Insólita Polémica: Superintendente Afirma que Alzas en Planes de Salud No se Justifican, Asociación de Isapres las Defiende

0
454

Una insólita polémica se vivió hoy en el peculiar «mercado» de la salud privada en Chile. Mientras la Superintendencia de Salud, autoridad reguladora y fiscalizadora informó del alza de los planes de la mayoría de las isapres, tras lo cual dijo que no se justificaban, la Asociación de Isapres, representante de las entidades teóricamente reguladas, le respondió con desplante y arrogancia, aunque sin ninguna base técnica ni empírica: “Es una realidad objetiva y comprobable que los ajustes de precios en salud son universales e inherentes a la medicina moderna”. Peor aún, con el mayor de los descaros aseguró que las alzas tienen por objeto «asegurar una adecuada entrega de servicios a sus afiliados».

 

El superintendente Sebastián Pavlovic (DC) detalló que que los precios base se incrementarán entre un 3,3 y un 7,8 por ciento real, dependiendo de cada aseguradora. Esto afectará a un total de 2.117.082 afiliados -equivales al 63,8 por ciento del total- aunque con incrementos menores a los del 4,8 por ciento promedio aplicado por la industria para el periodo 2014-2015.

De acuerdo a los datos proporcionados por las 13 isapres que conforman el mercado, entre las aseguradoras abiertas las alzas promedio son lideradas por Masvida (6 por ciento), Cruz Blanca (4,8 por ciento), Colmena (4,6 por ciento) y Consalud (3,9 por ciento).

Las isapres Vida Tres, Banmédica y Óptima no reajustarán los precios de sus planes.

En cuanto a las isapres cerradas, sólo Fundación informó a la Superintendencia una variación de 6 por ciento. San Lorenzo, Fusat, Chuquicamata, Río Blanco y Cruz del Norte no anotarán variaciones.

El superintendente destacó que más de dos millones de clientes se verán afectados por las alzas de precios. En el caso de Masvida, el 95,3 por ciento de sus afiliados sufrirán aumentos; en Cruz Blanca el 91,3 por ciento; en Consalud el 85 por ciento; en Colmena el 79,9 por ciento y en Fundación el 0,5 por ciento.

«Creemos que es positivo que sea un alza promedio menor que la registrada el año anterior, pero no es una buena noticia que haya un 63 por ciento de personas afectadas con alzas importantes», dijo Pavlovic, según informó la Superintendencia en su página web.

El ex candidato a diputado explicó que «una vez que lleguen las cartas de adecuación notificando estas alzas, los beneficiarios tienen la opción de mantener su plan o cambiarse dentro de la misma isapre».

También pueden «ponerle término al contrato, ir a las Cortes de Apelaciones respectivas y reclamar ante la Superintendencia de Salud a través de la modalidad ‘Reclamos en Línea’, subiendo el documento escaneado a la página web o de manera presencial en nuestras oficinas de atención en todo el país».

«Pueden ir al módulo de atención de usuario en el primer piso de este edificio, Alameda 1449, y adicionalmente pueden ir también, si están en regiones, a las agencias en cada una de las capitales regionales del país», insistió.

«Desde el año pasado la Superintendencia de Salud asumió un rol más activo en la defensa de los derechos de las personas. Estamos convencidos de que, siendo un regulador fuerte e independiente del sector regulado, y que pone a las personas en el centro de sus preocupaciones, se contribuye a dar mayor legitimidad al sistema», aseveró Pavlovic, quien aseguró que las alzas son «injustificadas».

Indicó que, en este sentido, cada empresa deberá «demostrar la pertinencia de sus alzas ante los usuarios, la Superintendencia o la Justicia», pues según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) «no dio los argumentos técnicos para justificar un aumento», consignó La Tercera.

Asociación de Isapres: “Es una realidad objetiva y comprobable que los ajustes de precios en salud son universales e inherentes a la medicina moderna”

La Asociación Isapres de Chile, que integran las aseguradoras Banmédica, Consalud, Cruz Blanca, Vida Tres y Río Blanco, señaló que “no es competencia de esta Asociación Gremial realizar comentarios sobre la adecuación de precios para el periodo julio 2015-junio 2016?, esto luego de que el Superintendente de Salud (TyP), Sebastián Pavlovic, informara que los precios “base” de los planes de salud de las isapres subirán entre un 3,3% y un 7,8% real, alzas que se aplicarán a partir de julio de 2015 y hasta junio del 2016.

