Presidenta Bachelet No Esquivó Ningún Tema: “En Este Período de Gobierno Vamos a Hacer Todo lo que me he Comprometido con el País”

0
396

En entrevista a radio Cooperativa, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, abordó todos los temas de la contingencia. Aseguró desconocer el proceso de recolección de fondos en 2012 y 2013 para una precampaña y recalcó que nunca autorizó ningún financiamiento. Extendió su reconocimiento a su ex Ministro de Interior, Rodrigo Peñailillo, se refirió al paro de los profesores, a las expresiones de violencia en las manifestaciones y a su próxima visita al Papa Francisco, sin eludir ningún tema. A modo de conclusión, remachó: «en este período de Gobierno  vamos a hacer todo lo que me he comprometido con el país».  

 

Pregunta: Presidenta, ¿va a ir a la inauguración de la Copa América en el Estadio Nacional?

Presidenta Bachelet: Bueno, por supuesto que voy a ir, para participar en la mayor cantidad de actividades de Copa América.  ¿Le puedo hacer un comentario, Cecilia? Que yo estoy muy sorprendida, de lo qué está pasando en nuestro país.  Porque fíjese que yo, que no había hecho ni un solo comentario a nadie de que no fuera a ir, ayer leo en un medio de comunicación todo tipo de opiniones sobre el que yo no  fuera, una realidad que no existía, que nunca existió.  Entonces, había comentaristas, voceros, distintas personas diciendo que le parecía pésimo, otro que le parecía estupendo.  Y la verdad que yo en ningún momento me he planteado no ir.

Ésta, primero que nada, es una gran fiesta para nuestro país, es una fiesta internacional, es probable que venga más de algún Presidente.  Y, además, yo quiero acompañar a la selección nacional, naturalmente.

Pregunta: Primer partido, Chile-Ecuador.

Presidenta Bachelet: Así es, el 11 de Junio, voy a estar recién llegando de un viaje que se inicia hoy día en la noche.

Pregunta: Así es, usted esta noche parte de viaje a Europa, retoma la agenda de viajes internacional, viaja a Italia y, entre otras cosas, va a estar en la Expo Milán, pero me detengo sólo, brevemente, en el encuentro con el Papa Francisco, porque yo  pensaba ayer, la Presidenta va a llegar a reunirse con el jefe de la Iglesia Católica, una institución que también está atravesando, así como Chile, una situación de tanta desconfianza, de descrédito.  Tal vez sea un tema a reflexionar con el Papa.

Presidenta Bachelet: Sin duda que va a ser un tema importante, el Papa es una persona  latinoamericana, que conoce bien nuestra realidad de Latinoamérica, pero además, una persona muy consciente de los problemas que el mundo está teniendo hoy día, tanto lo que ve en Europa en este momento, como lo que ve en el resto del mundo, del punto de vista de la pobreza, la desigualdad, los temas climáticos. El Papa está muy involucrado en todo eso.  Yo creo que va a ser, si bien es una agenda abierta, nosotros no tenemos una agenda prefijada, serán las conversaciones, yo sé que él quiere saber lo que estamos haciendo en Chile, nosotros hemos tenido varias visitas frustradas, porque íbamos a ir el año pasado con Cristina, en la conmemoración de lo que había la intervención de la Iglesia cuando hubo el conflicto entre Chile y Argentina, pero lamentablemente la Presidenta Fernández se enfermó, no pudimos ir.   Después íbamos a tener una videoconferencia con él. Entonces, ahora, la verdad es que va a ser una oportunidad  para poder contarle de Chile, en lo que estamos y, por cierto, conversar de todos los temas que parezcan importantes.

Pregunta: Claro, porque esto, como decíamos, uno de los temas importantes es el clima que estamos viviendo en Chile, este clima de desconfianza, de descrédito, de desencanto.  Incluso usted lo acaba de decir, cuando hablábamos de la Copa América:  ¿Qué pasa en Chile? Y lo decía hace unos días también, en el diario El País, de España. “Ha sido más complejo de lo que  imaginé”, dijo usted.  Entonces, a propósito, vamos ya directamente a los temas que han generado esta desconfianza: pre-campaña.  Se vuelve a poner en duda su credibilidad, por el supuesto financiamiento irregular.  Digo “supuesto”, porque todavía la justicia no se ha pronunciado.

Ahora, Presidenta, si usted estuviera en el lugar de la ciudadanía chilena, ¿acaso no le costaría creerle a su Presidenta o Presidente de su país, que no sabía nada  del financiamiento de una pre-campaña?  Usted, como ciudadana ¿se pone en el lugar de la gente?

Presidenta Bachelet: A ver, yo me puedo poner en el lugar de la gente, pero yo lo único que puedo decir es la verdad, y la verdad es la siguiente: que yo no vine a hacer  pre-campaña; yo vine a hacer campaña.  Yo tomé la decisión entre fines de Febrero, en Febrero, digamos, de que finalmente volvía a Chile. Fue una decisión súper dolorosa, Cecilia, yo estaba en un trabajo precioso, muy comprometida, muy comprometida con las mujeres del mundo, sintiendo que el haber sido Presidenta me permitía hacer tantas cosas.  Y, por lo tanto, fue una decisión bien dura.

