Bush, Pinochet y Trump en la “Ayuda Humanitaria”

0
263

por Iván Muñoz R (*).

La cortina de guerra apoyada en frenética campaña de mentiras instala en el ambiente comunicacional, la falsa “ayuda humanitaria” para el pueblo de Bolívar.

En rigor, se trata de la amenaza de desatar el infierno en el continente, dirigida desde la demencial y calculada imposición de Trump al Cartel de Lima, en el que desempeñan el papel de guaripola, Piñera y el renegado Ampuero.

En lugar de actuar humanitariamente, en la atención de las precariedades de nuestro país, ofician de voceros en español del amo del norte.

El jefe del Comité Internacional de la Cruz Roja en Colombia, Christoph Harnisch asevero que su entidad no participara en la distribución del envío proveniente de Estados Unidos por cuanto este no constituye ayuda humanitaria.

El actor y activista Danny Glover fue más categórico:

“Tu tomas los miles de millones de dólares que legítimamente le correspondían a, los venezolanos, impones sanciones para que no puedan usar su propio dinero y recursos, y luego vienes a salvarlos “.

Agregó que son las políticas neoliberales impuestas y el rol de las corporaciones que controlan el mundo que crean crisis monetarias desestabilizadoras de la economía.

En el mismo sentido se promuncio Noam Chomsky, develando que el concepto de ayuda humanitaria es casi todo acto agresivo realizado por cualquier potencia, que desde el punto de vista agresor es una ayuda humanitaria, pero no desde el punto de vista de las victimas .

Así han surgido múltiples pronunciamientos condenatorios como la Carta Abierta a la Dra. Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los DDHH de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad.

La realidad muestra casos emblemáticos y paradojales: una oferta de ayuda humanitaria verificable del presidente Chávez, cuando aconteciera la tragedia del huracán “Katrina”, consistente en dos unidades móviles de hospital, 120 rescatistas y primeros auxilios, 50 toneladas de alimentos, fue rechazada por el gobierno de George Busch además de un millón de barriles de gasolina que debería aportar la empresa venezolana CITGO ,(la misma que la Casa Blanca ha confiscado con los activos venezolanos de la estatal Petróleos de Venezuela,PDVSA).

La Cruz Roja estadounidense si aceptó 1 millón de dólares para socorrer a las víctimas del “Katrina” proveniente de la República Bolivariana de Venezuela

Simultáneamente rechazo el ofrecimiento de ayuda de Cuba consistente en el envío de 1.500 médicos y 34 toneladas de medicinas.

¿Causa?

Ambos países formaban parte del denominado “eje del mal”.

El uso de la ayuda de Troya para introducir armas y pertrechos bélicos desatando guerras y destrucción para imponer gobiernos que extiendan la dominación imperial tras los recursos y riquezas de esos países en especial los energéticos, tiene muchos y claros precedentes.

Uno de ellos ocurrió durante la Guerra de los Balcanes: Pinochet envío armas a Croacia. Las autoridades húngaras detectaron un avión con 11 toneladas de armamento, fusiles, granadas, municiones y cohetes antitanque.- rotulados como “ayuda humanitaria”, material fabricado por FAMAE industria del ejercito bajo el mando de Augusto Pinochet, durante el gobierno de Patricio Aylwin.

El caso suscitó gran revuelo político y una reacción del cuerpo de generales solidarizando con su comandante en jefe agregando otro jalón en la cadena de impunidad a más de que el producto del negocio debe haber incrementado su cuenta del Banco Riggs.

El ex-dictador tuvo grandes abogados, como Piñera, que en encendido discurso defendió su calidad de “ex presidente“ cuando iba a ser juzgado en Inglaterra.

Trump responsable principal de la crisis actual, designó a Elliot Abrams como el “restaurador de la democracia en Venezuela”. Es el coordinador del grupo de “halcones” compuesto por Clave-Carone ,encargado de la destrucción financiera, Mike Pompeo ,ex jefe de la CIA, y el senador Marcos Rubio principal promotor de sanciones contra el pueblo venezolano, entre otros.

La misión es reimponer a cualquier costo la doctrina Monroe, aún al precio de desatar el apocalipsis; lo importante es el petróleo. La experiencia está a la vista en el Medio Oriente. El sustento es el “destino manifiesto de Estados Unidos”.

Abrams, siendo Subsecretario de Estado de Reagan, fue coprotagonista del bullado caso Irán Contras junto a Oliver North, denunciada como la “Alianza Oscura”.

Utilizando recursos del narcotráfico, financió armamento y transporte aéreo para apertrechar a la “contra” nicaragüense con el objeto de derribar al gobierno sandinista.

La operación fue administrada desde la Oficina de Asistencia Humanitaria de Nicaragua del Departamento de Estado. La carga mortífera era transportada bajo el rótulo de “ayuda humanitaria”.

Este nefasto personaje fue denunciado en el propio Congreso de los EE.UU por la congresista estadounidense-somalí Ilhan Somar.

Los mismos funestos personajes, los mismos miserables objetivos los sufrimos a contar de 1970, cuando había que frenar a Allende, a todo costo.

El drama es que existe una amplia porción transversal de la sociedad, víctima sin percibirlo, de la intoxicación mediática creada en perversos laboratorios de control mental de masas , y que no perciben las causa profunda de la situación que vive Venezuela, el origen del desabastecimiento, de las múltiples restricciones, producto del brutal y sibilino bloqueo financiero, económico, político, diplomático comunicacional, psicológico que abruma al pueblo.

Pero resiste, no se doblega; entonces la caterva cavernaria acude a la agresión militar abierta moviendo sus peones de la guerra para hacer de América Latina otro Vietnam, otro Medio Oriente.

Cada cual debe ocupar su lugar en la causa de la promoción de la paz, la no injerencia, en el apoyo a la autodeterminación y soberanía de nuestros hermanos venezolanos.

(*) Coordinador del Comité Bolivariano de Solidaridad con Venezuela, COMBOL-Chile

DEJA UNA RESPUESTA