Del Mejor Censo de la Historia al Pepelón de Clase Mundial

0
452

Por «serios problemas», en aspectos que son «esenciales» para su validez, la comisión técnica convocada por el INE para revisar las cifras del último Censo recomendó que el proceso debe repetirse el año 2015. De esa manera, el que fue calificado por Piñera como «el mejor censo de la historia» se transformó en uno de los más serios, entre sus numerosos bochornos, al punto que debió citar a un comité político de emergencia, para ver qué hacen con el bacalao. El Director del INE, quién afirmó con desusada franqueza que «no esperaba un tsunami de esta magnitud», estirará inútulmente el chicle, con la solicitud de una segunda opinión. Aunque no es la arista principál, no es menor el dato que el «condoro» se farreó la friolera de 20 mil millones de pesos.

El Presidente Sebastián Piñera encabezó en La Moneda un comité político extraordinario debido al caso Censo 2012, luego que la Comisión Asesora Externa recomendara realizar un nuevo proceso abreviado en 2015.

En la cita participaron el ministro del Interior, Andrés Chadwick, junto a los titulares de la Segegob, Cecilia Pérez, Segpres, Cristián Larroulet, entre otros.

La instancia deberá tomar definiciones respecto a aceptar la recomendación de la comisión y efectuar un nuevo Censo, o si por el contrario, esa opción es descartada por el Ejecutivo.

Si bien la sugerencia es para 2015, varias decisiones deben tomarse desde ya, pues se debe realizar un trabajo previo y éste también debe ser incluido en la ley de Presupuesto.

El panel de expertos, integrado por David Bravo, Osvaldo Larrañaga, Isabel Millán, Magda Ruiz y Felipe Zamorano, concluyó que la muestra realizada el año pasado cuenta con «serios problemas» en aspectos que son esenciales en este tipo de instrumento y recomendó no utilizar los datos del Censo para la elaboración de cifras oficiales.

En una conferencia de prensa que se llevó a cabo esta mañana, la comisión indicó que los antecedentes dan cuenta de que no se cumplieron los estándares de transparencia y atribuyó los problemas, entre otros factores, a la falta de preparación para enfrentar el cambio de metodología respecto a las mediciones que tradicionalmente se efectuaban sólo en un día con el trabajo de miles de voluntarios.

Larrañaga afirmó que el catastro ”adolece de serios problemas en aspectos que son esenciales para el cumplimiento de sus objetivos”.

A ello se suma, agregaron, el mal clima organizacional al interior del INE en momentos que se llevaba a cabo la medición en todo el país, “por efecto de fuertes divisiones internas y un estilo de conducción vertical”.

El experto precisó que la alta tasa de omisión de 9,3% de personas que finalmente no fueron censadas es uno de los problemas más graves que presenta el catastro, ya que es tres veces superior a los obtenidos en censos recientes en otros países de la región.

“La tasa de omisión de 9,3% es un promedio nacional, pero afecta con más fuerza a un conjunto de comunas y a un conjunto de personas, según nuestras estimaciones, una quinta parte de las comunas, tendría un porcentaje de omisión superior a un 20%”, advirtió.

La Comisión concluyó que, debido a la confluencia de diversos factores, el proceso censal “resultó plagado de problemas y dificultades que, a juicio de distintos entrevistados, pudieron haber originado un desastre en el Censo”.

El proceso tuvo un costo de 16.700 millones de pesos, equivalentes a más de 33 millones de dólares.

La comisión recomendó llevar a cabo un nuevo Censo abreviado en dos años más, que contaría con un menor número de preguntas comparado con el de 2012.

El  cuestionado Censo se inició oficialmente en abril del año pasado, oportunidad en la que las autoridades de la actual administración aseguraron que se trataba del más moderno, seguro y profesional que se haya hecho, puesto que por primera vez se desplegarían en el país más de 14 mil personas  capacitadas y contratadas para trabajar como supervisores, encargados de local y censistas.

De acuerdo al informe que entregaron hoy, la tasa de omisión de la población, es decir, la gente que no fue encuestada, asciende a un 9,3% «porcentaje que es tres veces lo obtenido en Censos recientes en otros países de la región». Agregaron que dicha cifra es un promedio nacional, pero en algunas comunas puede llegar incluso al 20%.

El análisis también señala que la difusión de resultados del Censo, en agosto de 2012, no cumplió con los estándares de transparencia que requiere la función pública y que hubo muy escaso tiempo de preparación después del último cambio de metodología desde un censo de hecho a un censo de derecho.

Además, se indicó que el proceso fue acompañado de un mal clima organizacional el interior del INE «por efecto de fuertes divisiones internas y un estilo de conducción vertical».

Sin embargo, los expertos puntualizaron que si bien la responsabilidad directa sobre los aspectos anteriores se encuentra en la dirección del INE a partir de 2010, hay también responsabilidad por parte de la administración previa del INE, por cuanto se produjeron atrasos y dificultades en los preparativos que debieron tener lugar en los años 2008 y 2009″.

El nuevo Censo de población y vivienda se aplicaría de manera acotada, por lo que tendría un número menor de preguntas que el cuestionario 2012. «El censo abreviado que se propone debiera realizarse en la forma de un censo de hecho y en un día declarado feriado a tal efecto», indicó el informe.

Según, la ex funcionaria del INE, Mariana Alcérreca, «sólo para los trabajo del 2012 se gastaron 16 mil setecientos millones de pesos».

Director del INE pedirá una segunda opinión: «No esperaba un tsunami de esta magnitud»

El Director Nacional del INE, Juan Eduardo Coeymans, aseguró que consultará una nueva opinión con alguna organización internacional, luego de los resultados dados a conocer hoy por la comisión revisora externa que recomendó la realización de un nuevo Censo en 2015 y sugirió que los datos del sondeo de 2012 no se utilicen para la toma de decisiones en las políticas públicas.

«No esperaba un tsunami de esta magnitud», dijo Coeymans al referirse a las conclusiones de la comisión.

Agregó que dentro de los resultados que arrojó el diagnóstico de la comisión es que no hubo manipulación de los datos.

Anunció que someterá a una evaluación de expertos internacionales las recomendaciones de la comisión de expertos convocada por el INE, que aconsejó realizar un nuevo censo para el año 2015, tras detectar «serios problemas» en el estudio de 2012.

Dijo: «estoy muy agradecido del informe y es un hito que estábamos esperando para concluir la investigación sumaria (…) pero yo necesito una segunda opinión».

Consultado respecto de si la decisión de un nuevo censo quedaría para el próximo gobierno, o si esto sería comunicado en el actual gobierno del Presidente Piñera, Coeymans dijo que espera que la decisión se tome en «este Gobierno». Sin embargo, explicó que aún no se ha decidido qué organismos harán estas recomendaciones, ni cuánto se demorarían.

Según el director del INE, la solicitud de recomendaciones a expertos internacionales antes de definir un nuevo censo, se puede comparar con lo que hace alguien que va al doctor y le recomiendan cortarse una pierna. «Claramente uno tomará una segunda opinión, porque quizás no hay que cortar la pierna y se puede curar con una quimioterapia».

A pesar de todo, el economista insistió en que se le había dado toda la libertad para repetir el censo si es que fuera necesario, pero que los costos para el país de repetir un estudio así son altísimos, por lo cual él prefiere esperar a una segunda opinión.

Coeymans dijo que ayer a las 19:30 horas recibió los resultados de la comisión, los que comenzó a analizar de inmediato. Agregó, además que no se ha comunicado con el Presidente de la República.

Juan Carlos Latorre: «El Gobierno debe asumir»

El diputado DC Juan Carlos Latorre, quien preside la Comisión Investigadora de irregularidades en el INE, calificó como gravísimo el resultado del informe  emitido por la comisión de expertos economistas que propusieron un nuevo Censo para el año 2015, donde según indican, un 9,3% de la población fue omitido en el último Censo, por lo que proponen uno nuevo que tendría un carácter abreviado.

