Justicia que Tarda, ya es Injusta: Tres Milicos Procesados por Fusilados en Las Coimas en 1973

0
247

El ministro en visita de causas de derechos humanos de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, Jaime Arancibia Pinto, sometió a proceso a tres miembros en retiro del Ejército por el delito de secuestro con grave daño en perjuicio de Faruc Jimmy Aguad Pérez, Mario Alvarado Araya, Pedro Abel Araya Araya, José Armando Fierro Fierro, Artemio Pizarro Aranda y Wilfredo Ramón Sánchez Silva, ilícito cometido en San Felipe, entre el 8 y 10 de octubre de 1973.

En magistrado sometió a proceso en causa (Rol 14-2014) a Héctor Orozco Sepúlveda, ex oficial de Ejército; Raúl Navarro Quintana, médico y ex oficial de Ejército y Milton Núñez Hidalgo, ex suboficial de Ejército, como autores en delito de secuestro con grave daño.

En la etapa de investigación de la causa, el ministro en visita logró establecer los siguientes hechos:

“Entre los días 8 y 10 de octubre de 1973 fueron detenidos por Carabineros de Cabildo, sin orden judicial ni administrativa, las víctimas Faruc Jimmy Aguad Pérez, Mario Alvarado Araya, Pedro Abel Araya Araya, José Armando Fierro Fierro, Artemio Pizarro Aranda, Wilfredo Ramón Sánchez Silva, siendo llevados primero a la Comisaría de La Ligua y luego a la Comisaría de Carabineros de San Felipe, desde la cual fueron sacados por orden superior el 11 de octubre del mismo año, por una patrulla integrada por personal policial y efectivos del Regimiento Yungay para ser llevadas -supuestamente- a la cárcel de Putaendo.

En el camino y a la altura del sector Las Coimas, los bajaron del vehículo en que eran trasladados y se les dio muerte, ejecutándolos con disparos de armas de fuego, configurándose de este modo el delito de secuestro con grave daño, por cuanto a las víctimas se les privó de su libertad, sin derecho, por varios días, detención que ocasionó un grave daño para los afectados a quienes finalmente se les quitó su vida, figura prevista y sancionada en artículo 141 inciso 3º del Código Penal de la época”.

La resolución agrega:

“Que si bien es cierto que los mencionados precedentemente ya fueron encausados por el delito de homicidio de las personas indicadas, en causa rol nº 2182-98 de la l. Corte de Apelaciones de Santiago, episodio Mario Alvarado, proceso en el cual se dictó en primera instancia una sentencia condenatoria y en segunda instancia una sentencia absolutoria para todos ellos, no es menos cierto que el ilícito por el cual se les sentenció fue homicidio calificado, no existiendo pronunciamiento acerca del secuestro y otros delitos que concurrieron en los mismos hechos, y sin perjuicio de estimarse que respecto de aquellos operaría la cosa juzgada aparente o fraudulenta, por lo que aparece sobradamente justificado perseguir la responsabilidad de Milton René Núñez Hidalgo, Héctor Manuel Rubén Orozco Sepúlveda y Raúl Orlando Pascual Navarro Quintana por el ilícito a que se refiere esta resolución”.

Encontrándose presos Héctor Orozco Sepúlveda en el Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) Punta Peuco; y Milton Núñez Hidalgo y Raúl Navarro en el Centro de Cumplimiento Penitenciario Colina 1, “exhórtese al 34º Juzgado del Crimen de Santiago para que se les notifique esta resolución entregándoseles copia de ella y hecho se de orden para su ingreso como procesados en esta causa, facultándose además para que el tribunal exhortado conceda la apelación en caso que ella fuere interpuesta”.

Comunicado de los familiares

El Ministro en Visita Extraordinaria Sr. Jaime Arancibia Pinto, el 2 de octubre de 2019 dictó el Auto de Procesamiento a Condenados por Violaciones a los Derechos Humanos en Caso Las Coimas, uno de los casos de derechos humanos de mayor impunidad en Chile; se somete a proceso a Milton René Núñez (Sub oficial de Ejército), Héctor Orozco Sepúlveda (General de Ejército) y Raúl Navarro Quintana (Médico Cirujano y Coronel de Ejército); en calidad de autores de delito de Secuestro con grave daño en perjuicio de Faruc Aguad Pérez, Mario Alvarado, Pedro Abel Araya; José Armando Fierro, Artemio Pizarro y Wilfredo Sánchez Silva.