Pero yo le quiero contar que durante el 2011, el 2012, yo llegué allá en Septiembre del 2010, a Nueva York, iba mucha gente, y toda la gente amiga, conocida, pedía juntarse conmigo, un cafecito, almuerzo, cena, y la pregunta típica es “¿va a volver a ser candidata, va a volver a serlo?”, y yo le decía a todos los mismo, a todos.  Y fue mucha, mucha gente.  Algunos iban a tratar de convencerme de que fuera candidata, otros porque querían saber en qué parada estaba.  Velasco fue varias veces, cinco veces, conversamos, en alguna de esas veces  me contó que él quería ser  candidato para una primaria, en fin.  Entonces, fue mucha gente que me habló, y yo conversaba con todos.  Otra gente me decía “yo creo que hay que tener programas hechos para cualquiera que sea el candidato” de la Concertación, se decía en esa época, no había Nueva Mayoría.  Por lo tanto, yo le quiero decir que yo no era candidata hasta que tomé la decisión, tomé la decisión, la informé y volví a Chile. Y todo esto, el año 2013.

Ahora, usted me dice ¿sabía usted algo?  Mire, yo quiero decirle, nunca ni instruí, ni fui informada, ni autoricé ningún mecanismo de financiamiento para una pre-candidatura.  Nunca, jamás.  Nunca fui informada de eso.

Cuando yo pregunté, y pregunté en algún momento ¿y los recursos, cómo van a salir?   La respuesta que recibí fue “el Partido Socialista y el PPD”.  Porque acuérdese que yo volví un 27 de Marzo, en la mañana; en la noche, en un acto en El Bosque yo digo que voy a ser, que vengo a ser candidata para participar en las primarias del 30 de Junio, y el Partido Socialista y el PPD me proclaman en conjunto el 13 de Abril. Entonces, ese era el mecanismo de financiamiento que yo conocía, de los partidos, que iba a empezar, más lo que siempre se hace en campaña: las donaciones individuales, las personas, los ciudadanos, los remates de cuadros de artistas conocidos, etc.

Pregunta: Pero, Presidenta, el ex ministro Peñailillo viajó varias veces, se ha mostrado ahora que los pasajes fueron pagados, financiados por Martelli.  ¿Qué iba a hacer el ministro Peñailillo, de qué hablaban?, con la confianza que ustedes tenían entre los dos.  ¿Cómo no van a abordar este tema?, es lo que uno se pregunta.

Presidenta Bachelet: No, pues, mire, yo le quiero decir que ni a Rodrigo Peñailillo ni a ninguno de los que fue les pregunté  quién le había pagado los pasajes, porque había mucha gente que iba a actividades y pasaba a verme.  Otros…

Pregunta: Pero en el caso del ministro.

Presidenta Bachelet: Rodrigo  fue dos veces, y a lo que fue, fue a decirme que él pensaba que yo debía postularme de nuevo y cuál era mí actitud. Y yo le contesté lo mismo que le contesté a todas las personas con las que estuve en Nueva York varias veces: que yo creía que era necesario que hubiera nuevos liderazgos y que, por tanto, yo no iba a tomar una decisión, porque yo estaba en otra cosa, no era candidata y creía la necesidad de la renovación en los liderazgos de la política. Se lo dije a Rodrigo, como se lo dije a Edmundo Pérez-Yoma, que fue una vez con Bitar, otra vez con su señora.

Pregunta: Nicolás Eyzaguirre me dijo el otro día que había ido.

Presidenta Bachelet: René Cortázar, Nicolás Eyzaguirre, la Patricia Poblete con su marido, la Paulina Veloso con su marido.  Es decir, no es que todos quisieran que yo fuera candidata, porque algunos tenían sus propios candidatos, pero conversábamos, salía el tema, inevitablemente, donde uno estuviera, Heraldo Muñoz, en fin, todos ellos pueden dar fe de que yo siempre sostuve exactamente lo mismo. Y si usted hace una revisión de prensa para atrás, cada vez que yo venía acá me volvían a preguntar, de manera un tanto majadera, me parecía a mí, porque yo no era candidata, yo la última vez que estuve, en Diciembre del 2012, dije “vamos a hablar en marzo”, porque yo entendía que la decisión no la podía tomar, no me podía demorar más, tenía que tomar en algún momento una decisión, tanto por Naciones Unidas como por los chilenos y las chilenas.

Pregunta: Ahora, usted recién lo decía, Presidenta, que alguien le comentó a usted que había que estar preparando un programa de la Concertación, sea quien sea después el candidato.

Presidenta Bachelet: De hecho, Carlos Montes, Carlos Montes, que también estuvo, estuvimos almorzando, me dijo “yo creo que la gente de la Concertación debería empezar a  preparar un programa de Gobierno para el candidato que sea”.

Pregunta: Pero esa actividad ¿cómo se imaginaba usted que esas personas que estaban trabajando en eso, se financiaban?

Presidenta Bachelet: Bueno, yo no sé, yo trabajé en los programas del Presidente Lagos, en varios programas y yo trabajaba en las horas extras, mi trabajo programático, digamos. Hacíamos reuniones, escribíamos en la noche, en la casa.  Es lo que uno muy frecuentemente  hace.  Y hay otras personas que me imagino estaban en centros de estudio. Hay que pensar que aquí había fundaciones, centros de estudio, muchos lugares donde la gente trabajaba, recibía un ingreso y preparaba estos materiales, o trabajos o pensamientos de políticas de vivienda, de políticas de infancia, en fin.  Piense usted que los partidos, incluso podríamos decir, era como una incipiente mirada de la Nueva Mayoría, firmaron, hicieron todo un trabajo de reforma tributaria, donde incluso el único, la Concertación con el PC también ahí, como acuerdo.  O sea, había mucha gente en Chile pensando en muchas temáticas,  construyendo propuestas, y algunas personas, en sus horas libres, otras personas acogidos en distintas instancias de trabajo, llamémosle, intelectual, ideológico, en fin.

