A 46 años del Asesinato de Arnoldo Camú: Corte Reduce Penas a los Criminales

0
218

Sobre la base de criterios formalistas, que atropellan explícitas disposiciones del derecho internacional, a Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago redujo la condena de los ex-marinos Alejandro Carrasco Flores y José Pezo Lagos, por el asesinato de Arnoldo Camú Veloso, ex-asesor de Salvador Allende, el 24 de septiembre de 1973.

La sala integrada por las ministras Adelita Ravanales, Mireya López y el abogado (i) Gonzalo Ruz, les redujo la condena de diez años a cinco años y un día, por el delito de secuestro con grave daño del abogado y miembro del Comité Central del Partido Socialista.

El tribunal descartó la figura de homicidio calificado, considerada por el ministro en visita Mario Carroza en primera instancia, quien condenó a ambos marinos en retiro a 10 años de presidio, “porque no se configuran las circunstancias de alevosía o premeditación conocida del artículo 391 N° 1 del Código Penal”.

El ministro Carroza logró establecer que Arnoldo Camú Veloso fue detenido junto al militante del PS Ernesto Gutiérrez Zegarra, el 24 de septiembre de 1973, en calle Santiaguillo, de la comuna de Santiago, por personal de la Armada que lo buscaba desde el 11 de septiembre de 1973.

En esencia, según el fallo del tribunal de alzada, Camú habría muerto, porque intentó fugarse:

Amarrados con una soga, son subidos a un vehículo militar que los traslada por calle Amunátegui hacia el norte. Entre calle Huérfanos y Compañía, Camú logra desamarrarse e intenta abrir la puerta para huir, recibiendo tres disparos a quemarropa que le cuestan la vida momentos después en la Posta Central.

El objetivo de los sentenciados era la aprehensión de la víctima, para cuyo efecto lo detuvieron en la vía pública y lo amarraron junto al testigo Sr. Gutiérrez Zegarra por sus manos a una misma soga o cuerda que los ataba espalda con espalda, introduciéndolos en esas condiciones en la parte trasera del vehículo en que se movilizaban con el fin de impedir su huida. Habiendo la víctima durante el trayecto logrado desatar sus amarras e intentado abrir una de las puertas del vehículo’, el propósito original se frustró y como consecuencia de lo anterior se produjo la reacción de los encausados que abrieron fuego, provocándoseles heridas mortales, a la víctima, resultando herido también uno de los sentenciados (Carrasco Flores) producto del fuego abierto por Pezo Lagos”.

De manera que lo que se evidencia en esta sucesión de hechos es un actuar improvisado o precipitado, que escapó del control elegido y pretendido al amarrar a la víctima y testigo por las manos para impedir su fuga, lo que queda de manifiesto con las heridas que recibió uno de los agentes, apareciendo claro, entonces, que no era el fin perseguido el asegurar sus propias integridades físicas o su propia seguridad personal, como tampoco aprovecharse del estado de indefensión en que estaba la víctima para causarle la muerte, lo que descarta un obrar sobre seguro y excluye por tanto la calificante de alevosía que pretende la sentencia”.

En el aspecto civil, se condenó a Carrasco Flores, Pezo Lagos y al Estado de Chile a pagar solidariamente a la cónyuge de la víctima Celsa Parrau Tejos 1.476 UF, y a los hijos Álvaro León y Bárbara Camú Parrau la suma de 1.348 UF, por concepto de daño moral.

Descargue el fallo

Descubren placa conmemorativa

En la intersección de las calles Amunátegui y Huérfanos -justo frente al edificio de los Juzgados Civiles de Santiago- fue colocada una placa recordatoria en memoria del abogado Arnoldo Camú, quién fuera asesor jurídico del Presidente Allende.

En esa misma esquina, el 24 de septiembre de 1973 fue asesinado a tiros cuando intentaba escapar del vehículo militar en el que estaba siendo trasladado luego de su detención.