Este 11 de octubre, se cumplen 46 años del salvaje secuestro, tortura y ejecución de seis cabildanos: Mario Alvarado Araya, Alcalde de Cabildo (34 años), Pedro Araya Araya (27 años) Armando Fierro Fierro (24 años) Artemio Pizarro Aranda (37 años) Wilfredo Sánchez Silva (28 años) y Faruc Aguad Pérez (26 años).

Todos secuestrados, torturados, y asesinados cobardemente a manos de carabineros y efectivos militares del ejército de Chile.

Los expedientes de este caso, son en extremo dolorosos. La crueldad aplicada en los cuerpos de nuestros familiares, así como el terrorismo de Estado que se hizo presente en Chile, desde el golpe, dejó heridas profundas en nuestras familias y en el pueblo de Cabildo, sin que hasta el momento se haya juzgado a nadie por este caso, dejando en total impunidad este crimen.

En cada una de las querellas criminales presentadas, desde el 30 de octubre de 1987 (en que Berta Manríquez, esposa de Faruc Aguad uno de los ejecutados, abre el camino de exigencia de justicia en tribunales, presentando la primera querella por este caso) la Corte de Apelaciones de Valparaíso, aplicó la Ley de Amnistía de 1978, decretando de esta manera la impunidad en el caso.

El 10 de octubre del 2014, las hijas de Faruc Aguad, uno de los compañeros ejecutados, y guiadas por la abogada de Derechos Humanos, Magdalena Garcés, deducimos querella criminal en contra de todos aquellos que resulten responsables, en calidad de autores, cómplices o encubridores, por los delitos de secuestro y torturas, cometidos en perjuicio del padre de las querellantes, don Faruc Jimmy Aguad Pérez, sancionados a la fecha de los hechos en los artículos 141, 150 y 292 del Código Penal, en relación con el artículo 3 común de las Convenciones de Ginebra de 1949, así como de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas, Crueles, Inhumanos y Degradantes. A esta querella se han ido sumando los otros familiares de los ejecutados políticos de Cabildo.

Desde la presentación de esta nueva querella, somos los hijos e hijas de los ejecutados de Cabildo, quienes seguimos la búsqueda incansable de justicia, gran parte de las madres y padres de los compañeros ya no están, así como tampoco sus viudas.

Y no deja de asombrarnos la lentitud de los procesos judiciales en este caso de derechos humanos, así como la falta de justicia real, no existe nadie juzgado nunca por este caso, a pesar de que los años de investigación e intentos de mantener viva la esperanza de juicio y castigo a los responsables de este crimen, solo nos han entregado la memoria del hecho ocurrido, así como la claridad respecto a quienes son los responsables directos de este alevoso crimen.

La falta de justicia, sin sanción a los responsables por más de 46 años ¿En quién podemos confiar? No queremos reproducir en nuestros cuerpos y emociones las terribles enfermedades que se han llevado a las viudas de ejecutados políticos y de detenidos desaparecidos.

Este delito cometido contra nuestros familiares y contra nuestro pueblo de Cabildo, por su particular y excepcional gravedad, agredió e hirió no solamente a sus víctimas, sino también a la conciencia misma de la humanidad.

Los responsables, han violado principios que deben regir la vida de las naciones civilizadas, transgrediendo los propósitos y principios contenidos en la Carta de las Naciones Unidas.

Es por ello que han sido calificados como crímenes de Lesa Humanidad. Las consecuencias prácticas de una tal calificación es que los autores y demás partícipes en el crimen deben ser buscados y perseguidos en cualquier lugar del mundo en que se encuentren y no puede invocarse en su favor ni amnistía ni prescripción.

No queremos dejar como herencia a nuestros hijos, hijas, nietos, nietas esta tragedia de Chile, aquella tragedia que no puede volver a repetirse porque atenta contra todos los habitantes de esta tierra.

De esto estamos seguras, por ello, el nombre de los cobardes lo traemos a la memoria, es nuestra exigencia, sean juzgados por este crimen: Héctor Orozco Sepúlveda, Dr. Raúl Navarro Quintana, Milton Núñez, entre otros. Todos ellos del Regimiento de Infantería Nº 3 de Yungay San Felipe, a la fecha del hecho.

¡¡Como familia esperamos que este auto procesamiento llegue a un juicio justo y que sean juzgados y condenados los culpables de tan alevosos crímenes!!.

¡¡Juicio y castigo a los culpables NO MÁS IMPUNIDAD EN CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD ¡¡

Firmantes: hijas de Faruc Aguad- hijas e hijos de Mario Alvarado; Familiares de Cabildo- Alicia Lira Presidenta AFEP- Eduardo Morris Presidente de la agrupación de familiares de ejecutados y detenidos desaparecidos de Valparaíso.

DEJA UNA RESPUESTA