Banco Central Rebaja Proyección de Crecimiento en 2014

0
339

El Banco Central redujo la proyección de crecimiento para 2014 mientras que mantuvo la de inflación, de acuerdo al último Informe de Política Monetaria (IPOM) presentado en el Congreso. El ente emisor agregó que pese a esta desaceleración, nuestro país se encuentra preparado para enfrentar los riesgos que presenta la economía externa.

Un crecimiento para 2014 de la economía chilena entre 3,75% y 4,75%, y de 4,2% para el presente año, es la proyección que presentó en su Informe de Política Monetaria (IPoM) de diciembre, el Banco Central, ante la comisión de Hacienda del Senado.

En su informe de septiembre, el instituto emisor había proyectado un crecimiento para 2014 de entre 4% y 5%, la estimación hecha para el presente curso en tanto, va en la línea de lo comunicado en el IPOM de septiembre.

El documento señala que durante este año y de acuerdo con lo esperado, la actividad y el gasto han moderado paulatinamente su dinamismo y que esto se ha extendido a todos los componentes de la demanda interna.

Agrega que el menor crecimiento de la economía ha permitido reducir las presiones acumuladas sobre el uso de recursos internos y el déficit de la cuenta corriente.

De todas formas, el presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara, afirmó que nuestro país se encuentra preparado para enfrentar los riesgos de la economía externa en la generación de empleo.

De esta manera, el presidente del instituto emisor afirmó que “la economía chilena se encuentra en buen pie para hacer frente al cambio de las condiciones internas y externas que ya estamos observando, los ajustes observados en precios relativos, tipo de cambio real y tasas de interés han ido en la dirección adecuada para facilitar el ajuste de la economía. El Consejo sigue de cerca la evolución del escenario económico interno y externo y sus consecuencias sobre la inflación y reitera su compromiso de conducir la política monetaria de manera que la inflación proyectada se ubique en el 3% en el horizonte de política”.

Vergara agregó que si bien en el corto plazo no se proyecta una nueva reducción de la tasa de interés, esto no se descarta para el futuro.

Respecto de la tasa rectora de la economía, el alto funcionario público explicó que “en los dos últimos meses hemos bajado la tasa de política monetaria en 50 puntos base, llevándola a 4,5%, el escenario que hoy vemos como más probable no considera necesario realizar ajustes significativos adicionales al TPM. No obstante de no darse este escenario y ser requerido nuevos ajustes existe el espacio y la voluntad para hacerlo”.

Para el economista de la Universidad de Santiago, Víctor Salas, el panorama económico internacional hacía fácil prever una reducción en la proyección del crecimiento y advierte que esto podría redundar en la generación de empleo.

En esa línea, el economista de la casa de estudios detalló que “todos los que demandan están demandando un poco menos de lo que demandaban el año anterior o en el período anterior en el trimestre anterior y eso lo recienten los productores y comienzan a generar menos productos, lo que en algún momento se va a traducir en una menor demanda de trabajadores”.

El IPOM mantuvo además la proyección de la inflación para este año en 2,6% a diciembre, lo que va en línea de la meta de 3% anual esperada por el instituto emisor.

Para el economista Víctor Salas, la situación internacional no debería afectar en la inflación del país: “Todavía está el crecimiento lento en la economía mundial y no hay presión a los precios de esos productos, una vez que se produzca el crecimiento de los países del resto del mundo de la economía mundial, seguramente esos precios van a subir también, por eso la idea es conocer el momento que los precios a nivel internacional de estos bienes que consumimos están bajos y claro no nos meten presiones inflacionarias a la economía”.

El documento añade que el consumo moderará su crecimiento respecto del 2013, teniendo en cuenta que, por un lado, se dará una moderación del crecimiento del ingreso privado y que la depreciación cambiaria afectará al consumo de bienes durables.

La proyección de crecimiento de la economía para el 2014 considera un impulso externo similar al de septiembre y prevé que una parte de la reciente desacumulación de inventarios se recuperará en los trimestres venideros.

Finalmente el IPoM prevé un déficit de la cuenta corriente inferior al que se consideró en septiembre, llegando a 3,2% por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en este año y 3,7% en el próximo. Agrega que se atenúa el riesgo asociado a la evolución de la cuenta corriente que se había identificado en los últimos Informes de Política Monetaria.

Fuente: Radio Universidad de Chile

DEJA UNA RESPUESTA