El Ladrón Vendiendo Cruces Cree a Todo el Mundo de Su Condición

0
566

La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, niña símbolo de la corrupción política en Chile, ha tenido la desfachatez de acusar de supuestas irregularidades en el uso de las subvenciones educacionales preferenciales, en la comuna de Recoleta.

En primer lugar, la patética maniobra comunicacional de la presidenta de la UDI, demuestra cómo el nítido avance en cariño, respeto y popularidad que se ha ganado el alcalde Daniel Jadue, en virtud de sus políticas de bienestar para la mayoría, está entrando a despesperar a la derecha cavernaria, y hacerlas incurrir en equivocaciones de grueso calibre, como esta.

No en vano, el ladrón cree a todo el mundo de su condición.

La desproporcionada cobertura mediática que ha tenido el montaje, no hace sino confirmarlo.

Enseguida, la escasísima credibilidad que podría quedarle al esperpento, terminará de írsele al chancho, cuando quede en evidencia la bajeza del montaje.

Si los antecedentes fueran serios o relevantes, tendía que haber acudido a la Justicia, y no a la Contraloría.

Y tercero, las injuriosas imputaciones, que atropellan el principio de la suposición de inocencia, que ella reclama cada vez que tiene que salir a defender a sus delictuosos  compinches, se vuelven contra ella misma, porque permiten reflotar su nutrido prontuario, como se encargó de recopilar Gamba.cl.

Juzque uste mismo/a:

 

DEJA UNA RESPUESTA