Audiencia y Credibilidad de los Medios de Comunicación: un Debate Político

0
337

El rol de los medios de comunicación, especialmente de la prensa escrita, radial y televisiva, sobre todo en una sociedad cada vez más mediatizada como la nuestra, es crucial.  Esa importancia e influencia se incrementa, cuando hablamos del rol de los medios en un espacio público regional como es este territorio austral.

Después del reciente evento electoral del 17N el debate respecto de la función e influencia de los medios de comunicación se nos presenta como una cuestión pendiente.  Hace algún tiempo surgió en Magallanes un cierto debate público en torno a la  supuesta “concentración de los medios” en esta región y encontró en particular la publicación de un estudio del Colegio de Periodistas de Chile, regional Magallanes, y que fue un primer aporte valioso como herramienta para analizar a los medios en nuestra región.

Necesitamos conocer como ciudadanos, qué hacen los medios en la región, cómo se organizan, como se sitúan en el espectro informativo y qué rol social y cívico cumplen en la construcción de una opinión pública regional y local informada.  Los medios, en un espacio social tan reducido como esta región austral, son un poder social y político evidente que crea opinión y que informa, que relaciona a los ciudadanos con el Estado y la administración, pero también corremos el riesgo que terminen desinformando, distorsionando la verdad de los hechos o construyendo “realidades paralelas” que solo existen en la mente de algún personaje con poder…o con dinero…

EL PODER DE LOS MEDIOS Y LOS MEDIOS DEL PODER.

En un espacio público regional donde se entrecruzan dos periódicos y varias revistas impresas, más de 10 radioemisoras (en Punta Arenas, en Natales, Porvenir y Williams), a lo menos 3 ó 4 empresas multimedia, tres canales de televisión regionales, evidentemente que necesitamos en Magallanes un Observatorio Regional de Medios que analice constantemente qué están aportando los diferentes actores en materia de información de calidad, de cobertura de los hechos más relevantes y de contribución al debate público.

Las elecciones son momentos de alta focalización en y con los medios de comunicación, ya que son uno de los principales vehículos a través de los cuales los candidatos, las coaliciones y los partidos políticos ponen en escena, en primera plana y en pantalla sus propuestas y proyectos.

PODER, DINERO Y CREDIBILIDAD.

En un orden social tan mediatizado como el que vivimos hoy, el poder de los medios se construye con dinero o con credibilidad.    Poder, dinero y credibilidad: la ecuación clave de los medios de comunicación de hoy.  Pero puede ocurrir que el dinero mate la credibilidad o que la credibilidad prevalezca a pesar del dinero.

En estas elecciones recientes tuvimos ocasión de ver también en Magallanes lo mejor y lo peor de los medios y de la política mediática: buenos programas de debate y abundante información sobre los candidatos, un despliegue amplio y organizado de los canales de televisión regionales para cubrir en detalle el 17 N, muchos medios haciendo un costoso esfuerzo humano y material por cubrir todos los aspectos de la elección … pero también presenciamos la vieja, poco creíble y desgastada práctica de inventar encuestas de intención de voto de dudoso orígen (que son como “realidades paralelas” estadísticas) , para intentar vender triunfos electorales por anticipado.

Lo sorprendente de esas “encuestas truchas” publicadas antes de la elección, no son objeto ahora después de  elección, de ningún mea-culpa, de ninguna evaluación autocrítica de parte de los medios que las publicaron.   Algo así como: “te quisimos engañar, pero era solo un juego…”

Y hablando de medios, de poder y de credibilidad, nada diremos en esta ocasión respecto de la millonaria pero desigual distribución del avisaje financiado por el Estado, los servicios públicos o el gobierno.

En nuestra región hay algunos pocos medios de comunicación cuya línea editorial es claramente conocida: nadie podría dudar -por ejemplo- que Radio Nuevo Mundo Patagonia o este weblog CoyunturaPolítica, tienen un clara definición de izquierda.  Pero también disponemos en Magallanes de medios de comunicación que hacen uso (y abuso) de la etiqueta “independiente” y que venden una cierta “objetividad” o ecuanimidad en sus puntos de vista y en sus enfoques de prensa, pero que en períodos de campañas electorales se convierten en gigantografías publicitarias desproporcionadas (radiales, televisivos, digitales e impresos) de un solo y determinado candidato, perdiendo en pocas semanas la objetividad de que se preciaban anteriormente.

Los medios en Magallanes tienen una responsabilidad cívica (y no solo una responsabilidad social empresarial) que asumir y por eso es que nuestra región y nuestra ciudadanía merecen hoy disponer de encuestas de calidad sobre el desempeño, la audiencia y la credibilidad de los medios de comunicación regionales y locales.

Tarea pendiente.

DEJA UNA RESPUESTA