«Acordamos brindar nuestro apoyo a Michelle Bachelet porque es fundamental ser parte de un proceso que permita desplazar a la derecha y tener un gobierno distinto, pero no hemos definido estar o no en dicho gobierno”, advierte Claudia Pascual, integrante de la comisión política del Partido Comunista, recién incorporada al comando de la candidata de Nueva Mayoría en el área de mujeres, tema prioritario para la candidata. “Tenemos muchas voces opinando para imponer visiones sin respetar las distintas opciones. Hay que conversar sin imponer”, agrega la concejala por Santiago.

Antropóloga y actual concejala por Santiago, además de figura gravitante en la cúpula del PC, Pascual espera que el programa de la abanderada de la centroizquierda sea producto de una discusión sin prejuicios ni vetos a priori, además de recoger las demandas que ha levantado el movimiento social.

– ¿Cómo se dio su incorporación al comando de Bachelet?

-Nosotros habíamos propuesto gente como partido y entiendo que nadie fue rechazado. Tenemos ganas de configurar un programa de gobierno en sintonía y en respuesta a lo que las organizaciones sociales y la ciudadanía están demandando. En este caso fue el partido quien me informó sobre esto.

– ¿Cuáles son las materias que el PC intentará posicionar en materia de derechos de la mujer?

-Es una temática que he trabajado al interior del partido y en diversidad con otras organizaciones tanto políticas como sociales y me parece un desafío abordar las temáticas de género en todos los ámbitos y no sólo en una comisión específica que vea este tema, ese es el aporte que podamos hacer. Si bien hoy las mujeres no estamos en el mismo estatus que hace sesenta años, tampoco hay un avance tan grande como se debería y ese es parte del diagnóstico primario que hacemos. También hay que avanzar respecto a las decisiones de ellas y el respeto a sus vidas y a sus cuerpos. Son temas relevantes para nosotros que hay que enmarcar así como las libertades individuales en cuanto a opciones, porque eso debe estar garantizado para hombres y mujeres.

– ¿Eso debiera plasmarse en cuanto a la visión de ustedes sobre los derechos reproductivos?

-No nos hemos puesto de acuerdo como equipo aún sobre este tema desde el comando de Bachelet, pero a nosotros como partido nos parece que es importante debatir el tema en profundidad y no vetarlo, poder dar cuenta que la temática tiene algunas limitaciones como no poder dar reconocimiento a los derechos sexuales que tienen las mujeres en cuanto a autonomía. Esperamos que esto pueda ser debatido y en el mejor de los casos quedar plasmado en el programa.

– ¿Cuál es su visión sobre el aborto y cómo esperan que ello se exprese en la definición del programa?

-Creemos que hay que despenalizar a las mujeres que abortan. No se puede seguir penalizando a aquella mujer que ha tenido que llegar a esa difícil decisión. En segundo lugar, pensamos que efectivamente hay algunas causales sobre las cuales debería permitirse, pero insisto, esa es nuestra postura y no estoy hablando como comando de Michelle Bachelet sino como Partido Comunista.

– ¿Tendrán dificultad para posicionar esas ideas tras la inclusión de la DC en el comando?

-Esperamos que este diálogo se pueda dar sin prejuicios, porque es la manera en cómo nos hemos expresado los comunistas en los equipos de programa de los partidos de la Nueva Mayoría. Ahí hemos estado conversando y efectivamente hay diferencias en algunos temas. No sólo en esto los partidos no tienen las mismas opiniones, pero me parece que no hay que vetar ningún tema y que podamos discutirlos todos, tiene que haber posibilidad de dialogar.

“Hay que estar en sintonía con el resultado de las primarias”

– Desde la DC han sido claros en rechazar el aborto.

-No voy a adelantar un debate porque es un tema que vamos a discutir al alero del comando de Michelle Bachelet, pero sí me parece que hay que avanzar en materias que son demandadas por la ciudadanía. Creo en un Estado laico que dé respuestas para todas las posibilidades, que garantice el respeto de las libertades y eso debemos conversarlo para ver de qué manera se traspasa a la comisión específica sobre las mujeres. Todos los temas que impliquen debatir los derechos de las mujeres generan ruidos y lamentablemente aquí tenemos muchas voces opinando para imponer visiones sin respetar las distintas opciones. Tenemos que conversar sin imponer, en el marco del respeto a las opciones de todos. Ojalá no haya vetos a la discusión. Lo que mejor le hace al país y a una candidatura de nueva mayoría es respetar la diversidad.

-¿Teme que la incorporación al comando de figuras DC como René Cortázar y José de Gregorio lleve a modificar el programa, por ejemplo en materia tributaria o gratuidad en la educación, donde dicho partido ha planteado algunos reparos?

-No me voy a referir a la evaluación de nadie en particular porque cada partido puede incorporar a quienes estime necesario en el comando. Pero hay que estar en sintonía con el resultado de las primarias y hay ideas que han sido marcadas como claves y fundantes en el programa de gobierno. Por tanto se pueden incorporar las buenas ideas de los otros comandos, pero hay un marco y un contexto sobre el cual la gente ha dado un apoyo, como el fin del lucro en la educación, cambios al sistema electoral, reforma tributaria, nueva Constitución…

– ¿Ha perdido fuerza la idea de cambiar la Constitución a través de una asamblea constituyente?

-Se ha caricaturizado el debate, pero cuando hemos optado por buscar un mecanismo lo más participativo posible no estamos por romper con la institucionalidad sino que precisamente dentro de este mismo marco. Como partido hemos propuesto un mecanismo que son las asambleas ciudadanas, que puedan proponer el texto y los contenidos de una Constitución y generar el debate con las distintas fuerzas de representación, para luego plebiscitar esta misma carta magna. Nos parece que ese tipo de debates se han asumido súper caricaturizadamente y con mucha amenaza.

Fuente: La Segunda

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí