Ministro Valdés Expuso Estado de la Hacienda Pública ante Comisión Mixta de Presupuesto

0
459

En el debate, que inicia la discusión de la Ley de Presupuesto de la Nación para el año 2016, el Secretario de Estado ajustó proyección de crecimiento a un 2,25% para el presente año, debido a un menor dinamismo de le economía mundial, particularmente de China; un precio del cobre muy inferior al de los últimos años, así como una contracción de la demanda interna y de la productividad.

Un menor crecimiento de la economía chilena y mundial, un precio del cobre menor, una demanda interna contraída y una productividad limitada son las bases de análisis que el Gobierno tomó para la sustentación del Presupuesto de la Nación para el año 2016 y cuyos lineamientos fueron presentados hoy ante la Comisión Mixta de Presupuesto del Congreso Nacional, en la sede de Santiago, por el Ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.

El Ministro de Hacienda informó que, para este año, se espera concretar un crecimiento del PIB de 2,25%; una demanda interna de 1,5%; un IPC de 4,3%; y un precio del cobre de 2,52 la libra. En tanto que, para 2016, los supuestos macroeconómicos son: un crecimiento de 2,75% del PIB; una demanda del 2%; un IPC anual promedio de 3,8%; y un precio del cobre de 2,50 de dólar la libra.

Rodrigo Valdés resaltó que estas cifras, sobre las cuales descansa el proyecto de Ley de Presupuesto de la Nación para 2016, son realistas y dentro de los márgenes propuestos por el Banco Central. Sin embargo, alertó que siempre existe el riesgo de que, durante el año que viene, haya alguna revisión a la baja. En este contexto, relevó el papel que presenta la demanda interna, dado que representaría el índice más importante para proyectar la recaudación futura.

El Secretario de Estado recalcó que el actual precio del cobre e indicadores como el tipo de cambio muestran un escenario distinto, respecto del cual el país viene reaccionando, como lo demuestran variaciones en el mercado del empleo y en los procesos productivos locales (resurgimiento de las exportaciones y revalorización de los productos nacionales). «Son todos elementos que muestran que Chile está reacomodándose como una economía de mercado, como debe ser, a este escenario nuevo al que hay que reasignar recursos, desde un sector a otro», planteó.

Sostuvo que todas estas situaciones impiden realizar una política fiscal expansiva contracíclica como la desarrollada en 2009 y afirmó que es preciso ajustar los porcentajes del crecimiento del gasto a la nueva realidad (el gasto creció un 4,4% real; y un 6,6 medido presupuesto 2015 con presupuesto 2016). En este plano dijo que es importante tener un fisco ordenado y coordinado con las políticas del Banco Central.

Finalmente, entre otros varios puntos, señaló que se proyecta alcanzar para este año un déficit fiscal del 3,3%, el cual se reduciría a 3,2% en 2016. Asimismo, confirmó que se decidió cambiar la estrategia fiscal para los últimos años, contemplándose una reducción de un cuarto del PIB por año.

Escenario económico

El Secretario de Estado sostuvo que el crecimiento mundial es débil y recalcó que el panorama se agudiza en las economías emergentes, donde Brasil y Rusia presentan las caídas más notorias, con una clara recesión, y donde China aparece en una línea de desaceleración que impacta principalmente en las transacciones de los commodities a nivel mundial, como por ejemplo, en el precio del cobre. Consideró que una de las excepciones en este cuadro es Estados Unidos, cuyo crecimiento viene repuntando en el último tiempo, promoviendo con ello una escalada de sus tasas de interés, lo que consideró una noticia de dulce y agrás para el mundo emergente, en general.

Señaló que es difícil argumentar que no hay elementos domésticos que afectan el crecimiento de la economía chilena, pero recalcó que no es correcto puntualizar solo en ellos la actual desaceleración. En este plano, recordó que la tendencia a la baja es un fenómeno que afecta a toda la región latinoamericana, pero aseguró que Chile, pese a las dificultades, sigue creciendo más que el resto de sus vecinos.

En ese sentido, indicó que desde el año pasado se viene registrando una leve recuperación en el nivel de crecimiento, pero reconoció que este no es constante ni firme. Alertó que el sector minero cayó fuertemente, incidiendo en el PIB y observó que tanto la demanda interna como la inversión se mantienen en niveles débiles, aunque destacó que, mientras la primera presenta signos de recuperación, la segunda no, constituyéndose como una de las tareas prioritarias de enfrentar.

Valdés planteó que un rayo de luz tiene que ver con que las economías desarrolladas vienen saliendo de sus respectivas crisis y repuntando en su crecimiento (particularmente Estados Unidos), lo que incide en una recuperación del sector exportador (en 2010, 2011 y 2012 las exportaciones netas era negativa, es decir, se importaba más de lo que se exportaba, hoy se estaría dando vuelta ello).

Resaltó que esta última área de la economía estaría beneficiándose también por un incremento en el tipo de cambio (de $450 a cerca $700 en dos años), aunque reconoció que esto tiene efectos en la inflación. Sin embargo, evaluó que, gracias a la credibilidad del Banco Central, las expectativas de mediano y largo plazo están ancladas hacia la convergencia de la meta (3%)

El Ministro Valdés también estimó que sería una buena noticia el comportamiento desarrollado por el mercado laboral, particularmente en un contexto negativo de la economía. Afirmó que la tasa de desempleo ha sido baja, mientras que la tasa de creación de empleo ha sido alta, con mucho empleo asalariado. Si bien dijo que efectivamente la política fiscal ha tenido incidencia en los índices, recalcó que la administración pública ha generado sólo 25 mil empleos de los 180 mil generados en los últimos doce meses.

Cronograma del trámite legislativo

Según se informó hoy, el cronograma del trámite legislativo del proyecto de ley considera para mañana, 6 de octubre, la presentación del director de Presupuestos, Sergio Granados, del Informe de Finanzas Públicas. La exposición se realizará ante la Primera Subcomisión.

Posteriormente, se contempla que el trabajo de las Subcomisiones se desarrolle entre el 7 y el 30 de octubre y se fijó como fecha tope para que entreguen sus informes el martes 3 de noviembre.

A su vez, el trabajo de la Comisión Mixta se realizaría entre el 4 y el 12 de noviembre y se espera que la discusión en la Sala de la Cámara de Diputados sea entre el lunes 16 y el martes 17 de noviembre; en tanto que en el Senado, entre el miércoles 18 y el jueves 19 de noviembre. Se dejaría la semana del 23 de noviembre para una eventual constitución de comisión mixta y despacho final de la ley.

DEJA UNA RESPUESTA