Comisión de Salud Inició Discusión del Proyecto sobre Interrupción del Embarazo

0
596

La Comisión de Salud de la Cámara de Diputados comenzó este martes a las 17:00 horas el debate del proyecto de ley que busca despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo bajo tres causales: inviabilidad del feto, riesgo de vida de la madre y violación. A la comisión concurrieron las ministras de Salud, SERNAM, Secretaría General de la Presidencia y el Ministro de Justicia, quienes explicaron en detalle las causales consideradas y sus fundamentos.

 

En primer término la Ministra Secretaria de la Presidencia, Ximena Rincón, postuló que el país enfrenta una situación diferente de apertura e información y recalcó que esta iniciativa busca garantizar la dignidad y derechos humanos de las mujeres y proteger su vida.

El proyecto del Ejecutivo (boletín 9895) contempla la interrupción del embarazo por peligro para la vida de la madre, inviabilidad del feto y violación. En cualquier otra hipótesis el aborto continuará siendo ilegal.

Por su parte, la Ministra del Sernam, Claudia Pascual, explicó en detalle estas causales, recalcando su excepcionalidad. Añadió que un hecho relevante del mensaje del Ejecutivo es la necesidad absoluta del gobierno de hacerse cargo de abordar el debate sobre la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo, no imponer ninguna opción a las mujeres y garantizar la prestación de salud.

El Ministro de Justicia, José Antonio Gómez, en tanto, abordó los procedimientos considerados y la necesidad de contar con una expresión de voluntad expresa y por escrito de las mujeres, la autorización y debida información a los representantes legales, cuando se trate de casos de menores de edad, donde enfatizó que siempre se considerará el resguardo de las menores, para evitar una afectación mayor.

Finalmente, la Ministra de Salud, Carmen Castillo, precisó temas como la confidencialidad y la objeción de conciencia de los profesionales médicos. En este punto explicó que el proyecto considera que la objeción es una facultad individual y que no es posible el establecimiento de ésta por parte de una institución o persona jurídica.

“Reconocer en una persona jurídica el derecho a ser objetora de conciencia, legitimaría marcar una pauta valórica y que la imponga a sus trabajadores”, agregó.

La titular de Salud abordó las estadísticas oficiales existentes en materia de aborto en Chile, informando que desde el año 2001 al 2012, se registraron 32 mil abortos por diferentes causales y una mortalidad materna de un promedio de 18 casos al año, recalcando que en países desarrollados de la OCDE esa cifra llega a 9 casos.

Sobre los casos de embarazos de niñas y adolescentes, según cifras del Sename, el año 2013 hubo 3.292 embarazadas en sus dependencias. De estas, 198 correspondieron a víctimas de abuso sexual o violación.

Las edades de las niñas embarazadas productos de delitos de violación eran entre 14 y 15 años (36 niñas) y 12 y 13 años (17 niñas).

Reacciones Parlamentarias

El presidente de la Comisión de Salud, Juan Luis Castro (PS), valoró el clima de respeto con que se llevó a cabo la discusión de este proyecto y destacó que se hace de cara a la ciudadanía.

 “Aquí están presentes no solo los derechos reproductivos sino también la excepcionalidad, que es parte de las concepciones valóricas que todos hoy día reconocen que tienen que enfrentar en un drama social de la intimidad de una mujer”.

Por su parte, el diputado Víctor Torres (DC) dijo que en su partido llevarán adelante el debate respetando las diferentes miradas. Sin embargo, aclaró que acá se está hablando de despenalizar ante tres situaciones que son excepcionales y que detrás de ellas existen dramas humanos enormes.

“Ante esta situación me parece absurdo que nuestra sociedad mantenga penas que no reconocen la posibilidad que las mujeres puedan decidir si continúan o no con un embarazo”.

En contra de la iniciativa se manifestaron los diputados de la UDI, Gustavo Hasbún, Juan Antonio Coloma y Claudia Nogueira, quienes criticaron que el único foco del proyecto sea el derecho de la mujer, “invisibilizando absolutamente los derechos humanos del niño que está por nacer”.

Violación

Antes de su plena discusión, la causal de violación ha generado el debate. Esta permite el aborto hasta las 12 semanas en el caso de las mayores de 14 años y hasta 18 semanas en las menores de 14 años. Hay dudas respecto a estas fechas entre parlamentarios de la DC.

Por eso la presentación por parte del Gobierno fue con datos concretos en esta causal. Por ejemplo, durante el 2013, 533 mujeres menores de 14 años fueron abusadas sexualmente y entre los 14 y 17 años, 402 mujeres.

La ministra del Sernam, Claudia Pascual, sostuvo que «el Ejecutivo lo que está haciendo es promover un debate que nos permita legislar para despenalizar en estos ámbitos. Nos parece que la causal de violación es una de las razones importantes que se tienen que tener en cuenta».

«Es la primera exposición y, por lo tanto, poder explicar los fundamentos del Gobierno en tanto que argumentan el proyecto y poder comentar en base a qué premisa fue abordada», dijo respecto a sus expectativas sobre la primera sesión de esta tarde.

Además, el Gobierno argumentó que según cifras entregadas por el Sename, en 2014 esta institución tuvo 3.292 niñas embarazadas, 198 casos fueron por abuso sexual. Se trata de niñas entre 12 y 15 años.

Los ministros de Justicia, José Antonio Gómez; de Segpres, Ximena Rincón; Salud, Carmen Castillo; y del Sernam, Claudia Pascual, expusieron durante 40 minutos, defendiendo particularmente la violación como causal de aborto.

«Éste no es un tema nuevo. Existía en el pasado en nuestro país y se borró sin discusión legislativa. Aquí lo que estamos protegiendo es la vida de las mujeres. Aquí no hay una obligación del Estado de imponer una conducta a las mujeres, aquí lo que hay es la posibilidad de que las mujer voluntariamente decida, y eso es lo que hoy en nuestro país no tenemos», señaló Ximena Rincón.

«No tiene que ver con cárcel o no cárcel, tiene que ver con la libertad y la garantía de los derechos humanos de las mujeres que hoy día no están plenamente expresados», añadió.

Respaldo DC y rechazo UDI

Mientras que en la DC comenzaron su propia discusión en torno al tema y el diputado de la falange y miembro de la Comisión de Salud Víctor Torres dijo que «en la DC hay distintas miradas y la decisión ha sido no obligar a nadie respecto de estas materias con orden de partido ni instrucción de bancada».

«Lo más probable es que en la Comisión de Salud de la Cámara los parlamentarios apoyemos las tres causales. Lo mismo espero que ocurra en la Comisión de Constitución. Mi impresión es que la mayoría del partido va a apoyar el proyecto de la Presidenta», adelantó.

Mientras tanto, parlamentarios de la UDI han manifestado su rechazo a la iniciativa, como explicó Gustavo Hasbún, quien pidió iniciar una campaña para el uso de la píldora del día después.

«¿Qué pasa cuando nosotros hablamos hoy día de la legalización del aborto terapéutico en estas supuestas tres causales? ¿Qué pasa con la pastilla del día después? ¿No será mejor hacer una campaña educativa, informativa, para que se pueda utilizar la pastilla del día después por una violación o abuso?», indicó.

El proyecto no tiene urgencia, por lo que la próxima sesión se realizará el 31 de marzo con la presencia de los cuatro ministros.

DEJA UNA RESPUESTA