Inaceptables y dolorosas son las declaraciones de la Presidenta del Partido Socialista de Chile en contra de la condena de Leopoldo López, dirigente opositor declarado culpable por incitación a la violencia y otros delitos enmarcados en un plan declaradamente sedicioso llamado “La Salida”(1) que condujo a una fuerte ola de violencia callejera de tendencia fascista que duro varios meses y que costó la vida de 43 seres humanos además de millonarias pérdidas materiales.

En marzo de 1991, luego de recibir oficialmente el Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, Patricio Aylwin Azócar en su calidad de Jefe de Estado, con lágrimas en los ojos pidió perdón, a nombre de la nación chilena, a las familias de las miles de víctimas de la represión. En esa oportunidad, omitió referirse al pecado original que significó el quebrantamiento constitucional provocado por el levantamiento de los altos mandos de las instituciones de la defensa y la policía.

Equipo

  • Francisco Herreros

    Francisco Herreros

    Director RedDigital.cl

  • Hugo Baronti

    Hugo Baronti

    Encargado tecnológico

  • Claudia Herreros

    Claudia Herreros

    Encargada de Marketing