Crisis en Carabineros: La Silenciosa Procesión que Va Por Dentro

0
528

por Francisco Herreros.

En la última encuesta CADEM, publicada hoy, la aprobación de Carabineros, condicionada por el asesinato de Camilo Catrillanca, cayó a su mínimo histórico, situación que arrastró en el despeñadero, al Presidente, Sebastián Piñera.

No es que la encuesta CADEM sea un modelo de confiabilidad, pero tampoco se puede afirmar que todo lo que mide es falso.

Dicho esto, solo en un mes la percepción positiva de la institución que tiene a su cargo la mantención de la ley y el orden público, se derrumbó en un 28%, pasando del 67% en octubre a un 39% el 23 de noviembre, mientras que el rechazo a Carabineros de Chile subió a un 55%.

Es probable que esta tendencia se manifieste con guarismos parecidos, cualquiera que sea la encuesta, síntoma de quizá la peor crisis de su historia, comparable solamente al impacto que tuvo en la institución, la investigación del ministro José Cánovas Robles, en el caso degollados, que precipitó la salida del mismo General Director, César Mendoza. .

Asimismo, el asesinato de Catrillanca, y el montaje que intentó cubrir las responsabilidades en su deceso, fueron calificados por los encuestados como la noticia más importante de la semana, con un 66%.

En paralelo, el Gobierno intenta un acuerdo en el Congreso para reponer los $500 millones por concepto de gastos reservados de Carabineros, luego que el Senado redujera dicha partida a $1 y 1 dólar, debido a que la oposición exige mayor transparencia y control civil en el uso de dichos recursos.

Crisis peligrosa

La crisis de Carabineros viene de larga data, pero el último ciclo lo impulsó el desfalco a las arcas fiscales, denominado Pacogate, cuyos montos superan los $ 28 mil millones, o sea, algo más que la inversión considerada para la construcción del Hospital Provincial Marga Marga, Valparaíso, o la que demandaría la construcción de diez comisarías.

Por el caso, el Ministerio Público tiene más de cien formalizados, la mayoría de ellos funcionarios activos de la institución.

Simultáneamente se desencadenó la desastrosa Operación Huracán, insólito y grosero montaje que consistió en la manipulación de pruebas para incriminar a ocho comuneros mapuches de atentados incendiarios en La Araucanía y Los Ríos.

Incluso, el propio general director, en ese entonces Bruno Villalobos, transmitió por canales oficiales la información, supuestamente interceptada por un insólito software denominado Antorcha, creado por un autodidacta digital, aún más insólito, el -supuestamente- ingeniero ingeniero de ejecución agrícola y forestal, Alex Smith Leay, cuyos títulos eran tan falsos como el mismo software.

La designación del general Hermes Soto a la cabeza de la institución, que con 55 años es el más joven en llegar al cargo, en marzo de este año, supuso el retiro de trece generales, la eliminación de la unidad de inteligencia de la región de la Araucanía, la separación de la Dirección de Inteligencia y Drogas, y la designación en la Dirección  Nacional de Apoyo a las Operaciones Policiales, a un general inspector, segundo en la línea de mando.

Sin embargo, a horas de su nombramiento, la filtración a la prensa de su hoja de vida a la prensa, en la que constan cinco faltas disciplinarias, una de ellas merecedora de cuatro días de arresto en 1984, reveló la existencia de una guerrilla interna, que no trepidará en apelar al juego sucio.

“Sabemos que el daño causado a la imagen de Carabineros es profundo, pero también que es reparable”, dijo Piñera en la oportunidad.

Sin embargo, al poco andar, quedó claro la gestión de Soto no se diferenciaría significativamente de la de sus antecesores.

En junio, se embarcó en una estéril e inconducente polémica, en la que, a título de escopeta, sostuvo que el sueldo de un general director, de $4,5 millones brutos, “no es ningún gran sueldo”.

Agregó:

“El general director de Carabineros gana menos que cualquier gobernador de Chile; que cualquier jefe de servicio de Chile”.

