Por Desvaríos de Trump: Rusia y China se Preparan para la Guerra

0
54

En 1867, Newton publicó su obra cumbre, Philosophiae Naturalis Principia Mathematica, en la que estableció el principio de acción y reacción.

Si un cuerpo actúa sobre otro con una fuerza, acción, éste responde con otra fuerza de igual valor y dirección, pero de sentido contrario, reacción.

En consecuencia, los demenciales delirios guerreristas de Trump, han encontrado la horma de su zapato: tanto Rusia como China han anunciado que están preparados para la guerra.


Diplomático ruso: “Rusia está preparada para la guerra”

 

 

 

 

 

 

 

Andrei Belousov, director adjunto del Departamento de No Proliferación y Control de Armas del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, ha hecho hace unos días una declaración importante que citaré en su totalidad.

“Recientemente, en una reunión, los Estados Unidos declararon que Rusia se está preparando para la guerra. Sí, Rusia se está preparada para la guerra, puedo confirmarlo. Sí, estamos preparados para defender nuestra patria, nuestra integridad territorial, nuestros principios, nuestros valores, nuestra gente. Estamos preparados para tal guerra. Pero hay una gran diferencia entre nosotros y los Estados Unidos. Lingüísticamente, esta diferencia está en una palabra, tanto en ruso como en inglés: Rusia está preparada para la guerra, mientras que Estados Unidos está preparando una guerra”.

Estamos tan acostumbrados a que los diplomáticos y políticos occidentales digan más o menos cualquier cosa y todo (como dice la broma: ¿cuándo sabes que un político miente? Cuando sus labios se mueven) que muchos de nosotros dejamos de prestar atención a lo que se dice.

Si mañana, Trump o algún “congresista” sale en la televisión declarando “lee mis labios”, la mayoría de nosotros simplemente lo ignoraremos. La verdad es que el flujo constante de declaraciones vacías, grandilocuentes y siempre deshonestas nos hace inmunes a las advertencias verbales, incluso cuando provienen de figuras políticas no occidentales.

Por lo tanto, es crucial entender que los funcionarios y diplomáticos rusos miden cuidadosamente cada palabra y que cuando repiten, una y otra vez, que Rusia está preparada para la guerra, ¡realmente saben lo que dicen!

Por supuesto, ha habido personas en Occidente que han visto este peligro y han estado advirtiéndolo durante años, pienso en el profesor Stephen Cohen y especialmente en Paul Craig Roberts que ha alertado reiteradamente sobre este peligro en nuestra web :

“Obama acaba de hacer algo terrible en Ucrania, ahora Rusia está lista para la guerra ” (1 de marzo de 2014); “ La respuesta rusa a una doble declaración de guerra” ( 27 de septiembre de 2014 ); “ ¿Rusia simplemente“ amenazó ”a los Estados Unidos? ” (12 de noviembre de 2015); “ Desacreditando los clichés populares sobre la guerra moderna ”( 19 de Mayo de 2016); “ Cómo se prepara Rusia para la Guerra ”( 26 de mayo de 2016); Una advertencia rusa (1 de junio de 2016); “ Informe sobre una guerra entre Estados Unidos y Rusia” (1 de diciembre de 2017); “ ¿Qué precio tendrá que pagar la humanidad por el colapso del Imperio? ”(El 13 de abril de 2018; (“Cada” clic “nos acerca un paso más al” bang! ”(El 20 de abril de 2018).

Pero a pesar de todos los esfuerzos de esta revista, hemos sido “voces que claman en el desierto”, lo cual no es sorprendente, ya que incluso la contundente advertencia de Putin durante su discurso del 1 de marzo ante la Asamblea Federal Rusa fue rápidamente descartada como “postura” y olvidada rápidamente.

Por eso que dos semanas después de ese discurso se comparó a Rusia con una serpiente de cascabel pacífica  que trata desesperadamente de advertir a un idiota ebrio para que retroceda, pero sin éxito: el idiota ebrio simplemente declara jactanciosamente “voy a trata de agarrar la serpiente”.

En ese artículo concluí diciendo que: Tanto Trump, May, Macron y Merkel y, también sus seguidores zombis, creen en su invulnerabilidad y superioridad. La verdad aterradora es que estas personas NO tienen IDEA de la que hablan ni entienden las consecuencias de presionar demasiado a Rusia.  En sus almas, se sienten seguros, superiores y simplemente no pueden concebir que toda su sociedad, supuestamente superior, pueda desaparecer.

Lamentablemente, desde entonces las cosas solo han empeorado. Por esto, un Putin claramente disgustado y frustrado recientemente declaró:

“Cualquier agresor debe saber que la respuesta será inevitable y también que será destruido. Y dado que seremos las víctimas de esa agresión, iremos al cielo como mártires. Ellos simplemente ni siquiera tendrán tiempo para arrepentirse “.

