Alarma Mundial por Inminente Intervención Militar en Siria (II)

0
509

Numerosas organizaciones políticas y sociales en todo el mundo, entre ellas el Partido Comunista y el PPD, en Chile, se han pronunciado rápida y vigorosamente contra la inminente agresión militar de países de la OTAN contra Siria, lo que elevaría la tensión mundial a niveles intolerables, y desestabilizarían aún más la deteriorada situación en el medioriente, quizá preludio de una tragedia de inimaginables consecuencias. Todo aquel que pueda movilizarse contra esa guerra, que lo haga mientras aún quede un minuto de margen para intentar evitarlo.

NO a la Agresión en Siria

La búsqueda de pretextos para lanzar una intervención militar en Siria sin la autorización de la ONU por parte de EE.UU. y otras potencias occidentales amenaza con conducir a una catástrofe y a dañar gravemente la situación internacional.

La determinación de eludir el Consejo de Seguridad de la ONU, y con pretextos artificiales y sin pruebas para realizar una intervención militar en la región, provocará muertes y daños dolorosos a Siria y su pueblo y también consecuencias catastróficas para otros países de Oriente Medio y África del Norte.

La violación flagrante del derecho internacional, de los principios básicos de la Carta de la ONU  con que se lleva adelante estas operaciones militares solo puede empeorar la situación.

La negativa a investigar responsablemente el origen de la agresión con armas químicas que tuvo lugar puede ser estimada como una confesión de parte de los verdaderos responsables.

Hay un principio de acuerdo para realizar una conferencia en Ginebra que debe ser materializada sin demora. Es determinante la actitud de los EE.UU. que debe cumplir con sus responsabilidades en la preparación de la conferencia en vez de concentrarse en acciones militares que solo agravarán la situación.

La actitud de la opositora Coalición Nacional de Siria que se niega a participar subrayando que volverían a discutir solo después de “castigar” al presidente sirio, Bashar Al Assad da cuenta de que están determinados a incentivar el camino de la violencia con el apoyo imperial. Esto solo asegura muerte y destrucción y debe terminar.

El Partido Comunista de Chile plantea decididamente el término de esta situación, poner fin a las provocaciones y maniobras para continuar la agresión al pueblo sirio y abrir de inmediato una senda que abra un proceso serio y eficiente para poner fin a las agresiones, a la intervención militar externa y normalizar la situación en Siria profundizando un proceso democrático.

COMITÉ CENTRAL
PARTIDO COMUNISTA DE CHILE

Siria: Victima del Imperialismo Global

Es el Pueblo sirio quien padece actualmente el rigor de las nuevas guerras imperialistas, donde, cuando no funciona los sobornos a los gobiernos de turno para que entreguen dócilmente las riquezas de sus Naciones, se le tildan de dictadores, terroristas o narcogobiernos; utilizando para ello, inicialmente, todo su arsenal de la mal llamada información, creando en los espectadores, a cientos de kilómetros de distancia, la sensación de un estado de peligro proveniente del país en cuestión.

Una vez creado el escenario virtual en las mentes de millones de ciudadanos a escala planetaria, financian a ejércitos de mercenarios, muchas veces conformados por los propios nacionales del país a intervenir, con el objeto de desestabilizar el orden existente en dicho país, atacando directamente al sistema de gobierno y muchas veces cometiendo actos terroristas para culpabilizar a sus gobernantes principales.

Con ello promueven guerras fraticidas, donde se “ahorran” los muertos de sus propios ejércitos, e “invirtiendo” a aquellos que no se dan cuenta lo horrendo que es traicionar a la Patria y matar a sus propios hermanos.

Son Al Qaeda, el gobierno de Israel, el de Arabia Saudita y los miembros de la OTAN, los principales colaboradores de los EE.UU. en estos perversos planes diseñados por la CIA, que pasan por el entrenamiento, financiamiento y dotación de armas a los rebeldes mercenarios. No ha de extrañarnos ni sorprendernos lo horrendo de tal fin, si fue la misma Al Qaeda la entrenada, conformada y posteriormente contratada por la CIA,  para realizar el auto-atentado de las Torres Gemelas, el 21 de septiembre de 2001.

Es Siria, hoy, el objetivo del imperio: EE.UU.-OTAN.

El imperio no es una Nación, no es un solo gobierno. Es una red, un sistema terrorista de dominación, genocidio y saqueo a escala planetaria, que busca adueñarse de las riquezas naturales de los países más vulnerables militar y socialmente, y que no responden a sus intereses político-económicos y energéticos.

