Encuesta de Valores Sociales de la USACh: Qué y Cómo Están Pensando los Chilenos

1
1333

Según los resultados de la Encuesta de Valores Sociales, realizada por el Departamento de Gestión y Políticas Públicas de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago, un 86% de la muestra considera necesaria una reforma laboral, un 71% que no debe permitirse el reemplazo de trabajadores en las huelgas y un 56% considera que la reforma laboral no producirá problemas en la economía del país. El mayor problema es para el 68% la desigualdad en Chile, y un 68% de la muestra se manifiesta partidaria de una Asamblea Constituyente para una nueva Constitución. Sólo el 3% cree debe ser elaborada por el Congreso, y un 87% se pronuncia por autorizar alguna forma de interrupción voluntaria del embarazo.

 

El Departamento de Gestión y Políticas Públicas de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago de Chile realizó entre el 5 y el 14 de enero de 2015, con el apoyo de la empresa de Estudios de Opinión Sargón, una investigación de opinión pública sobre los valores sociales prevalecientes en Chile y sobre diversos otros temas de interés nacional. Este estudio se realizó en continuidad con dos trabajos previos del mismo tipo efectuados en octubre y noviembre-diciembre de 2013 con el apoyo de Ipsos.

La nueva investigación fue realizada en base a una muestra de 724 casos, representativa de los chilenos y chilenas mayores de 18 años, con encuestas en línea autoaplicadas desde Arica a Puerto Montt mediante el método de cuotas. Al tratarse de una muestra por cuotas, no corresponde asignar margen de error.

El uso de éste método se justifica cada vez más en Chile pues la cobertura en el acceso a Internet es ya en 2015 de 70,5% (estimación EMarketer). Su desventaja es que no captura la opinión del 30% de la población que no tiene acceso a Internet, la que se presume no es sustancialmente diferente a la del resto de la población. Debe tenerse presente que los otros métodos en uso también presentan problemas de cobertura.

El método telefónico tampoco llega a toda la población y el método cara a cara no logra acceder a sectores de altos ingresos. La ventaja del método en línea es que permite que las personas respondan cuestionarios más complejos con menos interferencias y sesgos ante el encuestador que las realizadas cara a cara o por teléfono y evita la baja tasa de respuesta que sesga las muestras aleatorias. En este caso se completa cuotas representativas de la población (género, edad y condición socioeconómica).

Los resultados de las tres aplicaciones realizadas con las mismas preguntas o similares son robustamente consistentes entre sí. Una importante validación del método de sondeó fue la adecuada predicción electoral de la segunda vuelta presidencial de diciembre de 2014, que resultó muy cercana al resultado final y la mejor de entre las encuestas publicadas. (1)

Cambios y valores sociales

En materia de cambios sociales, en enero de 2015 una amplia mayoría (69%) opinó que hay que “reformar de manera importante” la sociedad. Los que, además, se pronunciaron a favor de “cambiarla totalmente” son más (18%) que los que creen que hay que “hacerle cambios menores” (11%).

Así, la idea de que la sociedad chilena requiere de reformas significativas parece tener una amplia adhesión entre los mayores de 18 años.

En materia de valores sociales, los términos que las personas mencionan con más frecuencia como los más importantes para ellas son los de “Justicia”, “Solidaridad” e “Igualdad”, seguidos por los de “Tolerancia” y “Esfuerzo Personal” en un rango medio. Más abajo se sitúan los de “Progreso”, “Democracia” y “Libertad”. Luego les siguen con muy baja mención los binomios clásicos de “Orden” y “Cambio” y más abajo aún los de “Nación” y “Autoridad”, tradicionalmente vinculados al pensamiento conservador.

El final de la tabla lo ocupa el término “Revolución”, que parece estar lejos de gozar del prestigio que llegó a ostentar en los años sesenta del siglo XX.

Cuando se pregunta cuál es el valor más importante para una sociedad de entre cuatro principales, el de la igualdad (58%) predomina en las respuestas muy fuertemente por sobre el de la libertad (20%), el del progreso (14%) y el del orden (9%).

En mediciones hechas hace diez años, las cuatro categorías pesaban aproximadamente lo mismo.

Problemas de la sociedad y desigualdad

En materia de apreciación de los problemas de la sociedad, los principales son para los encuestados en primera mención las “desigualdades sociales” (29%) y el “desempleo” (14%) -temas que crecen de manera importante en la preocupación ciudadana respecto a la medición previa de noviembre 2013- junto al “sistema educativo” (13%), la “delincuencia” (11%) y el “sistema
de salud” (9%).