No hace falta decir que los medios occidentales interpretaron esta advertencia como “una muestra más de la agresión rusa” y, no como un intento de despertar a un Imperio delirante e infinitamente arrogante.

Por cierto, algo muy similar está ocurriendo entre los Estados Unidos y China con importantes funcionarios chinos que han declarado públicamente que las fuerzas armadas chinas deben prepararse para la guerra.

Lamentablemente, las advertencias chinas son tan ignoradas y rechazadas como las rusas. Y esto es realmente aterrador.

Al menos durante la crisis de los misiles en Cuba, la prensa mundial informaba sobre una posible confrontación minuto a minuto y, todos sabíamos que el peligro de guerra era muy real. Hoy ,en contraste, casi nadie en occidente cree en la posibilidad de una guerra.

De hecho, los líderes del Imperio anglo-sionista parecen estar decididos a multiplicar sus provocaciones contra Rusia; desde realizar ejercicios militares en la frontera rusa hasta otorgar el premio de derechos humanos de la Unión Europea  a I. Sentsov,  un conocido terrorista.

La UE tampoco repudió los actos de piratería de nazis ucranianos en el Mar de Azov, sino que condenó a Rusia, por cumplir estrictamente con su derecho legal contra las acciones terroristas.

Tal nivel de hipocresía es repugnante. Pero también es muy, muy peligroso.

Francamente, considerando los esfuerzos de Putin y Xi para evitar una gran guerra nuclear con el Imperio, habría que sugerir que ambos (que no son  terroristas convictos) sean nominados para el Premio Nobel de la Paz.

En agudo contraste, con los medios corporativos occidentales, los medios rusos han estado discutiendo, a diario, la posibilidad de una guerra con los EE. UU. / OTAN, y el debate siempre gira en torno a la pregunta “¿ están realmente lo suficientemente locos como para atacarnos, a pesar que esto significaría su segura destrucción? “.

Para ser justos con los rusos, al ver a gente como Nikki Haley o John Bolton, la pregunta de “¿están locos?” es bastante lógica. Pero también es posiblemente que sea una pregunta engañosa.

Si bien es evidente que algunos Neo-con están realmente locos, la mayoría no lo están. Son estúpidos, ignorantes, arrogantes, odiosos y malvados, Sí. Pero no necesariamente locos. Y por esta razón, no creo que los líderes anglo-sionistas tropiecen con una guerra contra Rusia como resultado de su locura.

Además, aunque los políticos estadounidenses son, de hecho, sorprendentemente ignorantes, hay suficientes hombres en las fuerzas armadas de los Estados Unidos que recuerdan la advertencia del mariscal de campo y vizconde de El Alamein, Bernard Montgomery, quien declaró ante la Cámara de los Lores :

La Regla 1, en la página 1 del libro de guerra, es: “No marchen sobre Moscú”. Varios  lo han intentado, Napoleón y Hitler, y no les fue bien. Esa es la primera regla. No sé si sus Señorías conocerán la Regla número 2 de la guerra. Es: “No envíes tus ejércitos a China. Es un demasiado país vasto y, sin objetivos claramente definidos “.

La mayoría de los altos mandos militares de los Estados Unidos deben darse cuenta que la guerra contra Rusia y / o China es una propuesta suicida.

Pero si bien es poco probable que la locura de los líderes occidentales cause una guerra, me temo que su desesperación pueda hacerlo.

Piénselo! En este momento, Estados Unidos. está involucrado en dos procesos paralelos: por un lado, ha impuesto sanciones y guerras económicas contra la mayor parte del planeta, mientras que por otro lado, se está retirando de un tratado internacional tras otro (incluidos los tratados de control de armamentos).

Hágase estas preguntas:

¿Qué significa esta política de confrontación y autoaislamiento? (porque retirarse de tantos acuerdos y tratados significa aislar Estados Unidos)

¿Es este el comportamiento de un país fuerte o es la expresión de un país que está desesperado y arremete contra todos?

Un breve post de “Larchmonter445″ nos recordó que los actuales líderes de los Estados Unidos son, ante todo, “perdedores en todos los conflictos” y, si bien todavía están haciendo un buen trabajo de escaparate al ondear sus banderas, cada vez es más difícil ocultar la magnitud del colapso del Imperio.

Supongo que la orquesta que tocaba en el Titanic tocaba cada vez más fuerte para esconder la catástrofe que se acercaba, pero el resultado del espectáculo nunca estuvo en duda. Lo mismo está sucediendo ahora . Existe un enorme peligro. Mientras se pretenda ocultar el desastre que azota el Imperio, su situación se empeora y cada día que pasa es más difícil ocultar la magnitud del desastre. .

La única solución real que tiene Estados Unidos para sobrevivir con dignidad es renunciar al Imperio y convertirse en un país “normal”, algo que los líderes estadounidenses ni siquiera están dispuestos a contemplar.