Este sistema imperial utiliza métodos tan refinados como lo son las tecnologías de la comunicación, la industria de la producción de alimentos y el sistema bancario sionista… Pero también métodos tan atroces como el terrorismo, los bombardeos (dizque) selectivos, los ataques biológicos y  químicos, y las guerras neocolonialistas.

En Siria ya van por esta última fase, con el uso de la guerra para derrocar a un gobierno que no se rindió ante el poder del dinero para entregar las riquezas de su pueblo al imperio. En Siria, el imperio van a rematar a un pueblo que resiste con dignidad. Van a bombardear a niños, ancianos, población civil totalmente desarmados e inocentes… van a destruir las escuelas, los hospitales, los museos, los ancianatos, a comunidades enteras… van a exterminar, nuevamente, a una cultura milenaria del planeta.

Hacen en el Medio Oriente lo que no pueden en América Latina.

En nuestras latitudes habían venido aplicado la primera fase de su intervencionismo, como lo es el soborno, o el “influir por debajo de la mesa”, a los gobernantes de turno. Esta relación de subordinación gubernamental ante el imperio, aunque siempre fue combatida por los pueblos, no fue hasta el ascenso de Hugo Rafael Chávez Frías a la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, que comenzó a ser combatida desde las instancias del mismo gobierno. Chávez fue voz del movimiento popular y revolucionario antiimperialista de América Latina y del mundo. Y fue él, a través de sus políticas estratégicas, que logro impulsar y consolidar todo un bloque de izquierdas en la Región que enfrentara las políticas de dominación imperialista.

Pero ¿Qué hacer como un ciudadano común en contra del Imperialismo?

Ante todo debemos salir de nuestra propia y mental “Zona de Exclusión” ideológica y cultural, donde permitimos, e incluso colaboramos con el enemigo, para que nos bombardeen con sus antivalores y sus patrones consumistas. Dejemos de consentir que el ataque se realice en nuestros propios hogares, a través de nuestros televisores y sus “programaciones” que persiguen inculcar el odio y la violencia, y nos enseñan a rechazar al débil y defender al opresor. No permitamos que el enemigo nos insulten al oído, escuchando su música de laboratorio, alienante y degradante de nuestros valores. Neguémonos de participar en su adoctrinamiento cuando pagamos por sus videojuegos que entrenan a los más jóvenes para una guerra fraticida.

Demos un paso al frente en la organización popular y colectiva: organicemos o fortalezcamos los colectivos existentes para la lucha popular revolucionaria antiimperialista; contrastemos la información proveniente de diferentes medios; y preparémonos en las estrategias y tácticas de las guerras asimétricas a favor del Pueblo y en contra del imperialismo y sus intereses en nuestro suelo patrio.

¡No al intervencionismo Imperial en Siria!
¡Bolívar Vive! ¡La Lucha Sigue!
Coordinadora “Simón Bolívar”
Miércoles 28 de agosto del 2013

El Partido comunista de Turquía denuncia la intervención militar imperialista en Siria 

La amenaza imperialista  contra Siria se ha intensificado con el reciente cuento de las armas químicas. O mejor dicho, decididos de incrementar el nivel de su violenta campaña contra el pueblo de Siria, los imperialistas han fabricado el pretexto de las armas químicas para intervenir.

No es una simple señal que el hecho de apuntar al gobierno sirio de utilizar las armas químicas. Aunque no tomamos en cuenta las declaraciones del gobierno sirio respecto al hecho que debe combatir las pandillas de terroristas armados, y no al pueblo quien vive al lado, la idea en que el gobierno sirio utilizaría armas químicas en una periferia donde sus propios soldados están presentes y al momento donde tienen la supremacía en el conflicto es ridícula.

El gobierno del AKP dirige los negociantes de la guerra…

Una de las razones para el gobierno del AKP de sonar los tambores de guerras es porque él mismo es un criminal de guerra. En el caso en que los Sirios logran salir de la tempestad de estos dos años y medio de una larga agresión contra ellos, pondrán sobre la mesa todos los crímenes del AKP y de los otros. El primer ministro turco Erdogan y el ministro de asuntos extranjeros Davutoglu están aterrorizados frente a esta posibilidad.

La segunda razón es la siguiente. Su único medio de conservar su poder y sofocar en lo interno su crisis económica y política actual es de hacer la guerra.

En ese momento preciso, prevenimos el gobierno del AKP:

No hagan ningún paso concreto hacia una intervención militar en Siria que nos llevará hacia atrás.

