Airbus Probará Auto Volador en 2017

Tecnología
Tipografía

Este año podría hacerse realidad el vehículo con el cual la ciencia ficción sueña hace casi un siglo, el auto volador; en realidad, un prototipo denominado vahana, en sánscrito, vehículo de los dioses.

La empresa aeroespacial Airbus ha desvelado uno de sus proyectos más secretos. Se trata de Vahana, un coche volador pensado para el transporte de personas en cuyo concepto lleva tiempo trabajando la firma francesa.

"Vahana" es una palabra sánscrita (una lengua clásica india) que hace referencia al vehículo de un dios, aunque como bien dicen en A³, el brazo de Airbus en Silicon Valley donde se ha desarrollado la idea, ellos tienen los pies bien firmes sobre la tierra a la hora de pensar en este curioso medio de transporte.

Con funciones autónomas y preparado para dos personas (un conductor y un acompañante), Vahana puede despegar y aterrizar en vertical, contando para ello con ocho rotores en cada una de sus alas (la inclinación de estas dependerá de la dirección del vuelo).

Rodin Lyasoff, CEO de A³, apunta que más allá del desarrollo del vehículo, la idea es dar una vuelta a los actuales planteamientos tecnológicos de transporte y fomentar el desarrollo de este tipo de proyectos, que ayuden a dar pie a las "ciudades verticales del futuro".

Vahana podría ser claramente un taxi dentro de una década, con la capacidad suficiente para transportar a un pasajero en un vehículo más rápido y práctico que el coche tradicional.

La idea de Lyasoff es que su equipo de diseñadores, ingenieros y expertos en robótica tenga listo un prototipo a tamaño real capaz de volar a finales del 2017 y un modelo con posibilidad de entrar en producción para el 2020.

Conseguir nuevas normas de regulación es también clave en toda esta historia: solo hay que pensar en la regulación de los drones para imaginar la que podría llegar a liarse si termina llegando a los cielos un coche volador.

El CEO de Airbus, Tom Enders, aseguró que la empresa se toma el proyecto “muy seriamente” y que esperan realizar una demostración de una aeronave autónoma y unipersonal antes de que termine el 2017.

Para Enders, así como el transporte urbano fue bajo tierra y dio lugar al subterráneo, hoy tenemos la tecnología necesaria para llevarlo sobre las ciudades. Según lo que mostraron del prototipo, este utilizará rotores móviles que facilitarán un despegue vertical y luego se reposicionarán para el vuelo.

En la conferencia Digital Life Design sobre tecnología, explicó que actualmente se encuentra en una fase experimental. Buscan hacer funcionar un avión urbano autónomo que los usuarios podrán solicitar mediante una aplicación móvil, a modo de aero-taxi y también disminuir el impacto sobre el medio ambiente. Deberán ser limpios para evitar ser parte del mismo problema que los terrestres.

Airbus es el fabricante de helicópteros más grande del mundo y Enders cree que es el deber de la compañía francesa invertir para sacarle el máximo provecho a las últimas tecnologías para impulsar una nueva era, una con autos voladores. “Si ignoramos estos desarrollos, seremos empujados fuera de importantes segmentos del negocio”, dijo el CEO.

Hasta ahora, Airbus no aclaró cuánto están invirtiendo en el desarrollo del Proyecto Vahana, pero siguen con firmeza los plazos que pautaron hace un año: un prototipo para el 2017 y una aeronave en producción para el 2020.

En caso de que sus ingenieros resuelvan el rompecabezas, la empresa deberá enfrentarse a un desafío más grande: incluir estos nuevos vehículos en la ley para que puedan navegar el espacio aéreo tan estrictamente regulado en todo el mundo, especialmente en las grandes ciudades a las cuales quieren llegar.