La pregunta pide mencionar los tres principales temas que generan mayores problemas.

Las “desigualdades sociales” presentan el mayor número de menciones acumuladas, seguidas del “sistema educativo” y del “sistema de salud”.


 
En efecto, un 68% de los consultados considera que Chile es un país “muy desigual”. La desigualdad es atribuida a “diferencias de educación” (53%) o bien al “origen social o familiar” (un 7%), antes que a diferencias en el esfuerzo  (10%). Una mayoría (54%) opina que el funcionamiento actual de la sociedad chilena no contribuye a disminuir las desigualdades sociales de origen o bien que las agrava (38%). Sólo un 5% considera que las corrige.

Gestión pública y economía

En materia de ámbitos de la gestión pública, el estudio revela que la mayoría de los encuestados considera que la educación debiera ser principalmente pública (entre 62% y 67% según los niveles educativos) o sólo pública (entre 21% y 27% según los niveles educativos). Se mantiene, asimismo, una opinión fuertemente mayoritaria (entre 75% y 83% según los niveles educativos) en contra de la aceptación del lucro en la educación.

 

Se observa una opinión ampliamente mayoritaria a favor de los servicios públicos de salud y pensiones y de la propiedad exclusiva del Estado en los servicios básicos de agua, cobre, energía, recursos forestales y pesca.

Un 28% de los ciudadanos opina que el sistema previsional debiera ser modificado sustancialmente y otro 48 % que debiera ser reemplazado por otro sistema, mientras un 36 % opina que el de salud debiera ser modificado sustancialmente y otro 40% que debiera ser reemplazado por otro sistema.

En todas las áreas consultadas, la mayoría cree que el mejoramiento de la calidad del servicio no justifica el lucro en su prestación.

En materias económicas, sólo un 4% considera que los mercados no debieran tener regulaciones, un 54% piensa que debiera tener algunas y un 42% que debiera tener muchas. La apreciación sobre la obtención de la riqueza se divide en partes prácticamente iguales como resultado del mérito (52%) o bien como fruto de alguna clase de abuso (48%).

Una gran mayoría de los encuestados (79%) señala que lo que es conveniente para el empresario no lo es para el trabajador. El 91% afirma que los escándalos de empresas no son excepciones.

Temas culturales

Se constata una amplia preferencia (57%) por la no intervención de las iglesias y creencias religiosas en las decisiones políticas del país.

En materia de aborto, un 14% se opone a cualquier forma de interrupción voluntaria del embarazo. En cambio, un 45% está de acuerdo en autorizar el aborto en caso de violación o peligro de la vida de la madre, un 2% sólo en caso de violación y un 10% sólo en caso de peligro de la vida de la madre. Un 14% está de acuerdo en autorizar el aborto sin condiciones y un 16% en autorizar
el aborto en general con ciertas regulaciones (como semanas de gestación).

Así, un 87% se pronuncia por autorizar alguna forma de interrupción voluntaria del embarazo.

Nueva constitución, reformas y Bolivia

Sólo un 3% se pronuncia a favor de una nueva constitución elaborada y aprobada por el Congreso Nacional, mientras un 51% considera que debería ser encargada por el Congreso Nacional a una Asamblea Constituyente y luego aprobada por un plebiscito y un 17% considera que debiera ser aprobada por una asamblea constituyente convocada por organizaciones sociales.

En materia de reformas, un 86% considera necesaria una reforma laboral, un 84% considera que se debe fortalecer el peso de los sindicatos y un 71% que no debe permitirse el reemplazo de trabajadores en las huelgas. Un 56% considera que la reforma laboral no producirá problemas en la economía del país.

Un 67% estima que era necesaria una reforma tributaria.

En materia electoral, las coaliciones Nueva Mayoría y Alianza sufren un rechazo superior a 60% por los potenciales electores. Ante la pregunta sobre quién cree el entrevistado que va ser el presidente en el próximo período (mención espontánea) un 34% señala a Sebastián Piñera y un 32% menciona a Marcos Enríquez-Ominami.

Un 62% de los encuestados considera que Chile no debe otorgar una salida al mar a Bolivia y un 24% que Chile debe negociar gas por mar con Bolivia.

1 Ver la información sobre este resultado y la totalidad del Estudio 2015 en https://sites.google.com/site/dgppusach/encuesta-2015.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA