Rechazan Ultima Oferta de Codelco: Trabajadores de Chuquicamata Votaron la Huelga

0
564

Los trabajadores de Chuquicamata rechazaron la última oferta de Codelco y votaron a favor de la huelga, que comenzará dentro de los próximos cinco días.

Más de tres mineros, agrupados en los sindicatos 1, 2 y 3 de Chuquicamata, votaron la huelga en rechazo a la última oferta de la empresa.

En promedio, la aprobación de la medida alcanzó un 85% del total de trabajadores, entre los tres sindicatos.

Los trabajadores aseguran que la votación no solo expresa el rechazo a la última oferta de Codelco, sino también “el rotundo fracaso de una política de Recursos Humanos y de relaciones laborales donde priman a diario las amenazas, las presiones de todo tipo al personal, las faltas de respeto y la vulneración de derechos de las personas que trabajan en Chuquicamata”, denuncian en un comunicado.

“De la decepción en el liderazgo de la Administración, pasando por el temor y el miedo al despido, hasta el hastío, la justa indignación y rebeldía, que se expresó en el acto más democrático del Movimiento sindical”, afirman los mineros.

Son cuatro los ejes que exigen los mineros: salud post egreso, nivelación de beneficios y derechos de los trabajadores nuevos, participación del proceso de transformación y potenciamiento del derecho de salud y hospital.

Los trabajadores aseguran intransigencia de la estatal y además la amenaza de por lo menos 1.500 despidos.

Los trabajadores hicieron un amplio llamado a que dirigentes sindicales, sociales, estudiantiles y trabajadores de otros sectores apoyen la paralización.

“Vamos a pedir la mediación a la Inspección del Trabajo, porque estamos seguros que nosotros tenemos que llegar a un acuerdo con la administración. De no ser así, todos saben lo que va a pasar los próximos días”, planteó Cecilia González, presidenta del sindicato 1.

“Nosotros nos rebelamos contra esta administración prepotente, que ha basureado, que no ha respetado nuestro convenio colectivo, que ha pensado que los trabajadores de Chuquicamata por un bono se venden y lo que nosotros y nuestras familias queremos es futuro”, añadió.

Por medio de una declaración, Codelco señaló que está “haciendo el mejor esfuerzo posible para lograr un acuerdo que concilie las condiciones de negocio, la sustentabilidad futura de la división y las legítimas expectativas de los trabajadores”.

La resolución de los trabajadores surge justo cuando Codelco debe entregar, durante este jueves, los resultados del primer trimestre de 2019.

Declaraciones del presidente ejecutivo atizan conflicto

“Los trabajadores peruanos son el doble de productivos que los chilenos”, dijo el presidente Ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, en medio del proceso de negociación colectiva que desarrolla la cuprífera en el norte del país.

El máximo representante de la Estatal comparó el crecimiento de la producción minera chilena desde el año 2.000 a la fecha, el que llega a un 27 por ciento, mientras que el de Perú registra un 340 por ciento.

La presidenta del Sindicato N° 2 de Chuquicamata, Liliana Ugarte, indicó que, al realizar dicho contraste, se empeora aún más el clima laboral interno en la división, llamando al propio Nelson Pizarro a dar un paso al costado como representante de la empresa.

“Las declaraciones se hacen en un momento delicado, cuando las organizaciones estamos abocadas en buscar el diálogo y ante una administración que se ha negado permanentemente a esto. Denota además que, con dichos de este tipo, urge más que nunca mejorar el plan de egreso especial si el señor Pizarro se acoge, porque creo que no está en condiciones de dirigir una empresa de clase mundial como es Codelco”, afirmó.

Liliana Ugarte no se refirió a la comparación en sí, por respeto -precisó- a la labor que realizan los trabajadores mineros peruanos. Sin embargo recalcó que, si antes la huelga era inminente, con las declaraciones del presidente de la Estatal, sería casi un hecho la votación negativa de la última oferta.

“Los trabajadores se dan más cuenta de la falta de interés de la administración en dialogar y llegar a acuerdo. Esta oferta que ellos ponen sobre la mesa y las declaraciones de los ejecutivos solo ayudan a empujar a un más la movilización, instancia que nosotros tratamos de evitar, pero consideramos que está dentro de nuestras herramientas históricas de lucha y que no vamos a desechar, por tanto, llamamos a los socios a votar la huelga”, agregó.

Más allá de las diferencias por montos en el bono de término de conflicto, los dirigentes laborales han recalcado que son cuatro los ejes en el proceso de negociación, los cuales son fundamentales para resolver las diferencias.

Esto se relaciona con la solicitud formal, para que los propios trabajadores participen en el proceso de transformación del yacimiento de rajo abierto a mina subterránea, con tal de disminuir al máximo la cifra de desvinculados que, según Codelco, serán al menos mil 700 personas.

Además de un plan de egreso o salida programada de personal de la compañía, acorde al futuro proyecto de faena en subsuelo. Las tres organizaciones se niegan a que este punto sea discutido en una mesa posterior a la negociación, como proponen los Ejecutivos de Codelco.

El presidente del sindicato N° 3 de Chuquicamata, Rolando Milla, se refirió también a la petición sobre derecho a la salud. Precisó que, debido a las múltiples enfermedades laborales que trae consigo desempeñarse por años en una mina, su financiamiento debe ser exclusivo de la compañía cuprífera.

“El Servicio Médico debe ser costo cero, lo único que corresponde es hacer cumplir lo que está firmado. Hay una masiva salida de médicos, no existen especialistas, los profesionales renuncian por el mal trato que da el gerente Juan Pablo Duclos, él es el terror del servicio, incluso, cambia los medicamentos de las personas que están con tratamiento oncológico, por eso los médicos se cansaron de ser pauteados sanitariamente por un ingeniero, es una cosa aberrante lo que ocurre en el Hospital del Cobre”, señaló.

Luego de aprobarse la huelga legal, esta se llevaría a cabo a mediados de junio, ya que se podría solicitar, ante la Dirección de Trabajo, un periodo de mediación forzosa.

DEJA UNA RESPUESTA