Pregunta: Esa era la idea que usted tenía, o sea, usted se imaginaba que así era.

Presidenta Bachelet: Sí, porque yo siempre lo hice así, en todas las otras campañas, digamos.

Pregunta: Claro.  Pero según lo que hemos ido conociendo, sí hubo este financiamiento, a través, además, financiamiento, muy aparentemente, de manera irregular, con esto que se llama las “boletas ideológicamente falsas”.  Enterarse de eso ahora, ¿qué le provoca, Presidenta?  Si usted dice “yo nunca instruí, yo nunca di autorización”.

Presidenta Bachelet: Y nunca fui informada, tampoco.

Pregunta: ¿Se siente de alguna manera…se siente traicionada, decepcionada, sorprendida?

Presidenta Bachelet: No. Mire, yo no quisiera calificar, no quisiera calificar.  Aquí hay una investigación en curso ¿no?, no quiero entrar ni a presumir ni a calificar.

Pregunta: Está también el asunto del financiamiento del video.  Parecen detalles pequeños, pero que generan mucho ruido y mucho comentario entre las personas, entre la gente, las personas que hicieron el video, que también sus pasajes fueron financiados, cuándo se grabó.  “Pero cómo, si ella, salen las imágenes de ella despidiéndose en Naciones Unidas, salen las imágenes de ella en su casa, en el departamento, con las cajas, caminando por Washington.  Entonces, ¿cómo va a ser que no sabía?”.

Presidenta Bachelet: No, a ver, hay dos cosas distintas. Una cosa es saber que se estaba haciendo un video, claro, porque yo ya había avisado que era candidata. Apenas tomo la decisión, comunico a los partidos y le mando decir a Rodrigo Peñailillo, le pido que sea jefe de campaña para lo que va a venir, una vez que yo sea candidata  y que empiece con los preparativos. Naturalmente, se organizó ¿no es verdad?  Y me dicen que va a venir gente para hacer una filmación.  Ellos van como en la última semana de Marzo, un poquito antes, yo ya había avisado, el 15 de Marzo, en la última gran reunión internacional de la mujer, que esa era la última, pero la grabación no era de ellos, porque ahí había una corresponsal de un canal de televisión chileno, que estaba tratando de entrevistarme, y nosotros le avisamos “sabes qué, quédate, porque voy a decir algo importante ahí”.  Y ella graba todo eso.

Pregunta: ¿De qué canal?

Presidenta Bachelet: No, no recuerdo.

Pregunta: Y esas son las imágenes que se usan para el video.

Presidenta Bachelet: No, la parte cuando yo habló en inglés y digo “ésta es la última…”, y la gente….

Pregunta: ¿Cuándo usted se despide?

Presidenta Bachelet: Eso.  Pero yo ya era candidata, o digamos, yo ya había informado a Santiago que era candidata, había hablado, por supuesto, primero que nada, con el secretario general Ban Ki-moon, y con él habíamos fijado el itinerario y el cronograma de cómo iban a ser las cosas, que yo iba a informarlo oficialmente, y también a todo el staff de ONU Mujeres. Ahora,  ¿quién financiaba?  Yo pensaba que era el PS y el PPD, para ser franca.

Pregunta: Bueno, de hecho, Osvaldo Andrade, una de las últimas declaraciones que se han hecho en torno a esto, dice “sí, hubo pre-campaña.  Otra cosa es cómo se financiaba la pre-campaña.  Y nosotros…”, él reconoce, como Partido Socialista, incluso  el PPD también, todos ahora reconocen que existe la pre-campaña.

Presidenta Bachelet: A ver, lo que pasa que son cosas distintas. Si usted piensa…

Pregunta: Y otra cosa es cómo se financia.

Presidenta Bachelet: Es que hay dos cosas distintas: ¿Hice yo pre-campaña?  No.  Yo no hice pre-campaña, ¿no?  Fíjese que el año 2012, empiezan, lo que han explicado muchos parlamentarios, es que obviamente cuando la gente no es conocida, requiere darse a conocer ¿no es verdad?  Entonces, yo miraba, a veces leía la prensa, Andrés Velasco salía hablando que él era candidato, primero, si es que yo no volvía, y después, aunque vuelva ¿cierto?  Ya.  ¿Eso es pre-campaña? Sí, en el sentido que la persona habla con los medios, dice que quiere ser candidato, plantea una serie de cosas.  Claudio Orrego, lo mismo; la Ximena Rincón, hacen primarias, incluso, en el Partido Demócrata Cristiano.  Es decir, mucha gente hace eso.

En el Partido Socialista, en el PPD, querían que yo volviera, entonces, hacían declaraciones, “queremos que vuelva, que vuelva en Enero, que vuelva en Marzo”, hacían declaraciones, que eran de ellos mismos.  Pero, con franqueza, si hay alguien que era conocida en Chile, era yo, francamente ¿no?  Muchas veces la gente hace pre-campaña  para darse a conocer.  Pero yo había sido Presidenta del país, entonces no era necesario.  Pero, sobre todas las cosas, porque yo, de verdad Cecilia, estaba convencida que se requería renovación de liderazgo, convencida.