El Contralor, Jorge Bermúdez reconoció que ganaba un poco más, $6 millones, pero agregó con ironía:

“Mi pensión será un tercio de la suya”.

Luego, sea por decisión interna, o política impuesta por el mando político, el hecho es que durante la gestión de Soto se han multiplicado las denuncias por abuso y violencia policial, especialmente contra estudiantes y mapuches; sin perjuicio que también lo han hecho los casos comprobados y denuncias de hechos delictuales protagonizados por carabineros, o de protección al crimen organizado.

Con el ejemplo que dan los superiores, es apenas natural.

El 28 de junio, Piñera Piñera viajó especialmente a La Araucanía para presentar el Comando Jungla, un grupo de 80 carabineros especializados  en acciones antiterroristas, muchos de ellos con entrenamiento en Estados Unidos y Colombia, que se desplegaría en zonas de comunidades mapuches en esa región.

En la oportunidad, Soto dijo que la función de los 80 uniformados consistirá en buscar “la tranquilidad de la comunidad” en las regiones de La Araucanía y Biobío y que “no está relacionado con el pueblo mapuche”.

El fracaso de una política policial para solucionar un complejo problema histórico, político, social y cultural quedó en evidencia con el asesinato de Camilo Catrillanca, y muy especialmente, con el montaje diseñado por el Gobierto y el alto mando de Carabineros, para mostrarlo como un terrorista, y responsabilizarlo de su propia muerte.

Cuando, lo mismo que en la Operación Huracán, la evidencia aventó el montaje, Piñera y Soto compitieron en el deporte de desconocer a la criatura.

Piñera, mentiroso contumaz, declaró:

“Quiero reiterar que no existe ningún Comando Jungla. Eso es un invento o un nombre que pusieron algunos medios de comunicación”.

En la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputados, el general Soto añadió de su cosecha:

“No existe el Comando Jungla. En la policía de Colombia existe un curso que se llama ‘Jungla’, y nuestros carabineros, desde 2007 han ido haciendo ese curso periódicamente. Fueron a una capacitación por un mes este año. En la última oportunidad, fueron 15 carabineros, de los cuales ninguno de estos participó en los hechos que nos convocan. De los cuatro que operaron, ninguno tiene el curso Jungla, son GOPE”.

Para verdades, el tiempo. Pruebas ofrecidas por medios de comunicación muestran de manera indesmentible, el uso del vocativo Comando Jungla en documentos oficiales de Carabineros.

Por lo demás, en estos tiempos de post-verdad, una mentira de Soto o Piñera es apenas una redundancia.

Demasiado poco, demasiado tarde

El pasado 6 de noviembre, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, anunció un proyecto de seguridad pública, que incluye la “modernización” de las policías, concepto que tanto puede servir para un barrido como para un fregado, que apunta a “generar más transparencia y rendición de cuentas a los ciudadanos”.

Explicó que hay dos grandes propuestas de reformas estructurales a las policías.

La primera apunta a:

“Terminar con las áreas de autonomía institucional que actualmente la ley permite, que han evitado una modernización institucional, donde la transparencia, el control externo y la evaluación de gestión sean ejes fundamentales”.

La segunda, refiere a:

“Ampliar las atribuciones del Ministerio del Interior, en materias de control financiero, administrativo y de planificación estratégica”.

Para lograrlo, se les exigirá a ambas policías “un plan estratégico de largo plazo que incluya evaluar ejecución y rendimiento, realización anual de auditorías externas y mantener un comité auditor permanente, de origen externo”.

Parafraseando a Churchill, “demasiado poco, demasiado tarde”.

Aún cuando el dichoso plan llegase a ver la luz, no antes del día de San Blando, el hecho de que la “solución ” siga entregada a las propias policías equivale a la tramposa
auto-regulación invocada por el gran empresariado, para, supuestamente, evitar la concentración.