Según los datos entregados, de las 13 aseguradoras privadas que componen el mercado, 7 abiertas y 6 cerradas, las abiertas que subirán sus precios en promedio son: Consalud 3,9%; Colmena 4,6%; Cruz Blanca 4,8% y Mas Vida 6,0%. A diferencia de años anteriores, las isapres Vida Tres, Banmédica y Óptima no aplicarán un reajuste en sus precios, lo cual fue evaluado positivamente por la autoridad.

Respecto a las Isapres cerradas, solo Fundación informó una variación en sus precios de 6,0%, mientras que las aseguradoras San Lorenzo, Fusat, Chuquicamata, Río Blanco, Cruz del Norte, no tendrán variaciones.

“Sólo podemos decir que los valores informados hoy corresponden a las proyecciones por aumentos de los costos médicos que cada Isapre enfrenta por separado, para asegurar una adecuada entrega de servicios a sus afiliados”, justificó la asociación empresarial, por medio de un comunicado de prensa. Cabe recordar que las prestadoras de salud registraron un alza en sus utilidades de un 56%, las que alcanzaron los $60 mil millones en 2014.

“Este proceso de adecuación está contemplado en la ley que data de 2005 para que las isapres puedan cumplir con los beneficios comprometidos con cada uno de los usuarios”, siguió el documento, el cual agrega que “es una realidad objetiva y comprobable que los ajustes de precios en salud son universales e inherentes a la medicina moderna y al envejecimiento de la población”.

La Asociación de Isapres sostuvo este martes, luego que se diera a conocer el reajuste de los planes de las aseguradoras, que “los valores informados hoy  corresponden  a las proyecciones por aumentos de los costos médicos que cada isapre enfrenta por separado,  para asegurar una adecuada entrega de servicios a sus afiliados”.

En el comunicado se explicó que “dicha normativa establece que anualmente cada una de las isapres debe analizar sus proyecciones de costos, las que consideran los cambios tecnológicos en la medicina, las alzas en los valores facturados por los prestadores, el aumentos de las  cantidades de uso de prestaciones por parte de los usuarios, así como la utilización de licencias médicas”.

La Asociación añadió que “es una realidad objetiva y comprobable que los ajustes de precios en salud son universales e inherentes a la medicina moderna y al envejecimiento de la población”.  

“Por ello, es necesario avanzar por el camino de una nueva regulación para el sector la que, entre otras cosas, contemple mecanismos de ajustes de precio que generen mayor confianza y eliminen la judicialización, que sean regulados por la propia ley y que reflejen claramente la evolución de los costos de la salud”, completaron en la declaración.

Por otra parte, el superintendente Pavlovic aseguró que más de 2 millones de personas se verán afectadas con las alzas de precio. “En el caso de Consalud un 85% de sus afiliados sufrirán aumento en sus planes, Colmena un 79,9%; Cruz Blanca un 91,3%; Más Vida un 95,3% y Fundación un 0,5%. Creemos que es positivo que sea un alza promedio menor que la registrada el año anterior, pero no es una buena noticia que haya un 63% de personas afectadas con alzas importantes”, comentó.

“Una vez que lleguen las cartas de adecuación notificando estas alzas, los beneficiarios tienen la opción de mantener su plan o cambiarse dentro de la misma isapre; ponerle término al contrato; ir a las Cortes de Apelaciones respectivas y reclamar ante la Superintendencia de Salud a través de la modalidad ‘Reclamos en Línea’, subiendo el documento escaneado a la página web o de manera presencial en nuestras oficinas de atención en todo el país”.

Por último, Pavlovic manifestó que “desde el año pasado la Superintendencia de Salud asumió un rol más activo en la defensa de los derechos de las personas, estamos convencidos que siendo un regulador fuerte e independiente del sector regulado y que pone a las personas en el centro de sus preocupaciones, se contribuye a dar mayor legitimidad al sistema”.

DEJA UNA RESPUESTA