No se Gobierna con Fakes News: El Fascismo Llegó a Brasil por la Vía Electoral

1
188

Con 97,38% de los votos escrutados, el candidato de la ultraderecha, Jair Bolsonaro, obtuvo el apoyo de 55,42% del electorado. Su contrincante y candidato por el PT, Fernando Haddad, alcanzó 44,58% de los sufragios. Se vienen tiempos ominosos para Brasil y América Latina.

En un ambiente electoral altamente polarizado, Bolsonaro llegó a la segunda vuelta como claro favorito, tras haber obtenido 48% de las boletas en la primera ronda y con una intención de voto que, según el más reciente sondeo de Datafolha, se ubicaba en 57%.

Jair Bolsonaro del Partido Social Liberal ganó las elecciones presidenciales en Brasil, resultado que representa el regreso del país a la extrema derecha después del fin de la dictadura en 1985.

Las consecuencias para la región pueden ser ominosas, en el medida en que Colombia y Brasil sean utilizados por el imperio para agredir militarmente Venezuela,

La campaña electoral ha sido una de las más polarizadas en la historia contemporánea de Brasil por el enfrentamiento de dos modelos políticos opuestos. Fernando Haddad (PT) con el progresismo y inversión social como bandera, mientras que Bolsonaro con admiración por la dictadura.

El ultraderechista no asistió a ninguno de los debates presidenciales y su campaña se enfocó en el desprestigio de Haddad en redes sociales. Esta ola de fake news ha generado dudas sobre la claridad del proceso electoral.

Aunque se declara nacionalista, las propuestas de Bolsonaro apuntan a una política económica entreguista al sector privado. Bolsonaro tomará posesión de la presidencia el 1 de enero de 2019 para el período comprendido hasta enero de 2023.

Bolsonaro es un ex capitán del ejército, devenido en político, que siempre se mantuvo detrás de Lula en intención de voto hasta que el TSE le negó al PT la posibilidad de postularlo a la presidencia. La salida del ex mandatario empujó al ultraderechista al primer lugar de las encuestas.

Bolsonaro consiguió la mayoría de los sufragios en 15 Estados, en tanto Haddad fue superior en 11.

En Santa Catarina, el ultraderechista tuvo el respaldo del 75,99 por ciento de los electores, por un 24,01 por ciento Haddad. La ventaja también fue ostensible en Rondonia (71,48-28,52), Roraima (70,46-29,54), el Distrio Federal (69,99-30,01) y Sao Paulo (68,09-31,91).

Haddad, en tanto, barrió en Piauí con el 76,67 por ciento de los sufragios, por 23,33 Bolsonaro. En Bahía ganó 72,28-27,72; en Maranhao por 71,75-28,25; y en Ceará por 70,70-29,30.

De los más de 147 millones de electores convocados a las urnas, un 21,17 por ciento no concurrió; 7,43 por ciento fueron nulos y 2,16 votaron en blanco.

El político de 63 años representa a Río de Janeiro como diputado federal desde 1991.

Su ascenso como candidato ocurrió en un ambiente contaminado por las denuncias de corrupción que involucran a figuras de partidos tradicionales de su país, especialmente tras el escándalo de Lava Jato, por lo que su discurso de “mano dura” convocó a parte significativa del electorado.

Plan político y económico

Bolsonaro es el tercer militar electo por voto directo como presidente de Brasil y el número 16 que ha ejercido la primera magistratura de ese país, precisa Folha.

Considerado por la opinión pública un “nostálgico” de la dictadura, el candidato de ultraderecha llega al poder en medio de la controversia por sus declaraciones misóginas, racistas y homofóbicas, que impulsaron un movimiento de activismo social en rechazo a su propuesta de campaña, bajo la consiga Ele Não (Él no).

Uno de sus primeros fichajes para el gabinete, aún antes de su elección, fue Paulo Guedes, considerado un ferviente partidario de las privatizaciones y las medidas de ajuste fiscal.
Por esa razón, a grandes rasgos, el plan económico de Bolsonaro es de corte neoliberal, lo que le ha dado el visto bueno de los mercados.

Estas son sus principales propuestas:

– Reducir la deuda pública en 20% a través de un proceso de privatización de las empresas públicas, venta de acciones y asignación de concesiones a operadores privados.
– Crear un sistema privado para la jubilación por capitalización, que existiría en paralelo a la cotización pública.
– Rebajar la edad de imputabilidad de 18 a 16 años y eliminar del beneficio procesal de recorte de condena.
– Crear de un Ministerio de Economía que unifique las carteras de Hacienda, Planificación e Industria para dirigir el plan de privatizaciones.
– Fomentar el uso de armas entre civiles, así como el fortalecimiento de las fuerzas de seguridad y de defensa.
– Aplicar una política de “guerra” contra el narcotráfico, que prevé protección jurídica especial para los policías que torturen, hieran o maten a presuntos delincuentes.