Por lo demás, suponer que un gobierno de derecha, dentro de un Estado conservador, en el marco de una constitución neoliberal, logre controlar a un poder armado, con capacidad de auto-reproducción, es una quimera que en filosofía se denomina principio de no contradicción, según el cual una proposición y su negación no pueden ser ambas verdaderas al mismo tiempo y en el mismo sentido.

El escenario que se configura, es potencialmente corrosivo, turbulento y peligroso.

Un débil régimen republicano, una economía en crisis, instituciones armadas autonomizadas y una oposición política desgastada por sus contradicciones, generan el sustrato para aventuras caudillistas, populistas y/o autoritarias; elección formalmente democrática de partidos neofascistas, y significativos recortes de derechos políticos y sociales de las mayorías. De ahí, a la tentación represiva, no media más que un paso.

Repercusiones internas

A esa entrópica situación se agrega una dimensión virtualmente desconocida por el poder político y la sociedad civil: el impacto de estas evidencias de corrupción generalizada, en el ánimo y la moral del policía profesional honesto; de aquel que está en la calle, en primera línea, enfrentando la violencia delictual, o absorbiendo la demanda ciudadana; ese que se vistió de uniforme por vocación, y no solo para ganarse la vida.

En el marco de esta gravitante crisis policial, un atisbo de sus impacto en las filas se puede percibir en una serie de videos difundidos por el ex mayor de Carabineros, Roberto Contreras Silva, dado de baja en septiembre de 2011, por su responsabilidad de mando en el asesinato del menor Manuel Gutiérrez Reinoso, de 15 años, en una protesta llevada a cabo el 25 de agosto  de ese año.

En la oportunidad, el exonerado oficial denunció abandono del alto mando.

Sea por despecho, o consciencia ciudadana, lo cierto es que de ahí en más asumió la tarea de denunciar corrupción policial e incapacidad del alto mando.

Dado el hecho que denuncia irregularidades que en deterninados contextos podrían costarle la vida, y lo hace con nombre propio, sin ocultarse en “fuentes”, “autoridades”, “cercanos” o “conocedores” de tal o cual caso, consideramos que a nuestros lectores les asiste el derecho de conocer esas denuncias.

Dejamos en claro nuestro rechazo explícito a ciertos sesgos clasistas y autoritarios -si es que no filofascistas, como cuando afirma que las tres calaveras tatuadas representan los “delincuentes que se pitió”- en el discurso del ex-oficial, precio a pagar por el valor de sus revelaciones:

Este es el video de la agresión al cabo de Carabineros en Lota:

La voz de los de abajo

Tan relevante como las denuncias, son los comentarios adjuntos, de integrantes activos o en retiro de la institución, que tienen la virtud de revelar un entorno interno rara vez visible para la ciudadanías civil, que muestra, por contraste, el dolor y la vergüenza de la parte sana de la institución.

Pues bien, a ella hay que apostar:

Ransdell85:
Grande mi mayor, no se necesita una placa, para tener honor..!!!!?

Carlos Pizarro:
Necesitamos voces como la de usted, mi papá se le fue la vida siendo Carabinero… Y a el le da impotencia ver en lo que es hoy en día su institución, ya no hay criterio, vocación, menos honestidad…. Carabineros de Chile necesita una reforma urgente. Cuando la PDI a ido a buscar uniformados a las comisarías? Es lamentable que una institución reconocida mundialmente, se este convirtiendo en guarida de ratas, me saco el sombrero con aquellos pocos Carabineros que si hacen la pega y tienen los pantalones bien puestos…?

Hernán M. Sagredo Montefusco:
Hola Mayor (R) Contreras, saludos por aquí el 209 (R) Sagredo, trabajamos en la 14., recuerdo cuando fuimos de servicio y patrullamos como buenos policías  al Sector Barrio Ballavista, eso es ser policía, no como los corruptos que ensucian nuestra querida institución?.

