Casino Monticello: Apostador Enloquecido Asesinó a Dos Personas y se Suicidó

Contingencia
Tipografía

Tres muertos, incluyendo el autor de los disparos, quién luego se suicidó, y cuatro personas heridas, todos trabajadores del lugar, dejó un tiroteo en el casino Monticello, causado por Osvaldo Campos Azócar, médico veterinario, un jugador compulsivo que perdió el control de sus actos, tras haber perdido más de 17 millones de pesos.

De acuerdo a las primeras informaciones, el autor de los disparos se parapetó en un baño del recinto de apuestas, hasta donde llegaron efectivos del Grupo de Operaciones especiales de Carabineros, incluyendo un equipo negociador de la policía.

El hecho ocurrió en el sector VIP del casino y autor de los disparos fue identificado como Osvaldo Campos Azócar, médico veterinario.

En el momento del incidente había cerca de 70 clientes en el recinto.

Luego de cinco horas parapetado en un baño del casino Monticello, Campos se quitó la vida.

Tras perder cerca de $17 millones, el médico veterinario de 42 años, sacó una pistola y mató a dos personas, identificadas posteriormente como funcionarios del casino de juegos, además dejó cuatro heridos.

El Casino Monticello confirmó que los dos fallecidos tras tiroteo eran funcionarios del recinto.

"Estamos enfocados en acompañar con las familias de los compañeros que sufrieron el ataque. Nosotros, como nivel de industria, tenemos que tomar las medidas para detectar estas situaciones", comentó Manuel Rojas, gerente general del Casino.

Las víctimas fatales fueron identificadas como Óscar Elías Reyes Valenzuela, de 36 años y Carolina de los Ángeles Carreño Ávila, de 34.

La fiscal a cargo, Nayalet Mansilla, informó que el hombre contaba con antecedentes por otros delitos, entre ellos el de secuestro.

El jefe de zona de Carabineros, General José Rivera confirmó que luego de permanecer varias horas parapetado en un baño del lugar, el atacante finalmente se suicidó, inyectándose una sustancia que aún está siendo periciada.

La autoridad también informó que durante el tiempo en que el atacante estuvo parapetado, un guardia del casino también estuvo en el baño, pero que al parecer Campos no se habría percatado de su presencia.

Campos era cliente habitual del lugar y anteriormente ya había tenido problemas en el casino por desórdenes. Los motivos que lo llevaron a disparar aún se desconocen. Sin embargo, se sabe que habría perdido cerca de $17 millones en apuestas y que hoy era el día de su cumpleaños.

Efectivos de Carabineros llegaron hasta el domicilio de Campos Azócar, en la comuna de Maipú para realizar un allanamiento, encontrando en el lugar gran cantidad de dinero (en euros) y municiones.