“No creo que haya mejor sugerencia que la que hace este grupo de expertos, yo creo que cualquiera de los parlamentarios tendría que aceptar que un grupo de expertos de alta calificación internacional hagan esta propuesta difícilmente podría ser puesta en tela de juicio”.

El diputado DC además señaló que el director subrogante del INE, Eduardo Coeymans, citó a una asamblea de carácter extraordinario a los funcionarios de la entidad, donde les advirtió de este informe, que a su juicio tendría un carácter tendencioso lo que a su juicio nunca ha sido así ni para él como presidente de la comisión ni para la bancada que junto a toda la oposición solicitó esta investigación:

“Esto lo va a tener que saber el presidente de la República, el ministro de economía que no debe estar muy contento con esta noticia  y nosotros planteamos como bancada de la democracia cristiana la necesidad de una comisión investigadora y  en conjunto con el resto de la oposición, la gente de gobierno y en particular de la alianza veían con mucho temor que nuestro objetivo fuera simplemente poner en tela de juicio a quien entonces era Ministro de economía, Pablo Longueira pensando que la responsabilidad política pudiéramos cargársela a él y nosotros dijimos que no teníamos intención que un ministro pusiera la cara por esta cantidad de errores y se produjo conflicto entre trabajadores y el ex director y nuestra intención no es entrar en juicio político como tema central, sino ayudar a que esclarezca esta situación hasta el último detalle y que podamos todos junto ver cómo podemos resolver esta gravísima situación para el país”.

Latorre fue claro en señalar que aquí lo que queda es rescatar a una institución que se ha visto mermada en su credibilidad “Este gobierno siempre nos hizo ver que ellos tenía la calificación técnica, que ellos eran los eficientes, que iban a ser rigurosos  y este es un ejemplo más de que eso no era así, que ellos también podían cometer errores gravísimos como este y eso es lo que está quedando en evidencia y la verdad es que nosotros tenemos que rescatar a esta institución porque es una institución clave para nuestro país, entonces no nos podemos dar gustos políticos. El director actual del INE sabe que nuestra disposición es investigar y colaborar y si hay que repetir este Censo acompañaremos al gobierno a que machamente asuma que aquí colocó a un tipo que no se la podía”.

Finalmente, dijo que en el Censo 2012, se gastaron más de 20 mil millones de pesos.

Senador Quintana: “Este gobierno destruyó en un par de meses una tradición de más de 20 años”.

EL presidente del Partido Por la Democracia, senador Jaime Quintana, se refirió al informe entregado por la Comisión Externa del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), destacando que sus conclusiones sólo refuerzan los cuestionamientos hechos al Censo 2012 por lo poco confiables que son las cifras entregadas en este estudio para fines oficiales.

“El que iba a ser el mejor censo de la historia de Chile terminó siendo el más dramático caso de dilapidación de recursos públicos, y un atentado a la imagen institucional de la república” destacó Quintana.

Para el timonel del PPD, con los resultados del Censo 2012 es imposible determinar las políticas públicas ya que una quinta parte de las comunas tendría un porcentaje de omisión cercana al 20%, haciendo imposible cualquier tipo de planificación que requiera la determinación de los públicos objetivos.

“Con estos datos llegamos a la conclusión dramática que no sabemos cuántas viviendas se necesitan, cuánta agua y alcantarillado se requiere, cuál debe ser la oferta educativa o la dotación de policías en el 33% de las comunas del país”.

La comisión además recomendó realizar un censo abreviado de población y vivienda para el 2015 y asimismo comenzar desde ya con los preparativos del Censo 2022.

“La recomendación de comenzar desde ya con la preparación del Censo del 2022 deja de manifestó que el INE no planificó debidamente y no evaluó preventivamente la calidad de la ejecución que iba a realizar. Piñera nos ofreció un Censo Histórico, y lo único que obtuvimos de él y del  Misterio de Economía fue la destrucción en un par de meses una tradición de más de 20 años de modernización del Estado en Chile” resaltó el timonel del PPD.