Y lo que estuve esperando hasta el último momento, fue que pudiera haber ese surgimiento de nuevos rostros, de nuevas caras, que permitiera que yo no me sintiera con la responsabilidad de tener que volver al país y me pudiera quedar trabajando en Naciones Unidas y después volver al país como cualquier persona, naturalmente.

Pregunta: O sea, usted volvió por una responsabilidad con Chile.

Presidenta Bachelet: Sí.  O sea, no quiero decir que es una carga, sino que fue porque fui responsable.

Pregunta:  Ahora, usted acaba de explicar todo lo que explicó.. Ah, antes que se me vaya, el hecho de que el financiamiento, como se dice, venga de Soquimich, Ponce Lerou ahí, si se comprueba, ¿más doloroso todavía sería?

Presidenta Bachelet: Sin duda que muy doloroso. Sin embargo, yo ni siquiera sabía que venía desde Giorgio Martelli, mucho menos habría sabido qué empresa podría haber colaborado con ello, puesto que, usted sabe que nosotros constituimos en el comando una empresa que administrara los recursos, SOMAE, que se constituye en Abril, que son dos personas y que son las que entregan permanentemente al Servicio Electoral  todas las facturas, todas las cosas, todo el informe de lo que entra, lo que sale, en qué se gasta, etc.  Y el SERVEL, muchas veces, hasta ahora, se permite que las personas jurídicas, es decir, las empresas, coloquen recursos en las campañas de los candidatos, a través del SERVEL.  Ese es un aporte reservado, porque justamente busca proteger a los candidatos o a los eventuales Presidentes o parlamentarios, de un conflicto de interés cuando tengan que tocar una temática que pueda afectar a una empresa cualquiera.

Entonces, por ejemplo, yo la otra vez dije, y creo que en las redes reclamaron que “no, no creían”, que yo no tengo idea qué empresas colocaron, legalmente estoy hablando, el aporte reservado que las empresas en Chile, hasta hoy día pueden dar, qué empresas colocaron.  Y no quiero saber y no voy a saber nunca, porque en verdad no necesito saber, porque eso me da la independencia para tomar las decisiones que pudieran afectar  a uno u otro, o a algún sector que se pudiera sentir con ganas de dar a entender, no es verdad, que tiene alguna influencia.  No. Eso yo creo que es bueno.

Ahora, como nosotros vemos que así y todo pasan cosas, nosotros mandamos el año pasado un proyecto de ley, lo que llamamos “perfeccionamiento de la democracia”, donde planteamos que se prohíbe el financiamiento de las personas jurídicas, de las empresas.  Y si los empresarios quieren dar ellos plata, como persona natural, pueden hacerlo, pero de manera abierta y hasta un monto determinado.

Pregunta: A propósito de eso, usted, como ha mandado proyectos de ley, tres, tengo entendido, después de la Comisión Engel, para esto de la probidad, ¿lo ha mandado con suma urgencia?

Presidenta Bachelet: Depende del tipo de proyecto, porque hay algunos proyectos que son muy complejos, pero en general le hemos estado dando una urgencia, un movimiento importante.  Pero vamos a mandar un montón más que están ahora en preparación.

Pregunta: Usted ha hecho estas declaraciones, usted ha mandado, ha hecho la Comisión Engel, habló al país, habló el 21 de Mayo, hizo el cambio de gabinete y, sin embargo, la desconfianza continúa.  ¿Por qué no le creen, Presidenta?  ¿Qué cree usted, así, humanamente?

Presidenta Bachelet: Yo no sé, yo creo que hay varias razones, pero, yo creo que los chilenos somos desconfiados ¿no?, y desconfianza en las instituciones políticas existía hace rato.

Pregunta: Pero a usted, en lo personal, que era su gran capital.

Presidenta Bachelet: Lo único que me puedo imaginar es que, hay dos cosas aquí: ven que hay un conjunto de cosas pasando y, por lo tanto,  meten en una misma bolsa a todos, y cualquier manto de duda queda instalado como “ah, sospechoso”.  Entonces, yo creo que hay una cosa así. Además que aquí se han metido con afanes, de repente, un poco mezquinos, se han metido temas que no son comparables todos juntos.  Y, por tanto, todos somos sospechosos, todos somos sospechosos.

Y fíjese que yo, hace muchos años siempre postulaba: lo más difícil de ganarse, es la honra; y qué fácil es perderla.  Porque nunca después nadie dice “ah, no, no era verdad, lo lamento, nos equivocamos”.

Pero, mire, yo no estoy aquí, si uno es Presidenta, no es para llorar, no es para reclamar, sino que, si la gente exige más transparencia y tiene dudas, y yo entiendo que las autoridades tienen la obligación de aclarar para que no haya dudas, pero de todas maneras ¿sabe qué?, yo prefiero vivir en un país que quiere más transparencia, a un país donde pasan cosas y todo se tapa, y todo es escondido.

Yo prefiero que en este período de Gobierno  hacer todo lo que me he comprometido con el país, en el sentido de una agenda muy fuerte de probidad, de transparencia, contra la corrupción y trabajar en eso, y esperar que cuando vamos viendo que estamos cumpliendo las cosas que estamos llevando adelante, podamos recuperar la confianza de las personas.

