Documento: Análisis del Conflicto Municipal

0
252

Introducción: Desde ya varias semanas hemos sido testigos de un conflicto cuya solución se arrastra por años, los funcionarios municipales de todo el país se encuentran en paro de sus funciones producto de demandas irresolutas del gremio. Las demandas se traducen en cinco puntos, a saber:

•    Incremento Previsional
•    Readecuación de las plantas Municipales
•    Asignación Profesional, Técnica y de Responsabilidad
•    Los Programas de Mejoramiento de la Gestión (PMG)
•    Además de los cupos para los funcionarios rezagados de la Ley N° 20.649

De éstos puntos cuatro de ellos pasan necesariamente por leyes que deben ser enviadas por el ejecutivo y aprobadas por el parlamento, cuestión que se complica producto de la fase terminal en la que se encuentra el gobierno de Sebastián Piñera.

La última propuesta del ejecutivo dice relación con dar solución mediante protocolo de acuerdo a uno de los puntos, el que se refiere a los PMG, bonos que en la actualidad  corresponden a un tercio de lo que recibe el resto del sector público, la propuesta consiste en homologar éstos en un plazo de 25 meses, no obstante y en la línea que ha planteado el gobierno dicho incremento sería a cuenta del fondo común municipal, lo que implica recargar más las ya alicaídas arcas de varios municipios. Al resto de los puntos, el gobierno ofreció mesas de trabajo pensando en el despacho futuro de proyectos de ley, sin especificar contenidos ni plazos de resolución.

Consideraciones Política-Administrativas

En lo concreto el Estado de Chile va hacia un proceso de modernización y ajuste, respecto a sus funciones y atribuciones, de ello lo más rezagado es lo que tiene que ver con el sistema municipal, o sea el sistema de atención del Estado respecto de la demanda más directa de los ciudadanos en lo concerniente a atención y soluciones.

En las elecciones del día 17 de noviembre serán elegidos los CORES, los cuales producto de la nueva ley de atribuciones para este estamento, pasarán a jugar un rol preponderante en cuanto a la repartición de recursos y con ello en la definición de los polos de desarrollo de cada una de las regiones y comunas de nuestro país, este elemento se vuelve fundamental a la hora de analizar los elementos centrales de la problemática actual.

En lo principal, los funcionarios municipales han sido rezagados en cada una de sus aspiraciones, respecto a sus funciones y garantías, lo cual redunda en un dejo de menosprecio y desinterés por parte de la administración central a su función, lo anterior se arrastra por años y la solución definitiva pasa por políticas de fondo que aborden el problema.

En este marco es importante destacar que de los cinco elementos demandados, podemos en lo inmediato abordar tres de ellos, los otros dos responden a elementos particulares, históricos, que implicarían una destinación de recursos que deben ser afrontados por medio de un acuerdo nacional, vía proyectos de ley, como será explicitado más adelante.

En lo central, es necesario abordar seriamente la readecuación de los roles que juegan los municipios en la repartición estatal, no deja de ser cierto que estos son  las estructuras estatales más cercanas y por tanto las que deben dar las respuestas en primera instancia a las demandas ciudadanas, por tanto, deben contar con personal suficiente e idóneo para responder a dicha demanda. Estos deben tener remuneraciones acorde a las exigencias de sus funciones, es por lo mismo que no parece rara la demanda en cuanto a homologación de grados y responsabilidades con el resto del sector público (punto 3 del Petitorio).

Por otra parte, es cierto que las plantas administrativas de los municipios responden a realidades distintas a las imaginadas inicialmente, por lo que deben ser readecuadas según las particularidades actuales de cada municipio, en esto es importante destacar que no son todas las comunas iguales y por tanto la subvención del Estado debe ser diferida en tanto su número de habitantes e intereses de desarrollo, es en esta línea que resulta idóneo la modificación a los criterios que hoy fija la Ley Orgánica de Municipalidades en cuanto a las plantas funcionarias y sus atribuciones (punto 2 del Petitorio).

Finalmente es importante destacar que la premisa de a igual trabajo igual remuneración, es justa y adecuada, en ese sentido hay que estructurar la demanda de igualdad de bonos en una consideración justa, es decir, en la medida de la homologación de responsabilidades y funciones, tanto los salarios como los bonos deben ser correspondientes al resto de la administración pública (Punto 4 del Petitorio)

En lo referente a las dos demandas adicionales, podemos plantear que por una parte la renovación de la planta  es necesaria para poner en línea al personal municipal con los nuevos desafíos, en esta dirección es adecuado un programa de incentivo al retiro que vaya más allá del 2013, tal como hoy establece la ley 20.649. Así mismo podemos mencionar la injusticia en cuanto a las demandas previsionales de los trabajadores, las cuales deben ser resueltas de la mano con nuevas condiciones del sistema previsional en un futuro (Punto 1 y 5 del Petitorio).

Las acciones a Futuro

Generar las modificaciones en la Ley Orgánica de Municipios que permita homologar los desempeños, atribuciones y obligaciones de las funciones de estas reparticiones, lo cual permitirá replantear el rol de los municipios y por tanto de los funcionarios en la puesta en marcha  de las estructuras del Estado.

Dichas modificaciones deben ir en la línea de generar atribuciones individuales, según condiciones y particularidades de cada una de las administraciones locales, para un mejor desenvolvimiento del Estado a lo largo del territorio.

En ésta línea asumir el compromiso de a igual trabajo igual remuneración, siempre y cuando las condiciones de servicio de las prestaciones  sea símil y por tanto en estándares parecidos de desempeño.

En cuanto a los plazos podemos mencionar los siguientes:

Igualación de bonos de gestión: éste ha sido punto sensible de las negociaciones y en lo real es posible homologar los bonos de gestión en plazo de 24 meses a cuenta de las cajas de la administración central.

La homologación de las escalas funcionarias, va de la mano con un proceso de readecuación de la Ley Orgánica que rige hoy por hoy a los Municipios del país, hay que poner en línea las leyes que fijan los funcionamientos de la administración del Estado en sus distintos niveles, local-intermedio-central.

Las Plantas funcionarias deben ser correspondientes con las políticas de Desarrollo Local y por tanto las plantas funcionarias deben también responder a las necesidades fijadas según el consenso de la administración central con las organizaciones locales para cada una de las comunas.

Los dos puntos anteriores son paulatinos, entendiendo que no podemos modificar el funcionamiento del Estado por lo que hay que desarrollar un plan que dentro de seis años permita abordar cada una de las temáticas propuestas con cada una de sus particularidades.

DEJA UNA RESPUESTA