“Diálogos” con la Oposición: El Fracaso de un Tongo Anunciado

0
489

Como hasta un alumno de primaria podía prever, los publicitados “diálogos” de Piñera con dirigentes de partidos opositores, terminaron diluidos en la inconsistencia. Incluso, algunos de los invitados los calificaron de una pérdida de tiempo”.

Y, claro, suponer que esos diálogos podrían conducir a algún acuerdo o negociación, equivale a creer que, aplicándoles grasa de carreta, a las ranas les puede salir pelo.

El único que tiene razones para jactarse, el es Presidente del Partido Comunista, diputado Guillermo Teillier, cuya colectividad no se prestó para el show comunicacional.


Teillier: Conversar con Piñera es “como rasguñar un vidrio”

“La verdad es que ir a conversar a La Moneda no se ganaría nada. Era como rasguñar un vidrio”. Fue la afirmación tajante del presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, sobre la idea del Presidente Sebastián Piñera de encontrarse con timoneles de colectividades opositoras para hablar de proyectos que quiere presentar el mandatario al Parlamento.

El PC había decidido no ir a esas reuniones si era invitado porque las veían improductivas.

“Ahora los hechos nos están dando la razón”, dijo Teillier.

Añadió:

“Estamos esperando” el resultado concreto de esas reuniones, pero adelantó que todo indica que “eso no arregla nada” en relación a las iniciativas que quiere impulsar el Ejecutivo y que tienen que discutirse a nivel legislativo.

De hecho, en los últimos días, los presidentes del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, del Partido por la Democracia, Heraldo Muñoz, de la Democracia Cristiana, Fuad Chahin, y del Partido Radical, Carlos Maldonado, expresaron sus dudas de que haya servido de algo el diálogo con Piñera.

Para Teillier esos encuentros “fueron un fracaso y hay que seguir ahora discutiendo en el Parlamento” proyectos como las contrarreformas tributaria, laboral y de pensiones, la rebaja de edad en el control preventivo de identidad, entre otros asuntos.

El presidente del PC, en declaraciones en el programa “De domingo a domingo. Sin restricción” de Radio Nuevo Mundo, atribuyó mucho de esos encuentros promovidos por Piñera a cuestiones comunicacionales o de salida política, más a que sirvieran para avanzar en acuerdos que permitieran destrabar los proyectos de ley.

Además, dijo en tono cuestionador, que cuando el mandatario convocó a esas reuniones de forma individual a cada presidente de partido, “nosotros en la oposición debimos juntarnos y conversar, y por último ver si íbamos todos juntos o no”.

De hecho, varios analistas y personeros políticos indicaron en estos días que uno de los objetivos del Presidente era “dividir a la oposición”.

Guillermo Teillier indicó que hubo cosas extrañas:

“Sebastián Piñera se siente acorralado. Tenía una táctica de atacar a la oposición, nos dijo que éramos antipatriotas, obstruccionistas, y de la noche a la mañana llama a dialogar. Hay versiones de que eso a él se le ocurrió en un programa de televisión, cuando lo estaban entrevistando, eso no fue visto con ningún asesor o ministro, como una forma de salir al paso a que no se estaba conversando. Después no lo quedó más remedio que hacer esas reuniones”.

Añadió:

“Si hasta en Chile Vamos se habló de una sobreexposición de Piñera”.

El presidente del PC recalcó que a la fecha, pasados varios días, no se ven resultados precisos de esos encuentros, sigue todo centrado en lo que se discuta en el Congreso, y que los presidentes que fueron a La Moneda, no han informado nada distinto dentro de la oposición.

Desesperanza de los que hablaron con Piñera

En ese marco, los timoneles de colectividades que concurrieron a la oficina de Sebastián Piñera, ya mostraban cierta desesperanza y valoración negativa de esos diálogos, sobre todo porque pese a las reuniones, el Gobierno prosiguió con sus iniciativas: envió el proyecto de dejar en 14 años el Control de Identidad Preventivo, mantuvo la idea de discutir un solo texto de contrareforma en pensiones y no dividirlo como plantea la oposición (ver por separado lo del Pilar Básico Solidario) e insiste en su plan tributario que significa devolverle más de 800 millones de dólares a los grandes empresarios bajando impuestos.

