La compañía canadiense Barrick Gold, cuyo proyecto minero Pascua-Lama fue suspendido por la justicia chilena, anunció que espera reanudar sus operaciones en ese yacimiento a fines de 2014. Sin embargo, el abogado de las comunidades diaguitas, Lorenzo Soto, manifestó su esperanza de que el proyecto sea revisado en su totalidad, de la misma manera que ocurrió con la planta de Agrosúper, en Freirina, en la misma provimncia.

En un comunicado, la empresa dijo que está comprometida con desempeñar los estándares operacionales y ambientales más altos en todas sus actividades alrededor del mundo, incluyendo Pascua-Lama y que trabaja de manera diligente para cumplir todos los requerimientos regulatorios del proyecto.

Este lunes, la Corte de Apelaciones de Copiapó dictaminó que la compañía deberá mantener paralizada la construcción del proyecto minero hasta que sean adoptadas las acciones para el adecuado funcionamiento del sistema de manejo de aguas, así como otras medidas urgentes y transitorias consideradas necesarias.

El tribunal ordenó reparar el daño ambiental a las aguas de los ríos Estrecho y Huasco, así como mantener permanente monitoreo sobre la situación de los glaciares Toro 1, Toro 2 y Esperanza.

En respuesta al dictamen, Barrick Gold señaló que «sometió un Programa de Obras y Actividades para construir el sistema de manejo de agua, sujeto a la aprobación de las autoridades regulatorias chilenas y en cumplimiento con las condiciones de permisos, a ser completado a fines de 2014».

También indicó que a partir de ese momento retomará las actividades de construcción pendientes en Chile.

La Superintendencia de Medioambiente exigió construir un canal limítrofe, que evite la contaminación de las aguas provenientes de los glaciares.

Desde abril último las labores de la minera se mantenían paralizadas por orden de la corte, que acogió el pedido de las comunidades diaguitas residentes en la zona, las cuales denunciaron afectaciones a los ríos que surten de agua a los habitantes del sector.

La comisión chilena de Evaluación Ambiental multó a la empresa con 260 mil dólares por irregularidades en su gestión medioambiental.

En el proyecto Pascua-Lama, Barrick Gold prepara una mina a cielo abierto, a más de cuatro mil metros sobre el nivel del mar, para la extracción de oro, plata, cobre y otros minerales.

El yacimiento abarca un sector de la provincia de Huasco, en la norteña región chilena de Atacama, mientras que en Argentina se ubica en la provincia de San Juan.

Corte de Apelaciones de Copiapó ratificó paralización del proyecto minero.

El abogado de las comunidades diaguitas que presentaron el recurso de protección en contra de Pascua Lama, Lorenzo Soto, comentó que el proyecto podría ser «eventualmente revisado» luego que la Corte de Apelaciones de Copiapó ratificara su paralización por un recurso de protección interpuesto por comunidades diaguitas.

«Nos parece que es una medida muy importante adoptada por la Corte, por cuando eso implicaría que el proyecto Pascua Lama podría ser eventualmente revisado, al igual que como ocurrió con el proyecto de Agrosuper en Freirina y que impidió su materialización», indicó.

Soto añadió que el proyecto «pudiera, en ese contexto, ser revisado a un punto tal de que se determine y se redefinan todas las condiciones en las que este proyecto fue aprobado».

Precisamente, el Tribunal de Alzada de Copiapó ordena reparar el daño ambiental causado a las aguas de los ríos Estrecho y Huasco, y que exista un monitoreo permanente a los glaciares Toro 1, Toro 2 y Esperanza.

La compañía transnacional Barrick Gold espera retomar la construcción en el territorio chileno del proyecto minero después de completar a fines de 2014 las exigencias ambientales dispuestas para la explotación en la zona cordillerana de la provincia del Huasco, según informaron en un comunicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here