En el caso en que hacen este paso, Ustedes lo pagarán carísimo… Amargamente no van a perderse los días de resistencia de “Gazi”…

El Partido comunista de Turquía conoce muy bien la reacción de nuestro pueblo contra la guerra en Siria. Los turcos no quieren llevar sus hijos a sumarse a esta guerra que causa muertes  en personas inocentes y en patriotas Sirios en manos de mercenarios extremistas islamistas. No dispararán ni una sola bala contra sus hermanas y hermanos Sirios.

La razón es sencilla, tenemos un mejor reto que él de morir y matar: Derrocar el AKP. No tenemos ninguna duda de derrocar el AKP y de poner a la puerta de nuestra región los EE.UU para abrir el camino de la unidad de los pueblos de la región. Nuestro pueblo tomará este reto.

Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

Resultan alarmantes los recientes pronunciamientos del gobierno de Estados Unidos y varios de sus aliados de la OTAN que instan a una acción militar en Siria, ignorando los esfuerzos que realizan algunos Estados para alcanzar una solución política al conflicto que desangra a esa nación árabe.

Es necesario recordar que quienes más abogan hoy por una acción militar contra Siria son los mismos que lanzaron cruentas guerras sin mandato del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, bajo la mentira deliberada de la existencia de armas de exterminio en masa o con el pretexto de la protección a civiles, que ocasionaron cuantiosas muertes de personas inocentes, incluidos niños, a las que califican como «daños colaterales».

Se llama a atacar a Siria, precisamente cuando su Gobierno ha autorizado la Misión de Investigación de Naciones Unidas sobre el presunto uso de armas químicas en ese país y esta ha iniciado sus labores en el terreno.

Cuba condena cualquier uso de armas químicas y otras de exterminio en masa y está firmemente comprometida con la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción, el Almacenamiento y el Empleo de Armas Químicas y sobre su Destrucción y con el estricto cumplimiento de sus disposiciones.

La información disponible sobre la crisis en Siria es fragmentada, imprecisa y objeto de frecuente manipulación.

Una agresión contra Siria provocaría gravísimas consecuencias para la ya convulsa región del Medio Oriente, constituiría una flagrante violación de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional y aumentaría los peligros para la paz y la seguridad internacionales.

Cuba reitera su convicción de que es necesario encontrar una solución política y expresa su enérgico rechazo a cualquier intento de socavar la independencia, la soberanía e integridad territorial de Siria y la autodeterminación de su pueblo.

La Habana, 28 de agosto de 2013

Declaración Pública del Partido Por la Democracia sobre Siria

El Partido Por La Democracia, promueve la libertad y la democracia, los derechos fundamentales de las personas, la autodeterminación de los pueblos, la no injerencia en asuntos de otros Estados y la solución pacífica de los conflictos, en Chile y en todo el mundo.

Ante las declaraciones de los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, anunciando un posible ataque a Siria, la Secretaría Nacional de Relaciones Internacionales del PPD emite la siguiente declaración:

1. La solución pacífica a la crisis en Siria implica concertar todos los esfuerzos internacionales para generar un espacio de diálogo y el acatamiento a las resoluciones de la ONU.

2. El PPD subscribe el llamado a la comunidad internacional para que el
Consejo de Seguridad de la ONU haga respetar la Carta de las Naciones Unidas, el principio de no injerencia en los asuntos de Siria y se sumen todos los esfuerzos para implementar el plan de negociación llamado Ginebra II por la paz en Siria.
Mientras una misión de la ONU inspecciona el uso de armas químicas en el conflicto, la recomendación del Consejo de Seguridad de un alto al fuego debe regir para todos.

3. La lamentable intervención militar en Irak 2003, es un precedente para considerar. Ejecutada  en forma unilateral y al margen del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, se sustentó en información falsa sobre armas de destrucción de masiva y sirvió de excusa para la ocupación,  generándose una catástrofe humanitaria de más de 10 años.

Nuestro país se opuso y la misma posición debe adoptarse ahora. Un ataque al país árabe podría agravar la actual situación aún más y llevar a una catástrofe regional, lo que constituye una amenaza a la paz mundial.

4. EL  PPD reafirma su posición para que se faciliten todos los
medios a la misión de la ONU con el fin de conocer la verdad respecto al uso de armas químicas y posibilitar un informe imparcial.

5. El PPD hace  un llamado a todos los miembros de la comunidad internacional a una observación estricta del derecho internacional, principalmente de los principios de la Carta de la ONU y evitar una intervención militar que conduciría a la inminente agudización del conflicto con sus lamentables consecuencias sobre la población civil y la pérdida de vidas inocentes. 

Miércoles 28 de agosto de 2013

DEJA UNA RESPUESTA