Baja el Precio del Cobre y Pagan los Trabajadores

0
622

La fuerte baja del precio del cobre, y la perspectiva de que su precio se mantendrá deprimido durante los dos próximos años, ha cobrado sus primeras víctimas. A la pérdida de nueve mil puestos de trabajo, se suma el anuncio de nuevas reducciones, por ejemplo, el El Abra, el peor negocio hecho por Codelco en su historia. Y como cabía esperar, lo que en el caso de los trabajadores significa despidos masivos, en las millonarias remuneraciones de las planas ejecutivas se reduce a «congelamientos».  

 

Junto a la pérdida de 9.000 puestos de trabajo que ha tenido el sector en los últimos doce meses se sumarán nuevas reducciones en los próximos días y semanas. El caso más patente hasta el momento es El Abra, una de las faenas más importantes del país, que la semana pasada anunció que recortaría en 50% su producción.

Se estima que de sus cerca de 1.500 trabajadores propios se podrían recortar entre 700 y 800 puestos, según el sindicato. A ello se podría sumar un número similar en contratistas, por una racionalización de los contratos ante la nueva realidad productiva.

De todos modos, Freeport McMoRan, que opera la faena, no ha establecido un número oficial de despidos, materia que se estaría evaluando en base a las necesidades.

En una comunicación interna informó que se suspendió el turno 7 x 7 que comienza esta noche porque están trabajando en un nuevo plan de funcionamiento, con menos dotación, el que debería funcionar desde ahora en adelante, incluyendo 2016 y 2017, períodos en que se espera tener menor producción.

La paralización que comienza hoy no tiene fecha de término, pero podría durar desde un par de días o hasta la primera quincena de septiembre.

Otros planes de reducción

Fuentes de la industria comentan que en Codelco también podría haber reducciones, principalmente en contratistas -donde la corporación ha estado revisando contratos- y en gerencias, tanto de la matriz como de las divisiones.

En ese sentido, cercanos a la estatal comentan que se podrían dar optimizaciones en algunos espacios. En el gobierno, en tanto, señalan que podrían impulsarse nuevos planes de retiro, además de los existentes en El Teniente y Chuquicamata.

Estos han tenido un funcionamiento dispar. El de la operación de la Región de O’Higgins tenía una meta de 200 personas para este año, lo que se cumplió en marzo, y a la fecha llevan 100 personas más, comentan trabajadores. Incluso estiman que dado el escenario actual, es probable que crezca el interés por acogerse a esta figura anticipándose a un eventual peor desempeño futuro.

En cambio, en Chuquicamata el plan ha tenido poco vuelo este año. De los cerca de 490, no se habrían sumado más de 30 personas a la fecha.

En  Anglo American podría darse una reducción en el área administrativa, luego que se concrete la venta de Mantos Blancos y Mantoverde.

Un comunicado de la empresa señaló que «como es de público conocimiento, el negocio de cobre de Anglo American se encuentra en un proceso de venta de sus activos menores en Chile. Los trabajadores de las operaciones ya vendidas tendrán continuidad de empleo con el nuevo dueño. Anglo American revisará su organización de manera que ésta se ajuste a la nueva estructura de activos en Chile, de acuerdo a los desafíos que enfrenta y a las necesidades de la empresa para mantener niveles adecuados de productividad y competitividad».

Desde la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC) calificaron las medidas como unilaterales y arbitrarias, asegurando que “esta conducta empresarial da cuenta de un estilo totalmente reñido con un comportamiento inclusivo, virtuoso y socialmente responsable, que debiese prevalecer como imperativo ético en todos los actores de la industria minera”.

Recordemos que Codelco ya dio a conocer los primeros resultados de su plan de reducción de costos, que les permitió tener excedentes por US$ 875 millones, con una disminución de costos directos e un 11% entre enero y junio y un incremento de producción de un 5,5%. Sin embargo la baja en el precio del cobre les significó implementar un plan de austeridad con congelamiento de las remuneraciones de la plana ejecutiva y redistribución de proyectos.

Lo anterior se tradujo en el retiro del proyecto Expansión Andina, o más conocido como Andina244, el cual estaba destinado a prolongar la vida útil de División Andina por otros 50 años, pero ahora será “reformulado” considerando los riesgos asociados a los altos costos y tiempos construcción.

Desde otro punto de vista, uno de los mayores fracasos del sistema neoliberal en Chile consiste en que la Gran Minería del cobre, con alrededor del 15% de participación en el PIB, representa alrededor del 1% del empleo.

DEJA UNA RESPUESTA