El acto conmemorativo de esta mañana estuvo marcado por la indignación de la familia luego que se conociera la reducción de la condena a los ex marinos responsables de la muerte del abogado Camú, que descartó la figura de homicidio calificado, considerada por el ministro en visita Mario Carroza, que en primera instancia condenó a ambos marinos en retiro a 10 años de presidio.

Al respecto, su hija Andrea Camú, señaló:

Een este septiembre de 2019 hemos conocido una de las de las mayores injusticias ya que, al publicarse la sentencia de segunda instancia que fue fallada a tres años de presentada la apelación y con un retraso inaudito de 10 meses desde que fuese el alegato, la Corte de Apelaciones de Santiago a través de sus integrantes Ravanales Arriagada, López Miranda, Ruz Lartiga y Paredes Arizaga, cambió la calificación jurídica de la sentencia de primera instancia de homicidio calificado a secuestro simple con grave daño, disminuyendo a la mitad las penas de presidio efectivo de los hechores materiales de la Armada Nacional, responsables del asesinato de mi padre”.

“Esta es una forma de impunidad y negacionismo propio de esta seudo democracia”, remarcó.

En la ceremonia intervinieron Alicia Lira, presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos; Jaime Lorca, Director Ejecutivo del Centro de Formación Memoria y Futuro; Fermín Montes, en representación del Movimiento Guevarista, además del homenaje musical de Alejandro Zagal.

Por su parte, Celsa Parrau, esposa de Arnoldo Camú, expresó que “septiembre seguirá siendo siempre un mes de dolor y alegría. En esta dicotomía, hemos vivido estos días como familia. El fallo de la Corte de Apelaciones nos golpeó en forma muy dura, cambiando la tipificación del delito y la reducción de la pena”.

Durante la ceremonia, su compañera de siempre valoró que la Facultad de Derecho de la Universidad de Valparaíso decidiera reeditar la tesis de titulación de Arnoldo Camú “Estudio Crítico del Derecho a Huelga”, elaborada en 1962.

“Este reconocimiento a su calidad de estudiante universitario, de profesional, de intelectual comprometido con el mundo laboral, como militante socialista, nos llena de orgullo y, en cierta medida, disminuye el dolor y la rabia que hemos sentido últimamente”, expresó.Celsa Parrau.

Universidad de Valparaíso reedita “Estudio crítico de la huelga en Chile”, de Arnoldo Camú

En la Universidad de Valparaíso, en medio de una ceremonia cargada de emoción y memoria, se lanzó la reedición de la tesis del asesor jurídico del presidente Salvador Allende, Arnoldo Camú, titulada “Estudio crítico de la huelga en Chile”, con la que se tituló de abogado.

El abogado y dirigente socialista fue asesinado a pocos días del golpe militar, el 24 de septiembre de 1973.

Quienes lo conocieron, lo definen como un apasionado del sindicalismo y del derecho laboral: asesoró en estas materias a la Confederación de Trabajadores del Cobre, a los trabajadores de la CAP, Mademsa, Madeco, Empleados Bancarios, al sindicato de panificadores, a los obreros textiles, entre varios otros, hasta llegar a ser asesor jurídico de la Presidencia.

En la ceremonia de lanzamiento del libro estuvieron presentes sus familiares directos, quienes recibieron los primeros ejemplares junto al saludo de académicos, abogados y sindicalistas que acudieron a la actividad y repletaron el auditorio.

El profesor José Luis Ugarte, académico de la Universidad Diego Portales y quien prologa el libro, señaló que en el tema de la huelga, parecía existir un vacío histórico inexplicable. “Alguien me dio el dato que había un trabajo de un Sr. Camú. Me consiguieron un ejemplar y cuando lo leí, encontré esa pieza que faltaba en el rompecabezas”.

A partir de allí sucedió una serie de hechos notables, porque este libro venía con un personaje detrás y era un personaje con una vida más apasionante que el libro mismo, relata.

