Con Lluvia y Todo: Miles Marcharon para Exigir No + AFP

0
625

El movimiento social No+AFP de Chile, llevó a cabo este domingo a la Gran Marcha Nacional por la erradicación del actual sistema de pensiones, en demanda de otro que incremente el fondo de reparto para la vejez, a fin de garantizar la seguridad social como derecho humano.

La movilización rechaza a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), sistema privado de jubilaciones que durante la dictadura de Augusto Pinochet, se convirtió -hasta la fecha- en el único sistema previsional para los trabajadores de Chile.

Los chilenos rechazan el sistema privado de pensiones: AFP, las que desde sus inicios, en dictadura de Pinochet, usan los fondos de los ciudadanos a su antojo. Además, no aceptan el proyecto de reforma previsonal propuesto por Sebastián Piñera.

Según consignó el llamado que hizo el colectivo días antes de la marcha, “exigen fuerte y claro que se termine con esta gran estafa”, proponiendo además la creación de un sistema previsional de pensiones que no sea un negocio para los grupos económicos.

En medio de la manifestación pacífica, el vocero del colectivo, Luis Mesina, indicó: “Vigilaremos como votan los actuales congresistas que se dicen de oposición porque no les vamos a permitir que sigan usufructuando de un poder en el cual nos niegan derechos fundamentales”.

La convocatoria, además de Mesina y de la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores de Chile, Bárbara Figueroa, contó también con la participación de otros líderes políticos.

En Santiago la marcha comenzó a las 11H00 (hora local) desde Plaza Italia, punto neurálgico de la capital chilena. Asimismo, otras 18 regiones del país también se plegaron al llamado.

En los últimos tres años, las histórica lucha de la Coordinadora Nacional No+AFP ha captado la atención a nivel nacional.

Durante 2016 se llevaron a cabo masivas marchas, congregando a multitudes y haciendo de la problemática un tema país prioritario para los chilenos.

Sin embargo, la de este domingo, pese a la presencia de muchas familias y jóvenes, estuvo ausente de la masividad de sus antecesoras.

Los organizadores anticipan que las próximas convocatorias tengan mayor concurrencia, como suele suceder en los meses de activación popular en Chile, a partir de mayo de cada año.

En Santiago, la marcha se desarrolló en plena tranquilidad.

DEJA UNA RESPUESTA