Clan Piñera en China: Insultante Nepotismo, Grave Conflicto de Interés, Inaceptable Información Priviligiada

0
1195

La capacidad del clan Piñera para obtener beneficios, réditos y sinecuras del sector público, el mismo que tanto critica en su discurso, parece no conocer límite, pudicia y recato.

En efecto, en el marco de su gira por China, el Presidente, Sebastián Piñera, se reunió, la mañana del 27 de abril, con líderes de grandes empresas de tecnología del sur de China, minutos después de su encuentro con el presidente ejecutivo de Huawei, el gigante de las telecomunicaciones, Ren Zhengfei.

¿Y qué tiene eso de particular -pensará más de alguien- si a fin de cuentas fue a eso?

El punto es que en la misma reunión estaban presentes los hermanos Sebastián y Cristóbal Piñera Morel, hijos del Presidente, quienes no sólo integran el directorio de Kauai Labs SpA, una empresa dedicada a la robótica, constituida el 25 de marzo pasado, sino que además, en una enrevesada serie de maniobra, como detalló este mismo medio, recibieron la titularidad de la mayor parte del patrimonio de su padre.

Revise ese reportaje: El Dossier Piñera en la Fiscalía: Trampas, Mentiras y Papeles

Si eso no es conflicto de interés, nepotismo, información privilegiada, y eventualmente, negociación incompatible, entonces qué puede serlo.

Según el periódico electrónico Interferencia, en la la escritura pública de constitución de la sociedad aparece que Kauai Labs pertenece en un 100% a Juan Tomás Turner Fabres, abogado titulado de la Universidad Católica y que tiene un magíster en leyes de la Universidad de Chicago. Turner ya habría tenido una sociedad conjunta con Cristóbal Piñera Morel en 2017, llamada SMS SpA.

Agrega ese medio:

“El directorio de esta empresa, que tiene el mismo nombre de una firma estadounidense que también se dedica a la robótica (de los papeles notariales no queda claro si la empresa chilena es una sucursal o no), está integrado por tres personas: Turner y los dos hermanos Piñera Morel. Cristóbal, además, figura como gerente de Kauai Labs.

A la luz de estos antecedentes, el viaje de los hermanos a China adquiere potencialmente una dimensión muy distinta. Es decir, al igual que el empresario Andrónico Luksic, que también forma parte de la delegación chilena en esta gira asiática pagada principalmente por los impuestos de todos los chilenos, los Piñera Morel están en busca de oportunidades de negocios, al amparo de su padre el Presidente”.

A mayor abundamiento, añade:

“Las reuniones del mandatario y de parte de la delegación se han centrado precisamente en rubros como el de la tecnología. De hecho, este miércoles sostuvieron un encuentro con empresas relacionadas a la electromovilidad en China”.

Prosigue:

“Los Piñera Morel guardan un interés particular por la innovación, específicamente la robótica. Cristóbal realizó estudios de magíster en el MIT. Según consta en la escritura pública, la actividad de Kauai (nombre de una de las islas del archipiélago de Hawái) consiste en la “comercialización de todo tipo de soluciones tecnológicas, con sus componentes de software y/o hardware, y todos sus elementos y/o productos complementarios o auxiliares y la prestación de toda clase de servicios, asesorías y asistencia técnica relacionadas.

Sin embargo, Turner Fabres no parece tener vínculos con el mundo tecnológico, y menos con el de la robótica. Según la descripción laboral que aparece en el sitio Web del bufete de abogados Grasty, Quintana, Majlis & Cía, “sus áreas de práctica se concentran en el derecho corporativo, fusiones y adquisiciones, financiamiento y mercado de capitales”.

El clan Piñera aspira a competir en ligar mayores. Pero su defensa ante el natural revuelo que causó la presencia de los hermanos Piñera-Morel en la delegación oficial de Chile en la gira presidencial al sudeste asiático, fue más bien provinciana.

El argumento de la ministra portavoz de Gobierno, Cecilia Pérez, en entrevista de radio Cooperativa, osciló entre lo pueril y lo patético:

“Usted comprenderá que todas las autoridades, partiendo por el Presidente de la República, somos autoridades las 24 horas del día, los siete días de la semana y tenemos familia y queremos estar con nuestras familias”.

¡Plop!

Pero, no conforme con esa estulta barbaridad, añadió:

“Eso ha sido además lo que han hecho todos los presidentes cuando han viajado al extranjero y muchas veces han sido acompañados por sus familiares. ¿Cuál es la diferencia? que en el caso del Presidente Sebastián Piñera, los viajes en que han participado sus familiares siempre han sido costeados por ellos mismos”.

El argumento fue replicado por la diputada de Renovación Nacional, Paulina Núñez:

“Los distintos presidentes han llevado a sus hijos a las distintas giras que han encabezado. La diferencia ahora es que en este caso ellos ya declararon que van a costear sus viajes”.

No tecleo, dijo el chino

El problema con esa versión es que no hay constancia ni de lo uno ni de lo otro.

En efecto, no consta que otros presidentes en la era de la república neoliberal, hayan llevado a sus hijos en delegaciones oficiales, con los gastos pagados, ni tampoco que en esta oportunidad los Piñera Morel estén costeando sus pasajes y gastos.

