Otro Milagro Neoliberal: La Evasión en el Transantiago es un Efecto Deliberado

0
471

Muchos se preguntarán por qué, a pesar de todas las campañas y esfuerzos aparentes, la evasión en el Transantiago no sólo no disminuye, sino que no hace más que aumentar.

De hecho, entre enero y marzo de este año, la evasión del pasaje en los buses del Transantiago registró un incremento de casi cinco puntos porcentuales, pasando de 23,7% en el último trimestre del año pasado a 28,5%, según las mediciones realizadas en enero, febrero y marzo.

Además, se detectó una baja de 57% en los controles realizados en el primer trimestre del año, de 175.843 en 2017 a 76.435 en igual periodo de 2018. Esta baja incidió en que los multados citados bajaron de 14.518 a 5.716 entre enero y marzo, eso es, un 60,3% menos.

La respuesta a esta alquimia absurda es simple: se trata de otro milagro del paraíso neoliberal, donde todas las variables de la economía están enfocadas a la rentabilidad de la empresa y la acumulación del capital.

En breve, esto sucede debido a que el pago por pasajero transportado que el Estado entgrega a las empresas operadoras, es mayor que el pago por tarifa de los usuarios.

Así, para las empresas operadoras, todo es coser y cantar: no solo no tienen el menor incentivo para reducir la evasión, sino que les conviene que ésta aumente.

Eso no significa que no exista un costo: lo pagan los usuarios, con la periódica alza del pasaje, y Moya, a través del subsidio del Estado a las empresas.

Después, la dictadura mediática busca convencernos de que el sistema funciona.

Y así transitamos alegremente de Guatemala a guatepeor, mientras la gente, distraída, comenta con toda seriedad, las estupideces de los animadores del festival de Viña.


Si la evasión del Transantiago baja, el déficit del sistema sube: acá te explicamos por qué

Por María José Villarroel, Sebastián Vásquez.

Entre más personas paguen su pasaje en el Transantiago, más caro le cuesta al Estado financiar el sistema. Esa es una de las conclusiones del informe solicitado por el Panel de Expertos y que publicó el Directorio de Transporte Público Metropolitano.

En la página 64 del análisis realizado por la consultora brasileña Proyecto 34, se establece que “cuanto menos evasión, más subsidio. Hay una necesidad urgente de revisar números y modificar los términos de la próxima concesión”.

Esto ocurre porque el pago por pasajero transportado que se hace a las empresas operadoras por parte del Estado es más alto al pago por tarifa de los usuarios.

La exministra de Transportes, Paola Tapia, emplazó al Gobierno a apurar el proceso de licitación, postergado desde 2016, y que también se evite extender los contratos de manera directa.

El informe además planteó que una reducción de 20% en la evasión genera un incremento de $14.982 mil millones.

“El incremento de costos por concepto de pago por pasajero transportado es de 20.596 millones de pesos. Con ese resultado, se obtiene un monto de 5.614 mil millones de pesos de déficit”, se estableció en el estudio.

Vale recordar que el año pasado, el Transantiago terminó con un déficit superior a los $3.500 millones. El director del Transporte Público Metropolitano, Fernando Saka, aseguró que insistirán con campañas para disminuir la evasión.

En el último trimestre del año pasado, la evasión en el Transantiago, terminó con un 27,1%. En ese periodo se elevó en un 1,3 puntos porcentuales con respecto al trimestre anterior.

Descargue el informe

En tanto, en conversación con el programa Expreso Bío Bío de Radio Bío Bío, el exsubsecretario de Transportes, Carlos Melo, explicó que “aunque se tuviere evasión cero, el sistema requeriría siempre de subsidios para su operación. Eso está dado fundamentalmente porque el costo del subsidio, lo que genera la necesidad de subsidio en el caso de Santiago, es la posibilidad de tener integración tarifaria”.

Escuche la entrevista al ex-subsecretario de Transportes

Fuente: Radio Bío-Bío

DEJA UNA RESPUESTA