Agresión de Carabineros a Personal del SAMU Contribuyó a Muerte de Abel Acuña

0
1419

El Colegio Médico, la Asociación de Funcionarios SAMU y la Asociación de Funcionarios Profesionales SAMU, denunciaron agresión de Carabineros mientras atendían a Abel Acuña, mientras sufría un paro cardio-respiratorio, lo cual “retrasó la reanimación del paciente” e «hizo imposible iniciar soporte inicial avanzado”.

Por esos hechos, el Instituto Nacional de Derechos Humanos presentó una querella contra Carabineros.

La noche del viernes, Abel Acuña, de 29 años, sufrió un paro cardio-respiratorio mientras participaba de manifestaciones en Plaza Italia.

Hasta ese lugar llegó personal del Servicio de Atención Médica de Urgencia (SAMU) para atender la emergencia, el cual posteriormente trasladó al paciente hasta la ex Posta Central, lugar donde llegó con algunos signos vitales.

No obstante, 15 minutos después falleció.

Este sábado, personal del SAMU con apoyo del Colegio Médico (Colmed) emitió un comunicado en el que denuncian que mientras atendían al paciente en Plaza Italia, sufrieron los embates de Fuerzas Especiales.

“Como ya es de público conocimiento, el día viernes 15 de noviembre, a las 21.22 horas, personal del Servicio de Atención Metropolitana de Urgencia (SAMU) acudió a un llamado por un paciente en paro cardiaco en las inmediaciones de Plaza Italia, quien estaba siendo asistido por brigadas de voluntarios SAMU. Por la gravedad de lo relatado, se envió al equipo de la ambulancia tripulada con personal médico para la reanimación del paciente”, comienza el comunicado publicado a través de las redes sociales del Colegio Médico.

“(…) Se realizaron todos los esfuerzos por darle la mejor atención al paciente, sin embargo el equipo médico y primeros reponedores fueron agredidos por personal de Fuerzas Especiales de Carabineros, a través del carro lanzaaguas, gases lacrimógenos y disparo de armas antidisturbios (…)”, precisó el SAMU en su comunicado.

Seguidamente, el organismo subrayó que lo anterior les dificultó sus tareas: la situación “retrasó la reanimación del paciente” y forzó a una “evacuación” debido a la “inseguridad de la escena”.

“Como funcionarios de la salud no podemos tolerar el actuar de la Fuerza Policial. En nuestro desempeño habitual colaboramos mutuamente con Carabineros (…)”, añadieron que no tenían registros de una agresión similar hacia ellos.

Por último, el SAMU Metropolitano emplazó a las autoridades a dar respuestas por esta situación; e indicaron que este hecho lo reportaron a la Fiscalía.

“Durante este procedimiento resulta herida en una pierna por balines una de las funcionarias SAMU que estaba reanimando al paciente. Existen testimonios audiovisuales de toda la situación, y la constatación de lesiones correspondiente. Lamentablemente el paciente falleció en la Urgencia de HUAP (ex-Posta Central), a pesar de los esfuerzos del personal de urgencias que atendió esta situación”, lamentaron los funcionarios del SAMU.

Frente a esta situación, el Colegio Médico y las asociaciones de funcionarios SAMU exigieron una respuesta inmediata y contundente a las autoridades. Además, aseguraron que, pese a este amedrentamiento, no cesarán en sus labores de atención pre-hospitalaria. Se dejó constancia de estos hechos en una denuncia realizada en la Fiscalía Metropolitana.

La declaración fue firmada por el presidente de la Asociación de Funcionarios SAMU, Héctor Romero, el presidente de la Asociación de Funcionarios Profesionales SAMU, Alejandro Landeros, y el presidente del Capítulo Médico del SAMU Metropolitano, el doctor Jorge Ramírez.

El médico de intervención del SAMU que acudió al procedimiento de este vienes, Fernando Zapata, confirmó que para estos casos, cada minuto que demora la atención, “disminuye en un 10% la supervivencia del paciente”.

INDH presentará querella contra Carabineros por manifestante muerto tras sufrir paro en Plaza Italia

En la noche de ayer Abel Acuña, joven de 29 años que se encontraba manifestándose en Plaza Italia, murió en la Posta Central circunstancias que están siendo investigadas. De acuerdo a los antecedentes recabados por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), representantes de los médicos y de los paramédicos del Servicio de Atención Metropolitana de Urgencia (SAMU) informaron haber concurrido al lugar luego de un llamado “por un paciente en paro cardíaco”.

Según denunciaron, la acción de carabineros al momento de la llegada al lugar impidió la atención in situ, mediante la utilización de bombas lacrimógenas, chorro de agua y perdigones, lo que tendría directa relación con la disminución de la probabilidad de sobrevida de la víctima.

De acuerdo a la denuncia, la acción policial habría hecho “imposible iniciar soporte inicial avanzado”. En la ambulancia no pudieron entubarlo porque su vía aérea estaba llena de agua, por lo que solo pudieron ponerle una máscara laríngea (que no llega a los pulmones). Saliendo del lugar, la ambulancia habría sido alcanzada por varios proyectiles.

De acuerdo a la denuncia “lo complejo del caso es que la acción de personal policial impidió el inicio de maniobras de reanimación avanzada sobre la víctima en la escena y desfibrilación precoz, la cual pudo ser efectuada recién en la posta central. Evidentemente, con ello se podría haber mejorado el pronóstico vital de la víctima”.

Frente a los hechos descritos, el INDH anunció que presentará en las próximas horas una querella por “homicidio por obstrucción de salvamento”.

Lo anterior considerando que la policía tiene la posición de garante por ley y tiene la obligación de resguardar a manifestantes y a personal médico que se encuentra realizando sus labores. En cambio, en este caso, no solo no habría hecho lo anterior, sino que habría ejercido violencia en contra del personal médico y sin esas acciones, de acuerdo al propio relato del personal del SAMU “podría haber mejorado el pronóstico vital de la víctima”.

Sergio Micco, director de Instituto Nacional de Derechos Humanos, afirmó que “se trata de un hecho de extrema gravedad, de acuerdo al derecho internacional de los derechos humanos y el derecho humanitario, que exige que se facilite y se otorgue seguridad al personal médico para atender a las personas heridas”.

El director del INDH afirmó también que “no estamos frente a un hecho aislado. El INDH ya ha presentado cinco querellas en contra de carabineros por agresiones al personal de primero auxilios en el contexto de las manifestaciones, y este sexto caso resulta inaceptable”.

Versión de Carabineros

El general de la Zona de Control de Orden Público de Carabineros, Jorge Ávila, afirmó que la acción de la policía se “ajustó a protocolo”, ya que según dijo, se enfrentaron a “mil sujetos encapuchados, violentos, que atacaron a personal policial”.

A su turno, la jefa (s) de la Dirección DDHH de Carabineros, coronela Karina Soza, indicó que lo ocurrido será investigado en un sumario interno pero “hay que analizar la situación en contexto”:

«El personal policial estaba operando en una situación bastante adversa y con muy baja visibilidad. Los punteros láser utilizados por manifestantes nublan la visión y no permiten que trabaje bien el personal policial dentro de los carros. A eso se sema la pintura que es lanzada a los carros y que en Plaza Italia casi no hay luminaria producto de actos vandálicos”.

Concluyó:

“Son decisiones de segundos. Estábamos siendo atacados tanto con piedras como con bombas molotov y nuestro personal estaba sin mayor visibilidad producto de los láser”.

DEJA UNA RESPUESTA