Pregunta: Vamos a ir hacia ese tema más concreto, de cómo la ciudadanía va percibiendo estas reformas.

Antes de salir de este tema de la pre-campaña, hay muchos comentarios en el sentido “el Gobierno dejó caer al ministro Peñailillo, lo dejó caer, lo abandonó, o el PPD, incluso, que lo abandonó”.  El ministro Peñailillo, que está fuera de Santiago, tal vez va a dar una entrevista, todo el mundo le está pidiendo que hable; Martelli ya hizo declaraciones. ¿Cómo quedó esa relación con alguien tan cercano, como Rodrigo Peñailillo con usted y qué le diría a aquellas personas que sostiene que usted lo dejó caer?

Presidenta Bachelet: Rodrigo Peñailillo es un hombre con un tremendo talento político; hizo un gran rol como ministro del Interior y logró sacar adelante leyes esenciales como la del Binominal, ¿no es verdad?, aportó en la Reforma Tributaria, en fin, en la discusión de la Reforma Educacional.

Es un hombre joven; tiene un gran futuro por delante; es un hombre muy político. Y por supuesto que él entendió que yo había llegado a una convicción, después de una evaluación política, que era necesario un cambio de gabinete.

Por supuesto que siempre, quiero decirle que son las decisiones dolorosas y duras, los cambios de personas, sobre todo cuando son personas que uno conoce, que ha tenido confianza, que ha trabajado con ellos, que sabe que son personas muy leales. Pero los Presidentes tenemos que pensar en el país; tenemos que pensar en las nuevas etapas que se abren y que tienen que, entonces, otras personas, a veces, ocupar esos puestos.

Pregunta: ¿Eso, entonces, no es sinónimo de dejarlo caer?

Presidenta Bachelet: Por supuesto que no. Pero una como Presidenta tiene que tomar las decisiones que tiene que tomar, ¿no es verdad?, y a veces son dolorosas, sí.

Pregunta: ¿No ha vuelto a hablar con él?

Presidenta Bachelet: Sí, hablé con él cuando falleció Myriam, su secretaria. Y he sabido de él también; estoy enterada de cómo está.

Pregunta: ¿Y está bien?

Presidenta Bachelet: Yo creo que no ha sido fácil.

Pregunta: A propósito de que no ha sido fácil, Presidenta, no ha sido un año fácil para usted tampoco: eso es evidente para todos nosotros porque no sólo está lo político, también está lo familiar. Yo sé que usted ha dado ya todas las explicaciones respecto al Caso Caval, ¿verdad?; que fue una imprudencia, que el banco no hace beneficencia, que lo entregó, que eso está en la justicia. Usted ha dado todo ese tipo de explicaciones.

De todas maneras, yo digo, y usted misma dijo “para la gente fue muy fuerte que fuera mi familia”. Y yo pensé, cuando usted hizo esa declaración, “¡Y qué fuerte habrá sido para ella!”. Si para la gente es fuerte, imagínese –pensaba yo- lo que tiene que haber sido para usted, humanamente. Le debe doler, como mamá, ver que su hijo es motivo de burla, de malos comentarios en las redes sociales; duele.

Presidenta Bachelet: Claro que duele. Y lo único que yo puedo decir es que como mamá a una le duele. Pero como Presidenta, una tiene que hacer lo que tiene que hacer, que es colaborar con todo, con la Justicia, digamos. Serán los Tribunales los que dirán o la Justicia la que dirá qué pasó en realidad.

Pregunta: ¿Y si para recuperar esa confianza en usted, tal vez, la ciudadanía dice “no, nosotros queremos que la Presidenta diga ‘sí –bien fuerte-condeno ese tipo de negocios’”?

Presidenta Bachelet: Ah! Pero sí lo he dicho. He dicho que condeno el uso especulativo de los suelos. Pero lo más importante es que no sólo lo he dicho, sino que yo he estado trabajando en políticas de suelos. Vamos a enviar, uno de los proyectos de ley que vamos a enviar, dentro de la Agenda de Probidad pero que ya veníamos trabajando desde el año pasado con la Comisión de Desarrollo Urbano, era justamente cómo evitar el uso especulativo de suelos en Chile, que ha sido una histórica situación, y que nosotros como Gobierno lo vamos a enfrentar.

Pregunta: Presidenta Bachelet, ¿cuánto le duele ver las cifras de desaprobación que marcan las encuestas? Hoy supimos de la de Adimark: 29% de aprobación.  ¿Le duelen?, emocionalmente, además, yo pensaba “la Presidenta Bachelet siempre se le ha visto como la persona, la mujer que contiene; que tiene ese rasgo de contenedora”. Y ¿quién la contiene a usted?

Presidenta Bachelet: Mire, lo primero es que bueno ayer vino Cadem y hoy día vino Adimark, que son más o menos no tan similares porque si bien la de Adimark está dentro del rango de error, yo creo que una siempre tiene que mirar las encuestas y decir “a ver, hay algo que está pasando aquí”; que obviamente expresa esa desconfianza de la que hablamos. Pero la solución, porque yo soy una persona que no me echo a morir por los problemas en el sentido de que me hago cargo de que hay un problema, lo asumo, ¿no?; me puedo hacer una profunda autocrítica o ver de manera crítica que es lo que está pasando. Pero finalmente, así como lo hice con los temas de una eventual corrupción, conflicto de interés, etc.,  digo “ya, ¿qué tenemos que hacer?”.