Como ya sabemos, tratándose de los Piñera, lo mejor es pedir por abajo; de forma que si la vocera asegura que los Piñera Morel costean sus gastos, lo más seguro es que no lo hagan.

Y aunque así fuera, cualquiera sea el gasto en pasajes y hotelería, es una bicoca frente a los inmensos beneficios del inédito e insólito lobby presidencial en favor de sus hijos, con lo más granado de un empresariado chino ansioso de hacer negocios con Chile.

En la cita estaban presentes ejecutivos de las compañías BYD, Huawei, MGI, DJI, Technology, Kingdee, Intellif Technology Co, ZTE, iCarbon X y SUSTech.

¿Se entiende por dónde van los tiros que importan?

En todo caso, dudosos acerca de las afirmaciones de la vocera, los diputados Jorge Brito (RD) y Leonardo Soto (PS) enviarán un oficio de fiscalización a la Presidencia de la República para saber cuánto costó y quién se hará cargo de los gastos de los hijos del Presidente Sebastián Piñera en esta gira por Asia.

Error no forzado

Desde otra perspectiva, en la delegación oficial aparece como invitado Andrónico Luksic Craig, el multimillonario controlador del mayor grupo económico del país, que a su vez controla Antofagasta Minerals, brazo minero de los Luksic, y en tal condición, competidor directo de CODELCO.

Que del lobby presidencial en Chile se haya beneficiado una empresa privada competidora, y no CODELCO, la principal fuente de divisas del país, del que China es el principal cliente, no sólo es un error inconmensurable, que carece de explicación racional, sino que representa una arrogante metáfora del pensamiento económico de la elite empresarial y financiera que tiene capturado al país.

Es tan grosero el desaire al desarrollo endógeno que hasta el propio presidente ejecutivo de la estatal Codelco, Nelson Pizarro, un conocido portaestandarte de los intereses de la minería transnacional, criticó duramente al Gobierno por dicha exclusión:

“Alguien me decía: ‘Qué bien que viaje a China nuestro presidente. ¿Está Codelco?’ y yo dije: ‘No, no está Codelco’. ¿Cómo se puede ir a China, que es nuestro principal comprador de cobre, sin Codelco presente?.

Pizarro hizo notar que ningún ejecutivo de Codelco se encuentra entre los funcionarios que acompañan al mandatario chileno en su gira para participar del segundo Foro de las Nuevas Rutas de la Seda para la Cooperación Internacional en Pekín, instancia a la que sí llevó una nutrida delegación de empresarios privados.

Algunos de ellos son Andrónico Luksic, presidente de Quiñenco, empresa matriz de Antofagasta Minerals, principal grupo minero privado; André Léniz (Arauco); Francisco Silva (Grupo Security); José Guzmán (Agrosuper), Ricardo Lesmann (Gildemeister), entre otros.

Aparentemente, Pizarro consideró que había llegado demasiado lejos, de modo que no tardó en recoger cañuela:

“Fue una frase imprudente que emití a título personal, porque mi intención no fue criticar al gobierno. Se entiende que el Presidente de la República tiene la facultad de decidir a quiénes invitar a las giras internacionales. Lamento que esto haya sido interpretado como un reproche”.

Insultante descaro

En la esfera de la política, el viaje de los hijos del presidente en la delegación oficial a China, fue considerado, por decir lo menos, un atentado a la ética y las formalidades republicanas.

El ex candidato presidencial y senador por Antofagasta, Alejandro Guillier, criticó la presencia de los hermanos Piñera Morel en China y comparó el viaje con los estudiantes de doctorado que no pudieron terminar por falta de becas:

“Cientos de jóvenes chilenos talentosos se quedaron en febrero sin becas para terminar sus doctorados, pero los hijos del pdte. @sebastianpinera acceden a reuniones que generan oportunidades de negocio por el solo hecho de ser sus hijos. ¿Así entiende el mérito la derecha?”, escribió en su cuenta de Twitter.

El alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, señaló:

“La familia presidencial definitivamente perdió el rumbo y ya ni siquiera les queda un poco de pudor. Mientras en Chile campea la delincuencia, el desempleo y las bajas pensiones, ellos de gira para nuevos negocios personales”.

A su turno, el Jefe de la Bancada del Partido Comunista e Independientes, diputado Boris Barrera, junto al diputado Daniel Núñez, denunciarán en Contraloría el viaje de los hijos del Presidente Piñera a China, como una grave vulneración al principio de probidad.

El ex miembro del comando de la ex candidata presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, escribió en su cuenta de Twitter:

“El viaje está absolutamente reñido con la ética.Que el presidente aproveche los contactos y oportunidades que genera una gira presidencial para darle un empujón a negocios de sus hijos es absolutamente reñido con la ética”.

“Le debe una disculpa al país”, remató.

Como será de grande el desaguisadp que el líder del movimiento Acción Republicana, el ultraderechista José Antonio Kast, manifestó:

“Incorporar a los hijos del Mandatario a una reunión con potenciales conflictos de interés es un grave error de los asesores del Presidente”.

Vox pópuli

Y qué decir de la democracia digital de las redes sociales. Allí, sencillamente, ardió Troya.

DEJA UNA RESPUESTA