Jose Rebolledo:
Mi mayor feliz de escucharlo, soy suboficial en retiro vivo actualmente en Río Bueno, trabaje en muchos lugares en el sur, Santiago Escuela Suboficiales; esos lugares del Rupanco o también en Río  Bueno, la cuarta comisaría de esta ciudad. Me da vergüenza de mi comisaría se esta cayendo producto de su antigüedad que a estos coroneles que se quiten esos beneficios y hagan una comisaría en Río Bueno; da vergüenza insisto. Saludos mi mayor, i puede le envío fotos de la unidad, que da vergüenza?.

Jose Rojas
Me sumo a sus comentarios. Lo viví en carne propia, trabajando en Colchane.

Alfredo Baier Mutel:
Pero si toda la vida los SS.OO., nos cagaron haciendo de Carabineros de Chile una empresa personal para hacerce millonarios desfalcando al estado, cagando a los propios Carabineros que le hicieron el trabajo y mas encima siendo unos weones sinverguenzas feescos de raja abusando de su condicion de uniformado, ESOS WEONES NUNCA FUERON CARABINEROS SI NO UNOS DELINCUENTES QUE USURPARON NUESTRO UNIFORME PARA COMETER DELITOS.

Jonathan Morales:
Soy ex soldado del Ejercito y me parece lamentable lo k sucede en mi ex institucion. Me siento orgulloso del Ejercito, pero me avergüenza la poca transparencia y todos los problemas k también hay en esta rama se están viviendo cosas muy similares en ambas instituciones. Es lamentable k algunos utilicen sus cargos en beneficio propio y manchen de manera tan deshonrosa una institución tan honrosa como el Ejercito y tan admirada como lo era Carabineros, institución k debería de encargarse de perseguir delitos. Paradojicamente tiene delincuentes dentro de ella misma. Lamentablemente por unos pocos, uno sabe que son pocos estos que se comportan mal que no representan a una institución cualquiera sea esta, lo malo es k si se sigue asi pueden manchar la imagen de de estas para siempre. Todo mi apoyo es para ud, Sr. Personas asi necesitamos en este país en estos tiempos turbulentos donde se ven tantas cosas raras. Actuar con transparencia es lo mejor en todo momento y Carabineros como ud son un ejemplo para nuestra sociedad?

Luis Asenjo:
Soy ex-carabinero y es la primera ves que escucho a un sangre azul hablar de esa forma contra sus superiores y de todo lo que pasa a nivel institucional como país… Mis respeto para este comisario, carabineros necesita más gente cómo está y ojalá no tenga problemas con sus dichos ya que a los altos mandos no les gusta que se les diga la verdad…

Jaime Merino:
Yo postulé a la escuela de Oficiales, me saque 7 en todas sus pruebas de intelecto y ejercicios y no quedé porque no tenía ni un familiar en la institución.

Gonzalo:
Yo trabaje durante 21 años en la PDI y de verdad me saco el sombrero con carabineros. Putos generales de escritorio…. esto se da en las dos instituciones.

Metro Vv:
felicitaciones my mayor soy carabinero en retiro me retire por la injusticia que existe en la intitucion que por culpa de los altos mandos carabineros se las Mamâ todas tenemos Generales Corruptos ciegos y Putos Gracias My Mayor por Pensar en Carabineros cabos y Salgentos. Gracias.

Cristian Scotti:
Porfin un carabinero que dice la verdad y muy de acuerdo que se necesita gente de calle en oficinas porque saben lo que es estar en la calle dudo que lo den de baja por decir toda la verdad si nuestro general es una persona que ama la institución seguirás trabajando un gran abrazo mi mayor se despide un hijo de carabinero suficial mayor en retiro de calle del perraje como se dice 💪

Angelo Milla:
Grande mi mayor … yo fui dado de baja por defenderme de un flaite que me agredió y por el sólo hecho de defenderme me hecharon de una institución en la cual arriesgue mi vida muchas veces y me pagan así.

