Beethoven: Al Compás de su ‘¨Pesado Corazón’

0
466

Las composiciones de Ludwig van Beethoven le salían del corazón y los sorprendentes ritmos de sus piezas podrían haber sido inspirados por una patología como arritmia cardiaca, señalan científicos de la Universidad de Michigan y de la Universidad de Washington.

 

 

«Su música pudo haber sido sentida en el corazón tanto en sentido figurado como físico. Cuando el corazón late irregularmente debido a una enfermedad lo hace de una manera predecible. Creemos que algunas de esas pautas se pueden escuchar en su música», explica, Joel Howell, uno de los investigadores, al periódicoThe Daily Mail’.

Según sus conclusiones,la parte final de ‘Cavatina’ del cuarteto de cuerdas en si bemol mayor, Opus 130, es uno de los claros ejemplos. En medio del cuarteto, la clave de repente cambia a c-bemol mayor, lo que implica un ritmo desequilibrado que evoca desorientación y que incluso ha sido descrito como una «falta de aire».

Es más, en las instrucciones del compositor para los músicos que deben interpretar la pieza, la sección está marcada como ‘beklemmt’, una palabra alemana que se traduce como ‘pesado de corazón’.

Los científicos autores del estudio señalan que este término podría querer indicar tristeza, pero también puede describir la sensación de presión, un sentimiento que se asocia con la enfermedad cardíaca.

Quizás eso es parte del secreto de su gran genialidad.

Más sobre Ludwig van Beethoven

En parte de su carrera, el músico contó con el aporte de un Conde ruso, masón, político y diplomático llamado Andrei Razumovski, quien le pidió que escribiera varias obras que causan hasta hoy la admiración del público.

El compositor creó así los llamados ‘cuartetos rusos’ donde usaba las melodías rusas. Estos cuartetos No. 7, 8, 9 op. 59 junto con sus obras maestras, las sinfonías No. 5 y 6, el clásico de Viena, fueron dedicados a las personas de Andrei Razumovski y Joseph Lobkowicz, este último representante de una familia rica y noble de Austria.

Razumovski apoyó a Beethoven hasta su último concierto en 1817 a pesar de que sus recursos ya estaban un poco agotados. El genial intérprete guardó hasta el final de su vida un regalo del diplomado ruso, un pisapapeles con una figurita de un cosaco.

DEJA UNA RESPUESTA