Califican de «Histórico» Acuerdo entre China y EE UU Contra Cambio Climático. Para Ecologistas es «Sólo el Mínimo»

0
346

China y Estados Unidos, los países más contaminantes del mundo, anunciaron un nuevo acuerdo para

reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. La iniciativa surgió  en el marco de la cumbre Asia-

Pacífico que se celebra en Pekín. Con ella, las dos principales potencias mundiales, que suman cerca del

40% del total de emisiones de gases de efecto invernadero en el planeta, buscan dar ejemplo y alentar a

otros países a anunciar compromisos similares, con el fin de impulsar las negociaciones hacia un acuerdo

mundial contra el cambio climático para 2020, en la reunión que se celebrará el próximo año en París.

 

El acuerdo de los presidentes de ambos países, Xi  Jinping y Barack Obama, establece que Pekín

alcanzará su máximo de emisiones en 2030, para comenzar a reducirse y se compromete a aumentar a un

20% la proporción de energías limpias y renovables en su consumo total  para 2030, frente al 10% que

representa en la actualidad. Ese mismo año  EE UU  recortará sus emisiones hasta un 28% con respecto a

los niveles de 2005, el doble de lo previsto.

 

Esta iniciativa, que constituye el primer anuncio de recorte de emisiones contaminantes por parte de China y

uno más pronunciado por parte de Estados Unidos, obligará a la segunda economía mundial a poner en

funcionamiento una capacidad generadora de 800 a 1000 gigavatios de energías no contaminantes -solar,

eólica o nuclear, entre otras- para 2030, más que todas las plantas alimentadas por carbón que existen hoy

en China y “cerca de toda la capacidad actual de generación de energía eléctrica en Estados Unidos”.

 

En una rueda de prensa conjunta con el presidente norteamericano, con quien se reunió en el Gran

Palacio del Pueblo de Pekín, el presidente chino, Xi Jinping, afirmó : “hemos acordado asegurarnos de que

se llegará a un acuerdo en París sobre las negociaciones contra el cambio climático”. A la vez, destacó  que

ambos países han emprendido «un nuevo modelo» para las relaciones entre potencias y celebró el nivel de

entendimiento entre los dos gobiernos.

 

Por su parte, Obama calificó el pacto del «histórico» y aseguró que representa “un enorme hito en la relación

chino-estadounidense”.

 

Sin embargo, para el presidente norteamericano el acuerdo llega después de la dura derrota demócrata en

las elecciones legislativas la semana pasada. El Partido Republicano, que cuenta ahora con mayoría en las

dos Cámaras del Congreso y acusa a Obama de llevar a cabo “una guerra ideológica contra el carbón”,

pretende reducir las competencias de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA).

 

Las organizaciones defensoras del medio ambienta, en tanto,  han recibido con una cauta bienvenida el

anuncio. El responsable para Cambio Climático y Energía de Greenpeace en Asia, Li Shuo, declaró que  es

un primer paso en la dirección correcta,  aunque “hay una clara expectativa de más ambición por parte de

estas dos economías, cuya trayectoria de emisiones define la respuesta global al cambio climático».

 

El experto estimó que los anuncios deberían ser la base, y no el techo, de unas medidas aumentadas.

 

«Este acuerdo supone sólo lo mínimo en objetivos climáticos, no el máximo que se puede lograr», precisó

El acuerdo sobre cambio climático surge después de que ambos países divulgaran un entendimiento para

eliminar aranceles en productos de alta tecnología, que irá ahora a la Organización Mundial de Comercio

(OMC), en lo que podría ser el mayor acuerdo global para la eliminación de aranceles en 17 años. Según

la Casa Blanca, el logro de ese acuerdo añadiría 190.000 millones de dólares anuales al PIB mundial.

DEJA UNA RESPUESTA