Se les Sigue Derrumbando el Montaje: Corte de Apelaciones Rechazó Demanda Laboral de Sergio Bustos Contra Caval

0
412

En fallo unánime, la décima sala de la Corte de Apelaciones desechó la demanda laboral, por más de 200 millones de pesos, que presentó Sergio Bustos en contra de la empresa Caval, de la cual es socia la nuera de la Presidenta Michelle Bachelet, Natalia Compagnon.

 

Esto significa que Bustos mintió respecto a tener algún vínculo laboral con Caval. De otra parte, el «denunciante estrella» del caso Caval, está el libertad provisional, luego de ser formalizado por el asesinato de un militante del MIR, en 1974.

La medida ratifica la resolución del primer Juzgado de Letras de Santiago, que en abril pasado también rechazó la acción judicial con la que Bustos solicitaba el pago de más de 200 millones de pesos por concepto de servicios realizados en la gestación del crédito bancario que le permitió la firma comprar los polémicos predios de Machalí.

El abogado de Caval, Antonio Garafulic señaló que esta resolución «ratifica el fallo de primera instancia pero además le otorga costas a esta parte por no tener motivo plausible para indicar, ni siquiera en segunda instancia».

«Pierde absolutamente la demanda que había presentado y este procedimiento laboral concluye el día de hoy», añadió en relación al recurso en donde exigía el pago de 230 millones, incluyendo reajustes y costas, según lo detallado por el abogado.

Garafulic comentó también que la Corte determinó que «no existe relación laboral, que no se pudo determinar ninguno de los vínculos laborales, ni que motivo plausible para litigar, ni siquiera para cobrar en tribunales y que la demanda carece de todo fundamento plausible».

Con esto Sergio Bustos, que se encuentra procesado por un caso de violaciones a los derechos humanos deberá pagar las costas de este proceso y del anterior.

Y si mintió en este aspecto, no hay razón para creer en sus otras imputaciones en el caso Caval. Más aún cuando está comprobado que fue un agente de los servicios de inteligencia de la dictadura.

Procesado por homicidio

Hasta el Centro de Cumplimiento Penitenciario de San Carlos fue derivado Sergio Bustos Baquedano, supuesto asesor de la empresa Caval, luego de ser detenido y esposado en Chillán tras el auto de procesamiento dictado el 4 de agosto pasado, por el Ministro Claudio Arias de la Corte de Apelaciones de Chillán y que lo imputa como responsable de la muerte de un integrante del MIR, Rolando Gastón Angulo Matamala, en abril de 1974.

Junto a Sergio Bustos, fue detenido también Mario César Romero Godoy, quien se desempeñaba en esos años como Fiscal Militar Letrado de Chillán, de quien emanaban las órdenes de detener a las personas vinculadas al MIR. Este último fue trasladado hasta el Regimiento Reforzado N° 9 de Chillán.

Ambos fueron los dos únicos imputados que se presentaron voluntariamente ante el ministro Claudio Arias, quien ayer sometió a proceso a 16 personas, civiles y militares, como autores de los delitos de homicidio calificado de Rolando Gastón Angulo Matamala, Ogán Esteban Lagos Marín y Bartolomé Ambrosio Salazar Veloz, ilícitos perpetrados entre el 27 y 28 de abril de 1974, en la región del Biobío.

Consultado el Ministro Claudio Arias, señaló que ordenó la prisión preventiva para los 16 procesados, por lo que se ofició a la Brigada Investigadora de Delitos Contra Los Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones de Santiago y la Prefectura de Investigaciones de esta ciudad.

«Estamos investigando, llevamos 8 tomos en la causa, investigando estos homicidios calificados. Una vez que dicté ayer el auto de procesamiento ellos tendrán derecho a apelar a esta misma resolución judicial, después vendrán los procedimientos posteriores, pero ya se interrogó y se hicieron los careos pertinentes», afirmó Arias quien agregó que la detención la irá resolviendo «a medida que vayan llegando las personas», indicó.

Tras conocer que fue procesado ayer por el caso de derechos humanos, al igual que todos los violadores de derechos humanos, negó haber tenido participación en los hechos:

«Yo no tengo nada que ver con esto… aparte de conocer a algunos personajes que están metidos en el tema… si yo soy sancarlino y San Carlos es una ciudad chiquitita, y en ese tiempo tendría unos 40 mil habitantes. Nos conocemos todos», dijo en radio ADN, donde adelantó que se presentaría ante el ministro «para ayudar» porque, según aseguró, «yo no he hecho nada, con eso estoy tranquilo».

Según el proceso que conoce el ministro Arias, Rolando Angulo estuvo detenido en el regimiento Chillán, lugar donde ocho días más tarde de su detención salió con destino incierto, «siendo encontrado su cadáver el 28 de abril de 1974 en el canal Bravo del fundo Mutupín, ubicado 7 kilómetros al oriente de San Carlos, con impactos de bala en su cuerpo, lo que fue realizado por terceros, quedando de este modo configurado el delito de homicidio calificado» detalla la carpeta investigativa.

«MI madre falleció al año siguiente de que asesinaran a Rolando, producto de un cáncer fulminante del cual hasta tenemos dudas de lo rápido que actuó sin la intervención de alguien. Posterior a esto cae mi otro hermano, Óscar, y es llevado a Villa Grimaldi. Él alcanzó a sobrevivir, porque tenían órdenes de ejecutarlo, porque la función de la Dina era exterminar a corto plazo a todos los que ellos pensaban eran sus enemigos, como el MIR o quienes tenían visiones distintas», dice Fernando  Angulo, hijo de la víctima, quién añadió:

 «Sergio Bustos fue jefe del grupo que se denominó grupo Chorrillos, que es dependiente de la Brigada de Inteligencia, dependiente de áreas adscrita a la Dina. Ellos, tanto Bustos como el ex fiscal militar Mario Romero, y todos esos birros, se pusieron a disposición de aquel entonces comandante del 73. Todo ese grupo operó en favor del grupo de inteligencia y posteriormente conformaron la Brigada de inteligencia civil, que dependía de Jorge Carrasco Fuenzalida, quien hoy está muerto».

Pese a que Bustos acusa que este procesamiento surge a raíz de haber destapado el caso Caval, la familia Angulo Matamala asegura que hay pruebas fehacientes de que está  involucrado en el homicidio de Angulo;

«Él (Sergio Bustos) puede pensar cualquier cosa, puede decir soy inocente, pero en definitiva hay pruebas e información de sus mismos amigos, quienes lo reconocen como el jefe y no hay que olvidar que él estuvo en Londres 38 y estuvo bajo el alero de Manuel Contreras y Jorge Carrasco Fuenzalida; entonces él no puede llegar ahora y decir que no hay pruebas que lo involucren, creo que eso es un gesto desesperado de Bustos».

Sergio Bustos quedó en libertad provisional el 10 de agosto pasado.

DEJA UNA RESPUESTA