Finalmente el senador Jaime Quintana exigió que las responsabilidades políticas, penales y civiles sean investigadas y que respondan quieres resulten culpables.

Harboe: “Estábamos muy lejos del mejor Censo de la historia”

Tras conocerse la recomendación, por parte de una comisión externa del INE, de realizar un censo abreviado para el 2015, el diputado por el PPD y miembro de la comisión investigadora del funcionamiento del Instituto Nacional de Estadística de la Cámara,  Felipe Harboe, señaló, que era “lamentable” que tenga que repetirse el Censo bajo la modalidad –abreviado- debido a que esto significará “varios miles de millones de pesos adicionales al Estado, que pudieron haberse utilizado en gasto social”.

El parlamentario indicó que es “muy importante que el gobierno asuma la responsabilidad de que se ha realizado un pésimo Censo”, agregando que “ha quedado demostrado que lejos de estar en presencia de la historia como señalaron las autoridades estamos en presencia del peor Censo que se ha realizado”.

“Hoy día una comisión de expertos, sin ningún tipo de intencionalidad política ha señalado que estamos en presencia de un mal Censo y lo que es más grave, acusa falta de transparencia del director anterior del INE, Francisco Labbé, quien informó a la ciudadanía cifras sin establecer la rigurosidad que se requiere desde el punto de vista estadístico”, manifestó el legislador.

Felipe Harboe lamentó que “una institución integrada por profesionales y técnicos de primer nivel esté siendo cuestionada por la opinión pública”, ya que eso, dijo, “será una de las herencias lamentables de este gobierno”.

Por último, el diputado Harboe sostuvo que “sería lamentable que el gobierno intente endosar responsabilidades (sobre esta situación) a gobiernos anteriores”, aunque, expresó “este gobierno se ha caracterizado por declarar que todo lo que le resulta mal es culpa del gobierno anterior”.

7 claves para entender el escándalo de “el mejor censo de la historia”

Luego de que este miércoles, una comisión externa al Instituto Nacional de Estadísticas (INE) recomendara revisar los resultados del cuestionado Censo realizado en 2012, además de llevar a cabo un censo abreviado en 2015, el Gobierno optó por no repetir el proceso, indicando -a través del director del INE,  Juan Eduardo Coeymans,- que pese a que el informe es un “verdadero tsunami”, sus recomendaciones se someterán a un análisis de parte de expertos internacionales para tomar a continuación una decisión final.

Revisa aquí los hitos que han marcado a un procedimiento que mutó desde un orgullo del que presumir a un verdadero dolor de cabeza para el Gobierno de Sebastián Piñera, esto debido a que se generaron múltiples críticas, que incluyeron la salida y renuncia de funcionarios y autoridades:

1.- El censo de Derecho:

El censo 2012 se realizó a lo largo de todo el país entre el 9 de abril y el 15 de julio de ese año. El proceso estadístico fue definido como un Censo de Derecho, que se basa en el concepto del residente habitual para asociar personas a viviendas; de ahí que fuera posible recolectar la información en lapso prolongado diferencia del censo de Hecho.Según funcionarios del INE la consulta tuvo un costo de 16.700 millones”(cifra que equivale a 35 millones de dólares).

Para este proceso se convocó a más de 17 mil personas, entre censitas, encargados de local y supervisores, mientras el máximo responsable del INE, Francisco Labbé definía el proceso como “exitoso y sin precedentes a nivel nacional.”

Entre sus resultados entregados a principios de abril de este año, se destacó que la población chilena llegaba a 16.634.603 millones de personas. Así se contabilizaron 8.101.890 hombres, mientras que las mujeres alcanzaban 8.532.713.  Además resultó llamativa la baja del analfabetismo ya que se indicó un 97,76% de la población sabía leer y escribir, junto a una caída en la natalidad hasta un 1,45 hijos por mujer.

