El Problema de los Recursos Naturales es un Conflicto Social

0
594

“El problema de los recursos naturales es un conflicto social que va a acompañar a la Nueva Mayoría estos tres años”. Así lo expresó el diputado Daniel Núñez, del Partido Comunista, al referirse a temas de recursos naturales en Chile, en su participación en la inauguración de la Escuela de Verano 2015 del Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz, ICAL.

 

En relación a cómo se para el conglomerado oficialista frente a esta situación, el parlamentario planteó: “¿La Nueva Mayoría no se ha planteado nada respecto de los recursos naturales? No. Hay algunas propuestas, pero puedo destacar dos proyectos que son significativos, que están en discusión, y que merecen nuestra preocupación”. Explicó que se trata de las iniciativas respeto a los glaciares y al derecho del agua.

Sostuvo que “el (proyecto) de protección de glaciares, que es un compromiso que tomó la Presidenta Michelle Bachelet, y que el Ministerio de Obras Pública comprometió su ingreso al Congreso las próximas semanas..es importante, significativo, donde las organizaciones medioambientales son protagonistas”.

Y añadió que “una reforma también muy significativa, que es la del Código del Agua, que es un cambio acotado, pero que puede tener un gran impacto a lo menos en sectores que viven la escases con especial dramatismo, en especial en la Región de Coquimbo”.

Planteó que “esta reforma va a establecer el consumo del agua como un derecho humano esencial, reconocido por el Estado, habrá derechos de agua especiales donde hoy no hay agua disponible, y eso es muy importante para mucha gente. Hay que tener conciencia de que el agua para consumo es sólo el 7% de toda el agua que se usa en Chile para otras actividades. En las zonas rurales debe ser aun menor el porcentaje de consumo humano. Estamos, entonces, hablando de algo que se puede resolver pero que, dada la estructura de propiedad que tiene hoy el uso del agua, estamos impedidos de hacerlo. La reforma fortalece roles del Estado, da más atribuciones, genera un nuevo régimen que es interesante respecto de los derechos del agua, pero deja una masa significativa de derecho de agua que no puede ser tocado por los resguardos constitucionales actuales”.

El parlamentario del PC manifestó que “hubo impulsos y planteamientos, como los de las legisladoras Cristina Girardi y Adriana Muñoz que dijeron que para encarar esto, había que meter el tema de la nueva Constitución, del cambio constitucional. Y enviar, en paralelo, una reforma constitucional que pudiera quitar todas las garantías de propiedad que tiene el agua y, además, íbamos con la reforma al Código del Agua. Nosotros lo que nos planteamos fue, ¿valdrá la pena embarcarnos en una reforma constitucional que requiere un quórum extremadamente alto? O mejor, abordemos el tema de la propiedad del agua, que es fundamental, en el marco de la nueva Constitución”.

Hablando de un tema contingente como es el cobre y su precio, considerado el recurso básico en el país, Núñez indicó que “muchos dicen que el cobre está en riesgo, que baja el precio del cobre, pero sí, hace años tuvimos el precio del cobre que eran inusuales en el mercado mundial, sobre 3 dólares la libra, y esos precios no van a volver”.

“Tenemos ciertos fenómenos que van a provocar que bajen las tasas de ganancias de la actividad primaria exportadora y a eso hay que sumar la depredación de los recursos naturales” acotó.

Luego saltó a otro tema sensible cuando se habla de recursos naturales: los peces. “En el mundo de la pesca, vivimos momentos emblemáticos porque sencillamente no hay peces, así de sencillo” advirtió el diputado. Expuso que “por más conflictos que haya entre los pescadores, los industriales y presiones que se la hagan a la Subsecretaría de Pesca, ninguno hará que aparezcan los peces. A menos que hagamos lo que hizo Perú, que decretó veda biológica y logró reponer la masa pesquera”.

Dijo que “por lo tanto, tenemos un contexto en el cual el modelo primario exportador está llegando a sus límites estructurales. Quiere decir que tal vez esto de la desaceleración, de crecer al uno, el dos o el tres por ciento, va a ser una constante en los  próximos dos o tres años”.

Sobre el sector minero planteó que “podemos, simplemente, darle curso a los proyectos mineros en su forma más depredadora del medio ambiente. Pero ahí tenemos otro problema. ¿Las comunidades están dispuestas como hace 10, 15 o 20 años a aguantar esos impactos, ahora que los han vivido y los conocen? Les quiero decir que no. Ese es un debate muy duro en nuestra Región. Por ejemplo, con el proyecto “Dominga”, proyecto de hierro y cobre de gran envergadura, que está hecho en una zona de reservas marinas y con alto impacto en el uso de agua, por lo tanto ahí hay una tensión un poco más estructural y de eso tenemos que tener conciencia”.

Abordando una perspectiva mayor de todo este tema, Daniel Núñez expresó que en definitiva “los proyectos los podemos discutir, podemos tener proyectos de emergencia, como el de glaciares y Código del Agua, pero no cambia el objetivo. Lo mismo de la demanda justa de la nacionalización del cobre, que no es posible con la actual Constitución y con el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos”. Y sostuvo que es “ineludible” tener una nueva Constitución.

Abordó el diputado comunista otro aspecto: “Así como tenemos un modelo de desarrollo primario exportador, donde buena parte de desarrollo productivo está puesto ahí, muchos dicen que la desaceleración de la economía es por el tema minero y si diéramos espacio a los proyectos mineros, la recuperación económica vendría. Pero viene la pregunta: ¿vamos a seguir con esto de explotar el cobre e importar el mineral en bruto, sin incorporar valor agregado? Ese es un tema que también queremos discutir, y en las Regiones”.

Ejemplificó: “Nosotros tenemos la idea de desarrollar en las Regiones los distritos industriales pesqueros, que sean las pequeñas y medianas empresas que trabajan la pesca artesanal, sean el foco de desarrollo de la actividad pesquera de Chile. Incluso podrían exportar, pero productos con valor agregado. Chile está sobreviviendo hoy con la exportación de algas. Se sacan en bruto y regresan a Chile como alimentos, como productos químicos, cosméticos, todo procesado en Japón y en China. Y nuestra política como Estado hacia eso, es cero”.

Una de las conclusiones de Daniel Núñez fue el “enfatizar que la sustentabilidad está basada en pasar a otro modelo de desarrollo y sobre eso tenemos muy pocas propuestas y no se transforma en política pública. Esa es una debilidad política del sector de izquierda de la Nueva Mayoría y de todos los que queremos crear alternativas reales para el país”.

Fuente: ICAL

DEJA UNA RESPUESTA