Y lo que tenemos que hacer son dos cosas, a mi juicio. Primero, es estar más en terreno, hablar más con la gente, expresar mejor lo que estamos haciendo, comunicar mejor lo que estamos haciendo, tener –ah! la palabra es horrible porque es en inglés, pero – un delivery; ése es un resultado concreto para que la gente vea.  Porque la gente, muchas veces, nos ha costado que los resultados lleguen a las personas; ha demorado más de lo que yo quisiera. Mejorar mucho más la Salud, ha demorado más, en fin, las salas cunas y todo aquello, y cumplir con los compromisos. Yo creo que eso es, no es que sea una receta, pero ésa es la manera cómo yo enfrento  esto; me hago cargo que hay una crítica…

Pregunta: Pero a usted, ¿nadie la contiene a usted, emocionalmente? ¿Usted llora, se permite esa…?

Presidenta Bachelet: No.

Pregunta: ¿No?

Presidenta Bachelet: No. Yo, más bien, digo “ya, OK, ¿qué tenemos que hacer?” y seguimos para adelante.

Pero no adelante con anteojeras como los caballos, sino que asumiendo que hay problemas, ¿no?

Ahora, claro, no es que una se llene de alegría con eso, ¿se da cuenta?, pero una lo que tiene que decir es “¿qué más tenemos que hacer, entonces, para que pueda la gente sentir que el Gobierno está yendo en la dirección correcta?”

Pregunta: Presidenta, también, un estilo como masculino de ejercer el poder, ¿no?, que esto de que a veces  la política es sin llorar; que está prohibido equivocarse, que siempre hay que ganar, que no hay que perder tiempo. Y uno dice “pero, ¿por qué?”, que no es bueno envejecer, que no se puede enfermar uno. Bueno, en fin.Pero hay también una manera femenina de ver que ejercer el poder a veces es distinta; como más inclusiva, de incluir todo eso.

Presidenta Bachelet: Claro, por eso digo más terreno, porque en terreno, una puede hacer eso. Cuando una está, una puede conversar con las personas, escucharlas, acoger sus peticiones, contener, muchas veces, esto de contener también. Y ésa es la parte más femenina, podríamos decir, ¿no? Pero a la vez, porque lo que no es cierto es que las mujeres no tomemos decisiones claras, firmes; a la vez tomar todas las decisiones que corresponda tomar y seguir avanzando.

Y a propósito de decisiones, bueno, ayer, Cecilia – y lo quiero decir por la radio- bueno, cumplimos lo que habíamos dicho. Y  yo creo que ésa es la otra forma de reconstruir confianza con nuestros ciudadanos; es el cumplir con las cosas que nosotros anunciamos que haríamos y que vamos a hacer. Y en ese sentido, fue muy bueno que unidos todos, las asociaciones de pacientes, que fueron los que promovieron, con Ricarte a la cabeza, ¿no es verdad?, esta ley que ayer ya se promulgó y que va permitir un sistema de protección financiera para las personas con tratamiento de alto costo -diagnóstico, tratamiento y además del tratamiento, bueno, medicamentos, alimentos, dispositivos, etc.- que nos van a permitir ir hacia ese país en el que todos queremos vivir. Donde no sea el dinero la manera de enfrentar los problemas de salud.

Pregunta: Ahí, con eso, usted cumplió con un compromiso que había hecho, ¿verdad? Y hay muchos otros compromisos que usted ha dicho que los quiere cumplir: la Reforma Tributaria, el fin del Binominal, está la Reforma a la Educación. Y hoy, en la encuesta de Cooperativa –mire, que curioso- le preguntan a las personas, “¿usted, cuando pensaba al comienzo del Gobierno de la Presidenta Bachelet que era necesario un Reforma a la Educación?” Y el 84, 8%  dijo sí. Sin embargo, de ese 84,8%, ahora dice 66,7% desaprueba la manera, la forma en que se está llevando adelante esa reforma. Entonces, uno dice “¿por qué?, ¿qué es lo que pasa?” ¿No se sabe, no se entiende o la reforma no es lo que ellos se imaginaban?

Presidenta Bachelet: Yo creo que hay una mezcla de cosas y probablemente A + B, como dice usted, como dice, Cecilia. Primero es que yo siempre supe que uno de los dilemas era que no podíamos mandar una ley que tuviera 500 hojas; entonces, se iba a perder la mirada de conjunto porque íbamos  a tener que mandarlo por partes.  Mandamos primero la Ley de Inclusión porque nos parecía que se hacía cargo de la base del problema y era mirar a la Educación como un bien de consumo ¿no? Ése era históricamente en Chile; el que tenía un poco de platita, ponía en un colegio mejor y el que no tenía, tenía que quedarse así.  Bueno, eso era lo que queríamos cambiar: que la Educación pasara a ser un derecho social, ¿no? Y, por tanto, partimos por eso, que va a significar que, al final de mi mandato, el 93% de las familias que dejen a sus hijos en colegios subvencionados particulares, no van a tener que pagar el copago que hoy día tienen que pagar.

Segundo, mandamos el Plan Nacional Docente porque la calidad de la educación tiene que ver con la calidad de los profesores y de los directivos. Y estamos trabajando hacia los directivos. Y un Plan Nacional Docente que mejora los salarios, aumenta las horas no lectivas –es decir, las horas donde ellos preparan clases, corrigen pruebas, porque hoy  día tienen muy poquitas  y tienen que hacerlo en sus casas, en los tiempos libres. Pero también queremos asegurar que los profesores vayan mejorando sus capacitaciones; sus capacidades tienen que ir pasando ciertas etapas.