Tras las cifras, el Primer Mandatario dijo que la información “nos permitirá prepararnos para los desafíos futuros, así como diseñar mejores políticas públicas para quienes más las requieren, que son los sectores más vulnerables y la clase media”.

El ex ministro de Economía Pablo Longuiera, destacó como uno de los principales defensores de cuestionado empadronamiento. Ya en agosto de 2012, indicaba que se había cobierto al 98,34% de las viviendas a nivel nacional, indicando que“pusimos al Censo chileno a nivel internacional, con una metodología acorde a los tiempos que vivimos, y esto permite obtener información de mejor calidad para así diseñar las políticas públicas que acompañarán a los chilenos en los próximos diez años”.

A principio de abril de este año, Longueira señalaba que “Chile era hasta ahora el único miembro de la OCDE que realizaba un censo de hecho. Este nuevo censo moderniza la manera de medir, porque se realizó en tres meses, con personal capacitado y por primera vez se consideró como residencia el lugar donde realmente viven los chilenos y no donde aleatoriamente se encuentran en el momento de la encuesta como sucedía antes”.

El 23 abril el secretario de Estado subrayaba su respaldo a la figura de director del INE al indicar que ”no tengo más que respaldar a Francisco Labbé, me parece que ha sido un gran director del INE, lideraron un censo con la más alta cobertura que ha tenido Chile. Soy testigo del profesionalismo y es por eso que para los cambios metodológicos que hay que hacer, hay que tener un criterio, no puede ser que porque haya una persona de un banco que plantee que se requiere hacer cambios, finalmente empecemos a cuestionar la institución”. Y al día siguiente añadía que “tenemos un INE fuerte, serio y que, mediante este proyecto, se está poniendo a la vanguardia de sus pares internacionales”.

2.- La denuncias surgidas puertas adentro:

Fue a fines de abril, cuando Ciper dio a conocer una investigación en la que apuntaba una adulteración en el número de personas censadas el 2012, donde el INE informó de 16,3 millones cuando la cifra real era 15,8 millones. Luego Mariana Alcérreca, asesora del director Labbé, confirmó al mismo medio la manipulación de las cifras, subrayando que el titular del organismo, estaba en conocimiento de las irregularidades y que actuó de tal manera para ocultarlos.

“He llegado a la convicción de que se tiene que saber la verdad. Y como estoy convencida también de que el ministro de Economía no ha dado ninguna instrucción al INE para avalar los errores técnicos que se han cometido, respondo a esa autonomía técnica que debe tener el INE y su personal, y actúo en consecuencia”, dijo Alcérreca.

La funcionaria incluso detalló que se le dijo: “mostremos los 15 millones 800 mil efectivamente censados, y digamos qué le sumamos para llegar al total de 16 millones 600 mil. Y el director me dice: ‘No, vamos a decir que censamos 16 millones 600 mil’. Yo digo: ‘Pero es que eso no es verdad’. Y él me dice, textual: ‘No seas huevona, no te dispares en los pies’.  Yo lo miro y digo: ‘Prefiero ser huevona a mentirosa”.

Pero esta no fue la única denuncia. Pocos días antes, fue despedida la subdirectora técnica de INE, Marcela Cabezas, quien criticó la metodología de recolección de datos, Esto provocó una ola de rechazo entre los profesionales y técnicos del organismo. De hecho, los jefes de departamentos técnicos y de operaciones publicaron una carta evidenciando fallas, tanto en el Censo como en la medición del IPC.

3.- La renuncia de Francisco Labbé:

Tras la denuncia del Alcérreca no demoró en concretarse la renuncia de Francisco Labbé. Hasta su salida Labbé insistió en descartar de plano la existencia de irregularidades en el proceso censal.  De cara a las denuncias de Ciper, el ex funcionario retrucó que “quiero aseverar tajantemente que esa afirmación es falsa y que el trabajo realizado por la institución que dirijo, se ha ajustado a los estrictos protocolos que los países desarrollados han establecido al respecto”.

“Es importante remarcar que no hay error en los datos censales, ya que las fe de erratas son propias de cualquier publicación estadística. La mejor demostración de transparencia es dar a conocer cualquier nueva información de manera pública y oportuna. Al respecto, quiero informar que a partir del 30 de mayo la base de datos completa innominada estará a disposición de todos los investigadores que la requieran, siendo su acceso gratuito”, agregó.

4.- Los ribetes judiciales del caso:

Tras la renuncia de Labbé, el mismo subsecretario de Economía, Tomás Flores, enfatizó que entregaría a la justicia, “los antecedentes que se requieran para asegurar que el Censo se desarrolló con total transparencia”. Así a fines de junio, la Fiscalía Centro Norte citó a declarar Labbé.

5.- La Comisión investigadora:

En mayo pasado, la Cámara de Diputados dio el vamos a a trabajo de una comisión investigadora centrada en las polemicas asociadas a las irregularidades asociadas a la consulta de 2012 y la tasa de omisión de la población  que según el informe de la comisión externa -conservadoramente- llega a un 9,3%. La instancia fue solicitada por la bancada de la DC y está liderada por el diputado, Juan Carlos Latorre.

6.- El desembarco de Coeymans y la certezas de Longueira:

El 29 de abril se produjo la llegada al INE de Juan Eduardo Coeymans. Este ingeniero comercial y experto en estadísticas de 66 años, contaba con un extenso y destacado currículum. Se ha desempeñado como profesor del Instituto de Economía, director del Magíster en Macroeconomía Aplicada y director del Programa Interamericano de Macroeconomía Aplicada de la Universidad Católica. Además ha formado parte del  Grupo de Política Monetaria (GPM), el grupo de expertos que predice el precio del cobre, integrante de la Comisión del Ministerio de Hacienda para la determinación del PIB y fue asesor del Ministerio de Relaciones Exteriores para el Tratado de Libre Comercio con EE.UU.

Con la meta de recuperar el prestigio de la institución, el nuevo jefe de servicio, anunció que demorarían aproximadamente un mes en revisar los datos del Censo 2012. “Lo importante es que las fichas censales están digitalizadas. Eso nos da un respaldo de la información levantada. Esa es una buena noticia, la materia prima está y (también) la intención de tener absoluta transparencia, de decir la verdad en las cifras de la población”, señaló.

Tras el nombramiento de Coeymans, Longuiera, aseguró que no hubo adulteración en los datos. “Acá no ha habido una sola instrucción o decisión para adulterar los datos obtenidos en el Censo. No sé que objetivo se puede buscar al dar una orden de esa naturaleza”, dijo.

Según el ex secretario de Estado y ex candidato, hoy alejado de la política, “hay información que no se ajusta a los hechos. Las cifras censales no son las cifras oficiales. No se logra el 100% de cobertura en ningún lugar del mundo”. Igualmente se encargó de enfatizar que “Chile no necesita un nuevo censo”.

7.- Las disculpas del director del INE:

A fines de julio pasado, Coeymans, acudió a la comisión investigadora de la Cámara de Diputados que indaga las irregularidades en la entrega de los resultados del Censo 2012, ocasión en la que pidió disculpas por los cuestionamientos generados hacia el organismo.

“Hay que sacar lecciones de lo que ocurrió, pero hay que mirar hacia adelante”, admitió Coeymans y a renglón seguido apuntó que, junto a la revisión de la comisión externa dado a conocer hoy, el informe final de revisión de los resultados del proceso estarán listo en septiembre. “Yo no voy a tapar nada y esa es la orden del Presidente”, subrayó.

Coeymans señaló a fines de julio pasado que a fines de agosto, se debería tener la cifra final de habitantes del país, que según el director, debería andar por el orden de los 15,8 millones de personas, cifra cercana a la entregada en abril de este año.

DEJA UNA RESPUESTA