Adriana Rivas, la “Chani”: Detienen en Australia Ex Agente de la DINA y Amante de Manuel Contreras

0
636

La ex-agente de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA) de la dictadura de Pinochet, en Chile, Adriana Rivas, fue detenida en Australia tras la solicitud de extradición solicitada por el Estado chileno debido a su responsabilidad en crímenes de lesa humanidad.

La mujer fue arrestada en Sydney, capital del país, debiendo comparecer este martes ante el juez Robert Williams, del Tribunal Local de esa ciudad.

Durante la dictadura, Rivas trabajó como agente en la Brigada Lautaro de la DINA, que estaba bajo el mando de Manuel Contreras y tenía por objetivo terminar con la oposición política, sindical o clandestina a la dictadura cívico militar de Augusto Pinochet.

La ex-agente chilena era buscada por ser coautora del secuestro agravado de siete personas en 1976, todas actualmente desaparecidas después de haber sido detenidas y expuestas a numerosas sesiones de tortura.

Fue secretaria y amante de Manuel Contreras.

Según indicó uno de los abogados querellantes y representante de la familia de Fernando Ortiz, Francisco Ugás, son siete desapariciones relacionadas con operaciones en el cuartel de exterminio de la calle Simón Bolívar.

“En el marco del proceso de extradición desplegado y que se motiva a propósito del requerimiento que ha realizado el Estado de Chile, se ha requerido la extradición por el proceso Conferencia 1, relacionado con Víctor Díaz y Conferencia 2, relacionado con Fernando Navarro, Fernando Ortiz, Héctor Veliz, Horacio Cepeda y Reinalda Pereira”, explicó el abogado.

Aunque Ugás realizó las consultas necesarias a sus colegas australianos sobre el tiempo que podría demorar el proceso antes de la extradición, no se atrevió a dar una fecha exacta dado que, según consignó, empezará una etapa de discusión en la que ambas partes expondrán sus argumentos.

Rivas vivía en Oceanía desde 1978, huyendo de su responsabilidad.

En 2007, durante un viaje a Chile, fue capturada pero rompió su libertad condicional y regresó a Australia.

Desde ese entonces se mantenía prófuga de la justicia chilena.

La ex-miembro de la policía secreta de la dictadura fue puesta bajo custodia por la Policía Federal australiana por una petición de la Corte Suprema chilena que data de 2014.

La “Chani”, como apodaban a la ex-secretaria, deberá enfrentar cargos por violaciones a los Derechos Humanos y será extraditada a nuestro país una vez que presente su defensa ante el juez Robert Williams en los tribunales de Sydney.

Las siguientes declaraciones son parte de un documental que realizó su sobrina Lissette Orozco y que denominó “El pacto de Adriana”:


Condenan a ex-agentes de Pinochet por caso de desaparición

Dos agentes pertenecientes a la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), la policía secreta del dictador Augusto Pinochet en Chile, fueron finalmente condenados este lunes por la Corte de Santiago tras ser acusados por el secuestro y la desaparición de la joven militante de izquierda María Galindo Ramírez en julio de 1976.

Los reconocidos exmilitares, Miguel Krassnoff Martchenko y Pedro Espinoza Bravo fueron sentenciados a cinco años y un día de presidio por el secuestro calificado de la trabajadora de 26 años e integrante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

Sus implicancias en el caso de la joven Galindo fue posible luego del testimonio de otro criminal de lesa humanidad, el suboficial Basclay Zapata Reyes, también miembro de la Agrupación Halcón, en la que operaban juntos.

Zapata declaró haber entablado una conversación en más de una ocasión con María Galindo, en el cuartel clandestino Terranova, más conocido hoy como Villa Grimaldi, hasta el momento en que dejó de verla sin saber sobre ella o su asesinato.

A su vez, señaló que el oficial a cargo del MIR para ese entonces era Krassnoff Martchenko, quién en compañía de Pedro Espinoza tenían altos cargos dentro de la DINA y eran los responsables de todas las acciones de suboficiales como Zapata.

Krassnoff y Espinoza se encuentran en prisión y cada uno lleva 700 y 600 años de condena respectivamente por decenas de casos de violación de derechos humanos.

María Galindo dejó dos hermanos, los que recibirán al menos 20 millones de pesos (30.300 dólares) de indemnización por parte del fisco, según órdenes del Tribunal. Hasta el día de hoy la joven permanece como detenida desaparecida.

DEJA UNA RESPUESTA