Pregunta: ¿Por qué están en las calles, entonces, los profesores?

Presidenta Bachelet: Porque creo que esa parte de ir pasando por ciertas etapas -lo que les permite también ir mejorando cada vez más el salario- hay algunos elementos de ahí que le parece que a ellos no les gusta. Este tema de evaluación, digamos.

Pero yo creo que no tendrían por qué estar en la calle. Éste es un proyecto de ley que está en el Parlamento. Ellos pueden ir allá todas las veces que quieran, discutir todas las veces que quieran plantear y probablemente  muchos parlamentarios van a acoger muchas de estas cosas. Y esto se puede hacer en un diálogo tranquilo, puede ser apasionado con ideas, pero tranquilo, dónde corresponde, que es el Parlamento. No creo que se justifique, con franqueza, un paro, porque ha habido todos los espacios de conversación y todavía el tema no está cerrado; va a continuar existiendo.

Pregunta: Respecto a las manifestaciones de los estudiantes, nuestra encuesta de Cooperativa, hoy, dice “bueno, ¿qué tan de acuerdo está con las marchas de los estudiantes, las movilizaciones?”. Y es como un empate técnico, digamos: los que están a favor; los que están de acuerdo y lo que no están de acuerdo.Pero, a propósito de esas manifestaciones, las expresiones de violencia el otro día, usted las condenó, ¿verdad? Y, además, lo que resultó de todo esto, con este joven que está grave; usted fue, saludó al padre; el informe de Carabineros, un informe que no es el correcto, que después se demuestra que no estaba en lo cierto.

¿Cómo se explica usted que Carabineros haga algo así? Y si se van tomar medidas más arriba del carabinero que se dio de baja.

Presidenta Bachelet: A ver, lo primero que esto lo está viendo Interior como corresponde, quien es el que se relaciona con Carabineros y con la PDI. Yo, desde el primer momento –o sea, apenas conseguí el teléfono de Félix Avilés, el papá de Rodrigo, me comuniqué por teléfono con él- señalé que era muy importante que el caso siguiera en la Fiscalía, para que se investigara adecuadamente.

Yo creo que no es siempre fácil para las instituciones mirarse a sí mismas, investigarse a sí mismas. Pero, como le digo, el ministro de Interior está mirando este tema y lo que es importante también es que se defina con mucha claridad los procedimientos en este tipo de marchas, ¿no es verdad? Yo creo que la gran mayoría de los jóvenes que marchan son jóvenes que marchan de manera muy pacífica. Y por supuesto que deben dejar que marchen tranquilamente por las calles. Otra cosa son aquellas personas que pueden incurrir en actos delictivos, francamente, con lo cual naturalmente se actúa como se actúa con gente que delinque. No es el caso de los chicos que estábamos hablando.

Pregunta: Última pregunta. Las reformas. Usted  dice  “yo, aunque las encuestas estén bajas, voy a cumplir con mi programa y con lo que yo prometí”. ¿Nunca duda un segundito, “a ver, tal vez, no tengo que hacer esto; tal vez, la gente no quiere tanto estas reformas” o algo por el estilo?

Presidenta Bachelet: No, por supuesto que hay cosas que yo me planteo, que escucho, que escucho lo que dice la gente. Pero yo soy una convencida –y yo creo que la gente también- lo que pasa es que aquí ha habido una suerte de batalla comunicacional que hemos perdido, yo diría. En el sentido en que no hemos sido capaces de instalar con claridad los distintos componentes de la Reforma Educacional. Porque quién puede tener alguna duda que la educación de un niño dependa de si el municipio en donde vive es pobre y no es pobre.

Y, por tanto, vamos a devolver al Estado de Chile, las escuelas municipales van a dejar de ser municipales, van a ser públicas, pero se va a hacer de manera descentralizada a través de unos servicios locales. Y ese proyecto de ley va a ir luego, muy pronto, porque estamos esperando que salga del Senado el proyecto de ley de los CFT; 15 CFT estatales, en lugares en donde la gente no tiene donde estudiar -¿quién no va a estar a favor de eso?- dos nuevas universidades, una Educación Superior gratuita, de manera gradual y progresiva.

Estoy segura que cuando la gente empiece a tener eso ya, a vivirlo, se va a dar cuenta lo importante que es esta reforma. Se va a dar cuenta  que los temores son infundados porque aquí nadie está pretendiendo coartar la libertad individual de las familias en elegir los colegios donde van sus hijos.

Pregunta: Claro, pero no es solamente la Reforma Educacional. Estuvo la Tributaria, ¿no es cierto?, viene la nueva Constitución; el proceso constituyente, usted ha dicho que en septiembre va a dar conocer más detalles, el mecanismo, ¿verdad?

Presidenta Bachelet: Pero, no le parece a usted, Cecilia, que el hecho de poder estar en una conversación más directa con los ciudadanos es una tremenda oportunidad, por un lado, para hablar de las temáticas; segundo, poder informar directamente las cosas y tercero, incluso, fíjese, como catarsis social. Si la gente está enojada, enrabiada, el que esté con sus autoridades y le pueda decir lo que no le gusta, yo creo que –y si hace todo eso de manera obviamente adecuada, ¿no es verdad?, ordenada- también es un proceso importante para esta desconfianza en Chile que yo creo que no nos hace bien.

