Insurrección en Ecuador: El Traidor Moreno Huyó a Guayaquil

0
130

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, quien enfrenta masivas protestas en contra del paquete de medidas económicas neoliberales aplicadas desde el pasado 1 de octubre, anunció que trasladó la sede del Gobierno a la ciudad de Guayaquil, ubicada a unos 421 kilómetros al suroeste de Quito, la capital del país.

“Me he trasladado a Guayaquil y he trasladado la sede del Gobierno a esta querida ciudad de acuerdo a las atribuciones constitucionales que me competen”, dijo el jefe de Estado en un mensaje transmitido en Cadena Nacional.

Moreno compareció acompañado del mando militar y del vicepresidente Otto Sonnenholzner.

Afirmó que las movilizaciones que vive el país suramericano desde el pasado 3 de octubre, las cuales han dejado hasta ahora un muerto según un reporte, “no es una manifestación de descontento”.

“Los saqueos, el vandalismo y la violencia demuestran que hay un intento de romper el orden democrático”, sostuvo el gobernante.

Moreno anunció el pasado 2 de octubre una serie de medidas para “reactivar la economía”, entre las cuales eliminó los subsidios a los combustibles y redujo prestaciones salariales a los empleados públicos contratados en forma temporal.

“La eliminación de subsidios de combustible es histórica que quita de las manos de los contrabandistas miles de millones de dólares, la decisión asegura una economía sólida”, subrayó el presidente.

En su mensaje, el jefe de Estado reiteró el respeto al derecho a la movilización, sin embargo, agentes militares y policiales han reprimido las manifestaciones en el centro de Quito, además, el pasado domingo se registró la muerte del manifestante Raúl Chilpe en Azuay.

Fuerte represión de Policía ecuatoriana

En el marco de una nueva jornada de protestas contra las medidas económicas anunciadas por el presidente Lenín Moreno, los manifestantes denunciaron una fuerte represión por parte de la Policía de Ecuador en el Centro Histórico de Quito (capital).

Ante la llegada de los primeros grupos de comunidades indígenas para unirse a las protestas, agentes de seguridad reprimieron con gases lacrimógenos para dispersar a los ciudadanos, quienes se encuentran a pocas calles del Palacio de Carondelet, sede del Gobierno.

Desde horas de la tarde, en varios puntos del país, organizaciones sociales han publicado en redes sociales videos que muestran las acciones excesivas de las fuerzas policiales que atentan contra la integridad de quienes participan en las movilizaciones.

Correa acusa a Moreno de “brutal represión” y llama a adelantar elecciones

El expresidente ecuatoriano Rafael Correa (2007-2017) rechazó las acusaciones de golpismo de parte del actual mandatario de su país, Lenín Moreno, y reiteró que es necesario solucionar la crisis con elecciones anticipadas.

“Aquí no hay golpismo, los conflictos en democracia se resuelven en las urnas, y es lo que pedimos (…) que permita adelantar elecciones en caso de grave conmoción social como la que estamos viviendo; el problema es que saben que la respuesta que les dará el pueblo en las urnas será aún más contundente que la que está dando en las calles”, afirmó Correa en un vídeo difundido en Twitter.

El exmandatario envío solidaridad de las “víctimas de la más brutal represión que mi generación recuerde”.

El presidente ecuatoriano afirmó el 7 de octubre que la violencia y saqueos que han ocurrido en los últimos días en el país, en medio de manifestaciones contra medidas económicas
Correa criticó este 8 de octubre las medidas económicas anunciadas por Moreno el 1 de octubre.

Afirmó que “nunca hubo necesidad de un ‘paquetazo’, no ha caído el precio del petróleo, no ha ocurrido ningún desastre natural, nada, es pura corrupción e ineptitud, mientras ellos se reducen sus impuestos”.

“No me equivoqué cuando les dije que todo era cuestión de tiempo y que nuestro pueblo, paciente pero nunca ausente, prudente pero jamás cobarde, despertaría con la fuerza de un huracán, recuperaremos la patria, volveremos a hacerla próspera y feliz”, agregó.

Moreno aseguró que no anulará las medidas económicas, ampliamente criticadas principalmente por la eliminación de los subsidios por 1.300 millones de dólares al combustible y reformas laborales que afectan a empleados públicos.

En la tarde del 7 de octubre se registraron diversos enfrentamientos entre manifestantes y policías en distintos puntos de Quito.

Debido a las protestas, Moreno trasladó la sede del Gobierno a Guayaquil (oeste) desde la capital ecuatoriana.

DEJA UNA RESPUESTA