Las senadoras PS Isabel Allende y DC Ximena Rincón, junto a las diputadas Carolina Goic (DC), Denise Pascal (PS), Cristina Girardi, Ximena Vidal y María Antonieta Saa del PPD, cuestionaron la “letra chica” del proyecto de ley sobre sala cuna para las mujeres trabajadoras que anunció el gobierno, calificando la iniciativa como  segregadora, no universal y discriminatoria para trabajadoras y trabajadores.

La senadora DC Ximena Rincón recordó que en mayo del 2012 “le pedimos al Ejecutivo que apoyara un proyecto de ley que presentamos sobre el derecho a sala cuna para papás y mamás trabajadoras, y nos respondió la ex ministra del Trabajo Evelyn Matthei el 28 mayo acusando recibo de nuestra iniciativa y diciendo que el gobierno la iba a estudiar”.

“Sin embargo –agregó- el proyecto anunciado en estos días por el gobierno de Piñera “pierde la esencia de lo que nosotras le planteamos hace más de 1 año: primero, porque nuevamente la letra chica se impone: éste no es un beneficio universal para todas las mujeres,  sino que para aquellas que hayan tenido 12 meses de cotización”.

Sostuvo que en segundo lugar “no establece un financiamiento solidario entre el empleador y el Estado, si no que lo deja de cargo finalmente del propio trabajador, al sacar parte de sus cotizaciones de seguro de desempleo para destinarlas a la cobertura de sala cunas y además usándolas para un tema distinto para el cuál fue concebido. Incluso hace un tiempo el gobierno dijo que una parte del seguro de cesantía era para mejorar las pensiones, y ahora dicen que es para la financiar salas cunas”.

“Hace 2 días el presidente de la Republica aclaró que iba a robustecer el seguro de cesantía, parece Mandrake el mago, no se como hace tantas cosas con el mismo dinero. Esto debilita la institución y no apunta a la calidad de este derecho y no recoge algo esencial: el derecho a sala cuna tiene que ser para los hijos e hijas de los papás y mamás que trabajen, no puede ser solo para los hijos de las mamás. Si queremos conciliación entre el tiempo dedicado a las familias y el trabajo, tenemos que abordar este tema de modo integral”, puntualizó.

Por su parte, la senadora PS Isabel Allende sostuvo que “cuando asumió la presidenta Bachelet nuestro país dio un tremendo salto cuando puso todo su énfasis en la educación preescolar, en los jardines infantiles, en Chile Crece Contigo, para acompañar a la mujer embarazada desde el inicio”.

Agregó que “lamentablemente la propuesta que está planteando el gobierno y que nos hemos enterado por la prensa, implica claramente un retroceso. Nosotros queremos universalidad y no queremos diferenciaciones entre los hijos de trabajadores o trabajadoras ni tampoco queremos diferenciaciones entre hijos de trabajadores que tienen cotizaciones 15 a 18 meses a trabajadoras que recién se van a incorporar. No queremos perjudicar a la mujer temporera que a lo menos  tiene que tener  8 meses”.

“Este proyecto como se ha dicho acá trae su letra chica de la que nosotros discrepamos absolutamente. Hemos insistido que tiene que haber universalidad, no puede haber diferenciación y tampoco queremos que se siga anunciando que se va a ir restando del fondo de cesantía para financiar uno u otro proyecto. Nadie sabe en este país como va a  seguir el futuro, nadie puede garantizar que vamos a tener cifras como las que tenemos hoy y nosotros queremos proteger ese fondo de desempleo y no ocuparlo para cualquier cosa que no es su función. Le exigimos al gobierno que cambie el proyecto anunciado”, puntualizó.

En tanto, en el PPD, la diputada María Antonieta Saa, recordó que hace poco el presidente Piñera se quejaba por la baja de la población infantil del país, ofreciendo un bono para las familias que tuvieran un tercer hijo, pero, dijo, “el cuidado de esos hijos no es solo responsabilidad de los trabajadores”.  “Si bien necesitamos salas cunas no puede ser planteado como se establece en el proyecto, donde se propone que sean las trabajadoras y trabajadores los que financien las salas cuna a costa su derecho de seguro de cesantía, es decir, se desmantela un derecho para tener el otro”, indicó la parlamentaria.

En este sentido, la también diputada PPD, Ximena Vidal, declaró que esto tiene que ver con un  tema de fondo,  que es “garantizar los derechos universales”, en este caso, indicó, “el derecho a sala cuna para que los padres y las madres de Chile puedan trabajar tranquilamente”.  “Hoy estamos en una situación política y social distinta por lo que el Estado tiene que hacerse cargo de las respuestas que las personas respecto de estas materias están esperando”, indicó.

Por último, la diputada Cristina Girardi (PPD) sostuvo que la iniciativa final que se aprueba “debe garantizar que cualquier espacio que se cree de cuidado infantil, sea de cuidado y de desarrollo de los niños y no casilleros donde se van a depositar niños” y eso, precisó, “tiene que ver con que se fijen estándares de calidad para las nuevas salas cunas y jardines infantiles”.  “No por asegurar cobertura lo vamos a hacer en desmedro de la calidad”, señaló. 

La diputada PS Denise Pascal  precisó que “el proyecto que lo tratamos con el ministro del Trabajo el lunes y se lo dijimos a él, es un proyecto que segrega: no es un proyecto universal hacia las mujeres y hacia la familia. Me llama la atención que un ministro que ha defendido la familia con este proyecto pretenda separar a la familia, ya que con la iniciativa solo las mujeres van a tener derecho a sala cuna y los papás que tienen hijo se quedan en casa”.

“Queremos sala cunas universal para la mujeres que trabajan y para los hombres que trabajan, cuando hacemos familia lo hacemos en pareja y no lo hacemos de un lado y de otro”, enfatizó.

“En segundo término –dijo- no aceptamos que se exija tener una cantidad de meses trabajados, porque así se le impide a una mujer que recién empieza a trabajar poder contar con sala cuna para su hijo. También la letra chica segrega a las trabajadoras. Y tercero, volvemos a hacer lo que se hizo en educación, de entregar una especie de vaucher a una persona para incentivar la creación de salas cunas privadas y no apoyar que el Estado ha hecho por años que es aumentar las salas cunas de Junji e Integra y favorecerlas en ese sentido”.

La diputada DC Carolina Goic, a su turno indicó que “todavía no conocemos el articulado del proyecto, no se ha presentado si no que más bien solo conocemos los anuncios públicos. Tenemos que conocer el texto específico, y cómo todavía no se ha presentado el proyecto, creemos oportuno reiterar nuestra propuesta para que sea incorporada a una visión más amplia”.

“Para nosotros es intransable la universalidad, un derecho para todos. Cuesta entender si queremos que las mujeres se incorporen al mundo del trabajo, se le pida cotizaciones hacia atrás, es un requisito que choca con el objetivo de permitir que las mujeres puedan trabajar. No queremos que se privatice la Junji, no estamos en contra que existan jardines privados y mejorar la calidad de los jardines de la Junji e Integra que no se ha planteado por el Ejecutivo”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here