Chile no fue distinto, pero abrió sus aduanas sin ninguna restricción no tuvo ninguna protección para la incipiente producción industrial, ante los dumping, industriales y financieros. Se constituyó en una de las economías más abiertas del planeta y se obligó a seguir los movimientos financieros, industriales y económicos corriendo la suerte de los muchos sucesos externos de los países de mayor desarrollo y sin ninguna capacidad para evitar sus propios problemas. Por eso cuando llueve en N. York, en Japón o en los países de la comunidad, en Chile tenemos que sacar paraguas o cuando se resfrían esas economías, nosotros soportamos una pulmonía.

4). Korea, mientras no se industrializó, no acepto abrir sus aduanas, bajar los controles y aceptar una libre competencia proveniente de verdaderos colosos de los mercados, pensaron y se dijeron que, una competencia, por ejemplo en Box, entre un peso pesado y uno mosca y sin árbitro, solo los conducía a una derrota económica. Ahora con una gran producción industrial, abrió sus aduanas al relativo libre comercio.

5). Así las cosas, tenemos una herramienta muy poderosas con nuestro cobre para evitar el daño que nos causan desde su mundo externo, las continuas crisis de las poderosas multinacionales económicas y financieras.

6). El cobre es en Chile un nicho productivo único en el planeta, con reservas que alcanzan entre el 35 y el 40% de las reservas conocidas de la tierra, ya sea, por condiciones de la divina providencia o la placa de Nazca, es algo colosal , una anomalía de la naturaleza, que nos permite tener, además, reservas de gran calidad, con una producción muy cercana a los puertos de embarque, con una gran ley de fino y tener, más que minas de cobre, que son vetas, tener yacimientos de cobre, que son cerros de ese mineral.

Al igual que los 11 países de la Opep, que controlan el precio del petróleo con su producción de un 35 al 40 %, Chile, un solo país, tiene en su cobre, una producción equivalente al 40% de la producción mundial, pero como algunos grandes países, su producción de cobre la auto consumen, lo que llega a las bolsas metaleras internacionales, el 60% proviene de Chile.

En consecuencia, al igual que la Opep, Chile no es un tomador de precios, sino es un formador de precios. Esta condición de los 11 países de la Opep, les permite regular el precio del petróleo y Chile con mejores condiciones no lo hace.

Nuestro país ha despreciado su condición de formador de precios y frente a una sobreproducción mundial llevada adelante por las multinacionales del cobre desde Chile, acepta que se lleven un recurso no renovable, a bajo precio y no quiere controlar al menos, que la principal regla del mercado y del modelo neoliberal, entre a regir en Chile,” la oferta debe ajustarse a la demanda internacional”, lo demás es suicida.

Las multinacionales, no pierden plata con la sobre producción mundial desde Chile con su bajo precio, porque este, es un insumo para otras empresas coligadas, que lo elaboran y con los precios bajos del cobre, obtienen enormes utilidades a costa de Chile.

7). Ahora bien, como no hemos querido ejercer nuestra condición de formador de precios en el cobre, este ha caído por la crisis internacional, debido a la menor demanda, a precios tan bajos que está causando un gravísimo daño a nuestra débil y rentista economía.

En una reunión con economistas hace tres años atrás, señalé que como es sabido de acuerdo a estadísticas, el 80% de lo que consume nuestro país, proviene de artículos y elementos importados, por esa razón, dependemos de los dólares que nos proporciona el cobre y somos absolutamente rentistas, con una producción industrial real y física muy pequeña.

Lo que es peor, el 70% de los dólares provienen de Codelco, la empresa estatal del cobre, no obstante que hoy, solo produce menos del 1/3 anualmente de este metal y los que explotan y producen los 2/3 de nuestro cobre aportan menos del 25% y no queremos ver este verdadero saqueo a nuestra principal riqueza.

Aquí esta lo grave, al no utilizar las herramientas constitucionales para controlar en casos de crisis, la producción de cobre y su venta por intermedio de Cochilco, con la figura constitucional en nuestro ordenamiento jurídico, como lo es el Estanco del Cobre.

Como conclusión, es válido lo que señalé en esa oportunidad, en la reunión de economistas: que si el cobre caía en su precio a US.2, 50 la libra de cobre, lo que está ocurriendo, todos los chilenos perderían en promedio, un 35% del poder adquisitivo de sus ingresos.

Se enviaría en consecuencia, menos cobre y a un precio más bajo y esto, obligaría a subir el valor del dólar.

Como el 80% de lo que consumimos es importado, tendríamos menos dólar para comprar, los productos que consumimos y a un precio mucho más alto, que es lo que está ocurriendo en la actualidad.

Los productos suben y se alejan de los ingresos que quedan muy atrás.

En definitiva los chilenos estamos perdiendo el 35% de nuestros sueldos, salarios e ingresos, tal como lo señalé en esa oportunidad.

Por tanto es mejor vender menos cobre de un recurso no renovable a un precio más alto, que más cobre, a un precio bastante más bajo, utilizando las herramientas legales que tenemos con el Estanco del cobre.

(*) Ex senador; autor de numerosos libros sobre el cobre; fundador del Comité de Defensa y Recuperación del Cobre

DEJA UNA RESPUESTA