Pregunta: Bueno, me están diciendo “se tiene que ir la Presidenta”.

Presidenta Bachelet: Es que se hace corto el tiempo.

Pregunta: Siempre se hace corto.

Presidenta Bachelet: Pero déjeme decirle una cosita, Cecilia.

Pregunta: Sí, por favor.

Presidenta Bachelet: Porque pasamos muy directamente de la Copa América al viaje. Éste es un viaje que primero, bueno, es a Roma, al Vaticano. Después vamos a la Expo Milán, donde además vamos a llevar sabores de Chile; o sea, mostrando…bueno, y en la mañana, vamos a estar en la FAO, inaugurando la FAO…

Pregunta: Viaje con empresarios, además…

Presidenta Bachelet: Viajamos  con una delegación transversal política  de parlamentarios; viajamos con empresarios a distintos lados. Después, vamos a Francia, a París, donde tenemos una visita, bueno, de Estado, con distintos poderes del Estado, y vamos a hacer una serie de tratados con el Presidente Hollande. Pero también vamos a estar, va a ver con foro empresarial chileno-francés, para mirar oportunidad de inversión, que va a generar trabajo. Después, vamos a estar en un foro científico Chile-Francia.  Y después, vamos a ir también a Bruselas, porque ahí se va a realizar la Cumbre Unión Europea-CELAC, o sea los países de América Latina y el Caribe, para mirar cuánto se ha avanzado desde la última cumbre y fijarse metas y objetivos concretos.

Entonces, está lleno de oportunidades para Chile y va a haber oportunidades para conversar con mucha gente y buscar algunos acuerdos que vengan en beneficio de nuestro país.

Pregunta: Además, usted va a estar ahí con los empresarios en el avión y ya seguro va a volver el tema; ya se han hecho muchas iniciativas para que se reactive la economía. Ayer, se reunieron nuevamente. Hay proposiciones: el ministro de Hacienda, ¿qué más necesita el empresariado para que se reactive  la economía, cree usted?

Presidenta Bachelet: Confianza. Se necesita restaurar confianza entre el sector público y el sector privado.

Pregunta: ¿Y con eso estamos?

Presidenta Bachelet: Y más dinamismo, también  del sector privado. Ahora, obviamente que hay cosas que a veces conspiran en algunas áreas: si el precio del cobre está más bajo, ¿no es verdad?; si la energía está cara; si los proyectos se demoran montones en salir, de repente la gente dice “no, mejor espero un ratito y no invierto”. Pero, fíjese, que lo curioso es que está todo este clima aquí y sin embargo, inversionistas extranjeros siguen llegando a Chile, con proyectos de energía, con proyectos de minería. Yo, frecuentemente, recibo en La Moneda a la gente que va a traer grandes proyectos, porque nos interesa que, o sea, lo que quiero decir  que el inversionista extranjero tiene mucho más confianza que nosotros mismos en nosotros.

Porque Chile es un país honesto, es un país esforzado, es un país tranquilo. Por cierto, hay conflictos sociales de repente, pero es un país que da garantía. Y eso lo demuestra la enorme cantidad de inversionistas  extranjeros que siguen viniendo a Chile.

Pregunta: “Es un país honesto, es un país donde prácticamente no hay corrupción”, dice usted, salvo algunas excepciones, donde está todo tranquilo. Pero es un país desconfiado.

Presidenta Bachelet: Es un país desconfiado.

Pregunta: Volvemos sobre lo que comenzamos; cerramos con lo que comenzamos: un país desconfiado; que cuesta, entonces, recuperar esa confianza que usted ha perdido.

Presidenta Bachelet: Que cuesta pero que yo voy  a hacer todo lo que esté en mis manos, no para que se recupere la confianza en mí, en la persona -una va a estar aquí el tiempo que va a estar, después sigue viviendo como ciudadana, como cualquier otra, bueno, hoy día también soy una ciudadana como cualquiera otra, salvo que ejerzo el cargo de Presidenta de la República. Pero lo que importa es que confiemos en las instituciones, que confiemos más en nosotros.

Fíjese que yo he visto encuestas de hace harto tiempo en que la gente es tremendamente desconfiada del vecino, ¿no? Algo tenemos ahí que, a lo mejor, trabajar mucho más, algo tenemos que trabajar con referentes morales en nuestra sociedad. Ésta no es sólo tarea del Gobierno pero yo voy a hacer  todo lo que corresponde de mi parte

Pregunta: Gracias, Presidenta, por conversar con nosotros. Me hubiera gustado seguir charlando pero bueno…

Presidenta Bachelet: Pero tengo justamente algunas  reuniones y actividades.

Pregunta: Sí, me imagino, muchísimas gracias, muchísimas gracias por la ceremonia de ayer también, muy emotiva. Y todas las asociaciones me están pidiendo acá “dile gracias a la Presidenta”.

Presidenta Bachelet: Un cariño a todas las asociaciones. Y esperamos que pronto sigamos avanzando en estos temas.

Pregunta: Bueno, buen viaje.

Presidenta Bachelet: Muchas gracias.

Pregunta: Saludos al Papa.

Presidenta Bachelet: Le voy a dar los saludos.

DEJA UNA RESPUESTA