Los Neo-con, especialmente, parecen tener una creencia casi religiosa, porque cuando vez  que uno de sus planes “inteligentes” fracasa, la solución que adoptan  es repetirlos. Parece que han internalizado completamente el aforismo alemán :” wenn es mit Gewalt nicht geht, dann geht es mit mehr Gewalt! “(Si la violencia no puede arreglarlo, entonces con más violencia se logrará).

Olvidan que esta creencia no le hizo bien a Alemania contra Rusia.

Parece que mucha gente en occidente se ha convertido en lo que llamo “drones ideológicos“; autómatas con lavado de cerebro que ondean sus banderas (hechas en China) para hacer frente a cualquier disonancia cognitiva residual. Cuando sus certidumbres finalmente se derrumben, en su desesperación impotente, embestirán unos contra otros.

Hoy por hoy, los EE. UU. y el “Occidente global” está en curso de colisión directa con Rusia (y probablemente con China).

Se ven muy pocas señales de que alguien en las élites occidentales pueda (o quiera) admitir que al final de este camino hay una guerra con la destrucción de los Estados Unidos (y posiblemente de gran parte de Europa).

Los líderes del Imperio parecen estar atrapados en lo que los franceses llaman ” fuite en avant”.”(se puede traducir a grandes rasgos como “saltando hacia adelante”).

Supongo que hay una triste y trágica ironía en el hecho que las elites de los Estados Unidos acusen constantemente  unas “intervenciones rusas” completamente imaginarias.

Estas acusaciones podrían eventualmente terminar en una intervención muy real contra Rusia, en la forma de un devastador ataques con misiles.

¿Es probable que esta actitud cambie en el futuro previsible?

Me temo que no es muy probable.

¿Podrán Putin y Xi evitar una guerra con Occidente?

Tal vez. Pero con cada día que pasa hay más provocaciones del “Occidente global”, por tanto su tarea es cada vez más difícil.

Hasta ahora, todas las advertencias rusas y chinas han caído en oídos sordos y, francamente, no creo que más advertencias sirvan para nada.

Este podría ser el momento para que Rusia y China comiencen a rechazar seriamente las falsas acusaciones . Todo lo demás ha fallado.

Fuente: The Saker

Traducción: Krítica


Xi Jinping ordena a su Ejército que se prepare para la guerra

 

 

 

 

 

 

 

 

En medio de la escalada de tensiones entre China y Estados Unidos, el presidente chino ordena a su Ejército que se prepare para la guerra.

“Es necesario reforzar la misión (…) y concentrarse en la preparación para pelear una guerra. Hay que tener en cuenta todas las situaciones complejas y diseñar en consecuencia planes de emergencia”, declaró la semana pasada el presidente chino, Xi Jinping, en un encuentro con el Comando de Teatro de Operaciones del Sur, cita el canal de televisión estatal CCTV, según publicó el viernes el periódico local South China Morning Post.

El Teatro de Operaciones del Sur es una de las cinco zonas militares del Ejército Popular de Liberación de China, y una de sus principales misiones es supervisar el mar del Sur de China, una región de tensiones entre Pekín y “naciones de fuera de la región”.

De hecho, según algunos especialistas, citados por el referido medio chino, la declaración de Xi Jinping es “una señal para EE.UU. en particular”.

EE.UU. niega las reclamaciones territoriales chinas sobre dicho mar, de gran importancia estratégica para el comercio del gigante asiático y, además, ha aumentado la frecuencia de sus operaciones de libre navegación en dichas aguas y en su espacio aéreo, lo que ha provocado un agravamiento de las tensiones.

Es necesario reforzar la misión (…) y concentrarse en la preparación para pelear una guerra. Hay que tener en cuenta todas las situaciones complejas y diseñar en consecuencia planes de emergencia”, declaró la semana pasada el presidente chino, Xi Jinping, en un encuentro con el Comando de Teatro de Operaciones del Sur.

Según el analista militar chino Zhou Chenming, “se prevé que Estados Unidos realice más ejercicios de libertad de navegación en la región del mar de China Meridional y, ya que no reconoce los derechos (de Pekín) sobre islas artificiales (…), probablemente habrá allí nuevas fricciones militares entre los dos países”.

El último de esos incidentes se produjo el lunes, cuando dos barcos de guerra de la Armada de EE.UU. se desplazaron a través del estrecho de Taiwán.

El mar de la China Meridional —reclamado por China en su 90 % y también por Filipinas, Vietnam, Taiwán, Malasia y Brunéi— es una extensión muy disputada del océano Pacífico. Y es la zona de mayores tensiones entre el gigante asiático y EE.UU., ya que Washington ha enviado varias veces aviones y buques de guerra a la zona, maniobras que Pekín ve como un intento de injerencia y de dominar las aguas en cuestión.

El pasado 30 de septiembre se elevó al máximo el nivel de las tensiones cuando un destructor estadounidense se vio obligado a maniobrar para impedir “una colisión” con un bombardero chino cerca de las disputadas islas de Spartly.

Fuente: HispanTV

DEJA UNA RESPUESTA