Sobre el contenido en materia de pensiones, Heraldo Muñoz dijo que “se lo propuse al Presidente y no lo vi tan cerrado a esa posibilidad”. Sin embargo, a días de la reunión en La Moneda, el titular de Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, sostuvo que “es definitivamente un mal camino” separar las cosas, es decir, cerró la puerta que Piñera habría abierto.

“Si Monckeberg está hablando a nombre del Gobierno, eso haría más compleja la discusión” dijo Muñoz, ratificando que no habría servido de mucho diálogo con el mandatario.

Carlos Maldonado expresó que “todos los presidentes de partido le planteamos al Presidente Piñera la división del proyecto. No han pasado ni 24 horas de la reunión y ya están diciendo que hay cosas que no son factibles”.

El presidente del PR recalcó: “Por eso siempre dijimos (que) esta apertura al diálogo tiene que reflejarse en hechos concretos”, lo que no estaría ocurriendo.

“No son buenas las señales”, dijo Maldonado.

“Me parece un muy mal inicio del gobierno después de las conversaciones, creo que hay poca disposición al diálogo”, afirmó el presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahin. Indicó que la idea de conversar con el mandatario era que fueran “capaces de acoger nuestros planteamientos. De lo contrario, las reuniones no sirvieron para nada”.

Álvaro Elizalde, planteó que poco después de tener la reunión con Piñera, éste envía el proyecto de reducción de la edad para el Control Preventivo de Identidad, ante el cual se le había planteado que había desacuerdos y que había que dar una discusión más amplia.

Fuente: El Siglo


Presidentes del PS y PPD cuestionan las “señales” enviadas por el gobierno luego de que Piñera se reuniera con líderes de la oposición

Los presidentes del Partido Socialista y el Partido Por la Democracia, Álvaro Elizalde y Heraldo Muñoz, cuestionaron las señales enviadas por el gobierno tras las reuniones que el Presidente Sebastián Piñera sostuvo durante esta semana con los líderes de la oposición.

Previa a la inauguración del comité central del PS que se realiza este sábado, Elizalde se refirió al proyecto de control preventivo de identidad que incluye a menores de edad desde los 14 años. Una iniciativa enviada ayer al Congreso por el Ejecutivo y que sido rechazada ampliamente por los partidos de la ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio. “Si existe real voluntad de diálogo, en primer lugar, tiene que haber real disposición de escuchar miradas distintas y en segundo lugar darse el tiempo necesario para analizar esas propuestas”, expresó el senador.

“El llamado que hacemos al gobierno es ha escuchar las miradas distintas y darse el tiempo para analizarlas. Hemos sentido que, en alguna medida en menos de 24 horas se dio un portazo a las propuestas que hicimos como oposición”, agregó.

Más sobre Oposición

Sobre este tema, el presidente del PPD Heraldo Muñoz, quien se encuentra participando en el Consejo Ideológico de la colectividad celebrado durante esta jornada, dijo que “las conversaciones con el Presidente fueron en un buen clima, pero hasta ahora no hay resultados. No basta tener un clima apropiado de diálogo, lo que hay que tener es resultados y las señales hasta ahora son negativas”.

Muñoz aseguró que “no puede ser que conversemos con el Presidente, expresamos nuestros puntos de vista, le hagamos propuestas, podamos eventualmente acercar posiciones y luego el gobierno hace exactamente lo que hizo antes de instalar estos diálogos. Quiere decir que estamos ante la posibilidad de que hayamos perdido el tiempo y yo no quisiera que así fuese”.

“Hasta ahora lo que el Presidente y el gobierno están manifestando es que no ha cambiado nada desde estas conversaciones, y se está mandando el proyecto de ley prácticamente igual, con algunas modificaciones respecto al control preventivo de identidad”, sostuvo el líder del PPD.

El próximo miércoles 3 de abril el Mandatario se reunirá con los presidentes de los partidos del Frente Amplio -hasta ahora confirmaron su asistencia Revolución Democrática, Comunes y el Partido Ecologista- quienes fueron convocados a tomarse un café con el Presidente en La Moneda.

Fuente: la Tercera

DEJA UNA RESPUESTA