Cinco propuestas de Bolsonaro que afectarán a los brasileños

El ultraderechista Jair Bolsonaro es electo presidente de Brasil en esta segunda vuelta con el más del 55 por ciento de los votos, lo que representa el regreso a la extrema derecha al país suramericano, lo que no ocurría desde la dictadura de 1985.

Asesorado por el economista ultraliberal, Paulo Guedes, Bolsonaro ha sido claro en su hoja de ruta. En primer lugar quiere achicar el Estado al reducir la inversión social, especialmente en educación, salud y jubilaciones.

“La centralización de recursos y poder acaba corrompiendo la política y estancando la economía”, expresó Guedes en su momento, como parte de su crítica al “Estado disfuncional”, que en su opinión encarna aquel liderado por el Partido de los Trabajadores (PT).

El modelo de Bolsonaro también supone una masiva privatización de empresas estatales. En Brasil hay 147 de esas, entre las que sobresale la petrolera Petrobras.

“Extinguir y privatizar gran parte de las estatales que hoy existen” es su objetivo. “Son gastos innecesarios que deben atender a la población”, subrayó Bolsonaro, cuyo principal asesor aboga por aumentar los impuestos.

En septiembre Guedes causó polémica al anunciar que pretende recrear un impuesto a las transacciones bancarias e incrementar el impuesto a las ganancias de los que menos ganan.

En contraposición, apuestan por disminuir la carga impositiva de las empresas del 34 al 15 por ciento. “Mejorar la carga tributaria para que los que pagan mucho, paguen menos”, es la propuesta del binomio Bolsonaro-Guedes.

Sumado a esto, piensa aplicar una “flexibilización laboral” que esté acompañada de unos recortes de los derechos de los trabajadores; una acción que algunos analistas consideran la radicalización y profundización de las reformas del presidente no electo, Michel Temer.

Las medidas de Temer, que son rechazadas por la gran mayoría del pueblo, no han permitido retomar el crecimiento e incluso ha generado desempleo —en la actualidad hay más de 13 millones de brasileños sin trabajo—.

El ganador de la primera vuelta ha sido enfático que otra de sus propuestas estrella es reducir drásticamente el número de ministerios, sin aportar una opción alternativa a los miles de brasileños que laboran allí.

“Pretendemos tener un Ministerio bastante reducido, con aproximadamente 15 nombres”, dijo al referirse al actual Gabinete con 29 carteras.

Cuestionan proceso electoral en Brasil por efecto de fake news

La oleada de noticias falsas difundidas en redes sociales podría haber condicionado el resultado electoral, denunció el director de la consultora Datafolha.

El director de la consultora Datafolha, Mauro Paulino, confirmó que la oleada de noticias falsas (fake news en inglés) difundidas a través de WhatsApp en el último tramo de la campaña electoral en Brasil, condicionó el resultado de las elecciones.

A través de su cuenta personal en la red social Twitter, Paulino explicó que se trató de ” la impulsión de una ola” de fake news para perjudicar al candidato presidencial del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad y sus aliados en las regiones, en un país donde seis de cada diez votantes cuenta con la aplicación WhatsApp en su teléfono móvil.

La trama detrás del ataque digital programado fue develada por el periódico brasileño Folha, según el cual diversas empresas ligadas al candidato del Partido Social Liberal (PSL), Jair Bolsonaro, contrataron un servicio de WhatsApp llamado Disparo Masivo que envía múltiples mensajes a través de un sistema de base de datos.

Los contratos de estas empresas, de 12 millones de reales, unos 3.2 millones de dólares, no se habrían declarado ante las autoridades electorales y podrían configurar el delito de financiación ilegal de la campaña. Asimismo, las acciones ligadas a la compra de datos de usuarios están igualmente prohibidas en el código electoral brasileño.

En este sentido, el candidato del PT advirtió de una “organización criminal” detrás de la figura de su rival Bolsonaro, y anunció que denunciará en la Organización de Estados Americanos (OEA) el caso de difamación y la estructura de corrupción empresarial.

El pasado lunes el Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil ordenó que la red social Facebook eliminara unas 38 páginas de usuarios con información falsa del candidato por el PT, y su compañera de fórmula a la Vicepresidencia, Manuela D’Ávila.

Fuentes: información de Telesur, Prensa Latina y RT

1 Comentario

  1. I was curious if you ever thought of changing the structure of your site?

    Its very well written; I love what youve got to say.
    But maaybe you could a little more in the way of content
    so people could connect with itt better. Youve got an awful lot
    off text for oonly having one or two pictures.
    Maybe you could space it out better?

DEJA UNA RESPUESTA