Kitty Hawk: Lo más Parecido al Auto Volador

Tecnología
Tipografía

En la actualidad hay una competición por quién consigue surcar los cielos antes. Uber presentará esta semana su proyecto de taxi volador, Dubai ya casi los tiene, hemos visto el primer coche realmente volador de la historia, y hasta un emprendedor que está en los primeros estadios de conseguir emular a Iron Man. Y a todo esto le sumamos ahora Kitty Hawk, el sueño de Larry Page, co-creador de Google.

Usar la palabra dron para describir el Kitty Hawk es incorrecto, pero en sí esta nave voladora eléctrica se vale de la misma tecnología de rotores que pone a los drones actuales en el aire. Es como mezclar un quad y un hovercraft con el sistema de vuelo de un dron.

El Kitty Hawk es una aeronave para una sola persona y destinada no al transporte, sino simplemente a la diversión. De hecho y aunque vuela, no necesita que el usuario se saque la licencia de piloto para utilizarla.

En verdad, más que un auto eléctrico se parece a una cruza entre jetski y un drone gigante capaz de transportar a un adulto.

De todas maneras Cimeron Morrissey, uno de los testers de esta versión, aseguró que la que se ponga a la venta será bastante más práctica que este prototipo.

Según lo que publica el New York Times, el vehículo pesa unos 100 kilogramos y puede volar a una velocidad de hasta 40 kilómetros por hora.

Larry Page, actual director ejecutivo de Alphabet, empresa madre de Google, invirtió no en una sino en dos compañías dedicadas a los coches voladores, y Kitty Hawk es una de ellas. Más que un coche volador, su prototipo en es considerado una “aeronave ultraliviana” por la Administración Federal de la Aviación de los Estados Unidos.

En el sitio de Kitty Hawk, en tanto, se asegura que el aparato es “seguro, probado y legal para ser manejado en Estados Unidos”, siempre y cuando se use en “áreas no congestionadas”.

Aparentemente, no se necesita una licencia especial para volarlo, y “es posible aprender a manejarlo en unas pocas horas”.

El Kitty Hawk ahora mismo es poco más que una nave de recreo, pero sus creadores lo han diseñado a propósito para no funcionar sobre tierra con la idea de tener en un futuro no muy lejano una versión más grande para las zonas urbanas, que pueda volar sobre los coches pero a una altura no demasiado elevada y evitar así atascos y aglomeraciones habituales.

Y lo mejor es que tiene fecha de entrega, ya que Larry Page y los suyos lo han presentado este mes y señalan que a finales de año el Kitty Hawk llegará al mercado en un modelo menos ruidoso y de aspecto más aerodinámico que este de prueba.