Hernan Diaz:
Mi mayor ojala este videos llegue a  los oidos de alguien que se de cuenta lo que dice, carabineros siempre son los mas criticados por la gente pero la primera wea que hace la gente cuando tiene problema es llamar a 133…. y ojala el weonaje flaite tenga su merecido…y que respeten a nuestros policías.

Enzo Antonio:
Yo creo que en todas las instituciones pasa lo mismo yo fui militar y vi muchas cosas parecida,con la diferencia que la policia ya sea PDI o CARABINEROS estan en la calle,pero el abuso de los superiores es notorio, son gente de escritorio nada mas y los subordinados tienen que hacer todo el trabajo..¡¡¡

JBG:
Grande jefe, saludos desde la Tenencia de Carabineros Batuco 😀

Briam T:
Mi mayor sabe soy militar y yo estoy acuerdo con usted siento que ustedes no pueden hacer nada tiene una pistola y la tiene de adorno con todo respeto , que nos esperara mi mayor digame que mierda mas tiene que pasar para que usted con su gente pueda hacer ley en la calle mueren carabineros y no hacen nada por esos delincuentes  de mierda falites de mierda y si un carabinero viene dispara a un delincuente a un cabro de mierda lo echan lo dan de baja pero bueno gracias a los generales que tenemos grande gran mando que hay por dios mi mayor sabe que,  algun dia cambiara todo se lo prometo.

Jjuan Pablo Gonzalez Rosas:
Te felicito amigo yo soy comisario PDI de línea no profesionales llamados opp. Weones q entraron X lucas no X vocación. Acá pasa la misma mierda. Tuve compañeros ratones de oficina jefes prefectos y prefectos generales prefectos inspectores pencas de oficina no conocen la calle nunca han visto a un choro. Jefes cagones.

Patricio Amadeo Barriga Godoy:
Apoyo total soy hijo de unos de esos pacos esforzador que queren a su institucion  que le dieron prestigio a Carabineros de Chile los que dice este funcionario  es verdad yo conoci muchos casos de los que el cuenta y yo tambien le pediria a Mi General  Hermes Soto que reintegrara a las fija eso funcionarios que por algun motivo  estupido de esos Generales dieron de baja a esos funcionarios esos son gente que hacen falta en las filas de Carabineros en estos tiempos Carabinero ya le va quedando el nombre de la institucion no hay respeto al funcionario y Institucion  mi Apoyo Total a este funcionario.

Andres Villouta:
Gracias, por ser uno de muchos q quieren q cambie realmente el modo operandi de la institución. Soy nieto de general de Carabineros y veo que la institución esta flaqueando.

Sole:
Gracias primera vez que veo un mayor refiriéndose de tal forma…Porque le doy las gracias,fui esposa de un carabinero y ahora madre de dos de mis tres hijos y toda la razón,al referirse así de los altos mandos.
Lamentablemente de sargento para abajo,se llevan la peor parte y reciben ofensas gratuitamente,por sinvergüenzas que sólo se llenaron los bolsillos y les importo una mierda,es prestigio ganado con el sudor de interminables turnos largos aún saliente de franco tienen que volver a trabajar,pero aya ellos que alegen,pues los dan de baja.
Lamentablemente mis hijos se criaron con la vocación de su padre,que dio más a la institución la cual cuando quiso trasladarse al sur pues mi suegro estaba moribundo y deseaba poder estar cerca de él,le dijeron que mejor se fuera a retiro,ese es el pago de los altos mandos.
Mis hijos viven y palpan a diario las ofensas y de hecho,creo que los hacen acordarse de mi muy seguido en el día,los delincuentes,pero ellos están acostumbrado y también porque aman la institución y no es por falta de estudios,pues gracias a Dios teníamos para pagarles una carrera,pero ellos optaron por Carabineros de Chile,donde hoy por culpa de sinvergüenzas cara de raja, los inocentes pagan.
Gracias por sus palabras es un alisiente para madres, esposas e hijos.
Bendiciones.

DEJA UNA RESPUESTA