“Entonces, para mí fue un descubrimiento en dos sentidos. Primero porque un material de esta envergadura estaba ignorado en la literatura nacional. Y luego el descubrimiento del autor, y cuando uno ve la biografía, conoce a un personaje que tiene que ver con la época que le tocó trascender, con un enorme compromiso, valentía y coraje. Pasar de la obra a la acción hoy día parece extremadamente extraño. Nos hemos acostumbrado a que uno diga una cosa y haga otra y parece que eso no tiene consecuencias políticas. Encontrar una biografía de esa coherencia, realmente me sorprendió”, señaló el profesor Ugarte.

Y añadió que éstas razones generales ya hacen atractivo el libro, por esto ya uno debería leerlo.

Entre las razones jurídicas, indicó que el libro de Arnoldo Camú entrega argumentos sobre una idea “mitológica” que plantea que antes de la dictadura los derechos laborales estaban muy bien consagrados y la huelga era un derecho.

“Yo siempre sospeché de esa tesis y resulta que este libro me aclaró el panorama. El derecho a huelga era un derecho tan mal regulado, tan excéntrico como lo es ahora en la legislación actual, que es la continuación de la que existía en dictadura: con una total desconfianza hacia los trabajadores”, sostiene.

Este libro trasciende el derecho, tiene que ver con la historia, con la historia del sindicato, de las relaciones laborales. Cada vez que alguien lo abra, Arnoldo va a volver a caminar, y va a caminar en este tiempo y en el futuro, concluyó el académico de la UDP.

Andrea Camú: “el reciente fallo es una burla”

Por su parte, Andrea Camú, afirmó que se estaba realizando el lanzamiento de un libro sin la presencia de su autor, la reedición de una tesis de grado 57 años después de haber sido escrita, 55 años después de su primera edición.

“No pretendo acercarme a ustedes desde la academia. Quisiera más bien acercarlos a ustedes al autor, mi padre, Arnoldo Camú Veloso”.

Compartió con los participantes en la ceremonia recuerdos de los primeros pasos de su padre en política, la Universidad, su trabajo relacionado con el mundo sindical, su actividad internacionalista, su asesoría al Presidente Allende, su elección al Comité Central del Partido Socialista.

Un tema central en su intervención fue el de la ausencia de justicia, en especial tras conocerse el reciente fallo de la Corte de Apelaciones, que redujo a la mitad la condena a los responsables individualizados del asesinato de Arnoldo Camú, perpetrado por efectivos de la Armada Nacional.

“Es una burla, señaló. Una burla la tipificación del delito, una burla la sanción, una burla la impunidad, 46 años después; una burla a los anhelos, no de venganza, sino de justicia de su esposa y de sus hijos, de sus nietos y bisnieta que no pudieron conocerlo, de su familia entera, de un país que se debate entre la memoria y el olvido, entre el rescate y la negación de su historia”.

Agradeció a Daniela Marzi y a José Luis Ugarte “por rescatar el trabajo de mi padre desde las profundidades del olvido, y traerlo a la vigencia del presente para las nuevas generaciones”.

“Esta ceremonia enaltece a nuestra Universidad”

El rector de la Universidad de Valparaíso, Aldo Valle, dijo en sus palabras de cierre que la ceremonia realizada en homenaje a Arnoldo Camú enaltece a esa casa de estudios, a su misión, a su carácter público. “La Universidad se suma explícitamente a este homenaje, y yo lo hago también en mi condición personal de ciudadano, de académico y como rector, porque esto nos hace una institución más íntegra, más consecuente, más fiel a sus valores”.

“Éste es un acto de recuperación de la inteligencia, un acto de justicia. No es casual que haya pasado tanto tiempo y nadie haya advertido la importancia de esta obra. Forma parte de esos olvidos estructurales, estratégicos, aviesos de los que chile ha estado lleno en los últimos años”, concluyó la autoridad académica.

DEJA UNA RESPUESTA