Cuando un avión se accidenta, los investigadores buscan afanosamente la “caja negra” (que curiosamente no tiene ese color) que es el instrumento en el cual se graban todas las acciones del piloto desde que se hace cargo de la nave, hasta que llega a destino final. Ahora, el fabricante europeo de aviones comerciales, Airbus, inició conversaciones con los reguladores de vuelo para proponer la incorporación de cajas negras que puedan ser expulsadas de la nave durante un accidente, porque el problema es que no siempre es posible recuperar este instrumento que muchas veces desaparece con las partes de las aeronaves siniestradas..

 

Airbus informó que esta discutiendo el tema con los reguladores europeos para instalar estos artefactos eyectables en dos de sus aeronaves más grandes, A380 y A350.

Muchos aviones militares ya cuentan con esa tecnología pero, hasta ahora, no ha sido incorporada en aeronaves comerciales.

Las cajas negras eyectables se separarían de la cola del avión durante un accidente y luego flotarían mientras emiten una señal de auxilio.

Como ocurre con tantos otros inventos sofisticados, el sistema de la “caja negra”  no tiene un único inventor, pero el primer prototipo data de 1939 y fue diseñado por el ingeniero francés François Hussenot.
Se trataba de una rudimentaria caja hecha con film fotográfico calibrada con espejos. Los sensores a bordo lanzaban flashes en el film fotográfico y así se registraba el historial del vuelo.
Consciente de lo importante de su invento, se dice que Hussenot escondió la caja del ejército invasor alemán enterrándola cerca de una playa del Océano Atlántico en junio de 1940.

La tecnología ha perfeccionado al máximo estos aparatos, aun cuando ninguno ha incorporado aún el audio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here