CUT Propone Impuesto a las Transacciones Financieras y Royalty Minero

0
466

La Central Unitaria de Trabajadores, CUT, a través de su Instituto de Estudios Laborales, entró de lleno en el debate en torno a la reforma tributaria, proponiendo dos medidas para aumentar la recaudación fiscal hasta 30% del PIB: crear un impuesto a las transacciones financieras y nuevo royalty a la minería, que llegue al 26%, en vez del tope máximo de 14% que actualmente existe.


«El crecimiento de las tributaciones debe ser en la dirección de cambiar hacia una estructura tributaria progresiva, eliminar la evasión comenzando por el FUT y eliminar las exenciones generalizadas. El cambio de la estructura implica un aumento del impuesto a la renta al menos por tres vías: eliminación del FUT, Tasa a las Transacciones Financieras y un royalty a la minería mayor», señala el documento.

«El objetivo declarado debe ser alcanzar al menos el 30% de ingresos fiscales para los próximos 5 años y avanzar así hacia estándares internacionales de los paises desarrollados, el crecimiento del país y la derrota de la desigualdad deben ir de la mano con políticas que fortalezcan el rol del Estado en sus funciones sociales, económicas y medioambientales», se agrega en el texto.

Según el estudio, el problema del FUT es que generó «una serie de vicios como la creación sociedades y fondos de inversión cuyo único objetivo era registrar las utilidades como reinversión y evitar que pagaran el impuesto a las personas. Además, las remesas que quedaban en el FUT podían ser reinvertidas en negocios en el exterior, sin necesidad de remesar hacia Chile, con lo que el SII perdía facultad fiscalizadora».

Si bien no se entrega un cifra específica de a cuánto debería legar un eventual tributo a esta actividad financieras, el documento de la CUT sostiene que 40 países utilizan esta tasa, la que recauda un total de US$38 mil millones.

«Sabemos que para los países latinoamericanos el imponer una tasa del 1% a las transacciones financieras dejará alrededor de un 1,8% del PIB en las arcas fiscales, además este impuesto tiende a subir, pues las transacciones financieras no se han estabilizado aun en el mundo y siguen creciendo cada año a tasas muy altas», indica el documento del Instituto.

El documento expone que al actual nivel del impuesto específico a la minería provoca pérdidas para el país, por lo que propone aumentarlo hasta 26%, mientras que el royalty sobre las ventas debería llegar a 12%.

«Esta estimación es conservadora porque el precio del cobre promedio en el largo plazo, probablemente sea mayor a US$2, dado el dinamismo que tienen los grandes países en desarrollo. Actualmente, el precio ha llegado a los US$4. Para un precio medio de US$2,5, el impuesto específico (IEM) debería ser del orden de 37%», concluye el informe.

DEJA UNA RESPUESTA