Grosera Intervención Electoral de Intendenta Metropolitana

0
815

Partidos de oposición presentaron sendos requerimientos ante la Contraloría General de la República, luego de verificarse una reunión político-electoral realizada en horario laboral, convocada por la intendenta Metropolitana Karla Rubilar.


La intendenta sostuvo un encuentro a puertas cerradas al que asistieron seis gobernadores de la zona, 15 de los 17 seremis, consejeros regionales de Chile Vamos y dirigentes de partidos políticos de la derecha, según publicó una nota de El Mercurio, el pasado sábado.

La información incluye una foto de la reunión política encabezada por Rubilar.

En la cita se analizaron temas relativos a las próximas elecciones municipales y sus proyecciones, con énfasis en aquellas comunas que están en manos de la oposición, y que se podrían ganar, según el análisis.

En la ocasión hicieron un análisis de cada una de  las comunas y, según la gestión evaluada, proyectaron para la elección municipal el cuadro político para la coalición.

La Democracia Cristiana, Convergencia Progresista y el Partido Comunista entablaron sendos requerimientos ante la Contraloría, a fin de que se pronuncie al respecto e inicie un sumario. T

El presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, anunció que solicitarán una reunión con el ministro del Interior para tratar esta situación y exigió un pronunciamiento del Ejecutivo.

La Intendencia Metropolitana se limitó a responder a través de la publicación de una carta en El Mercurio, en la que señala que la información publicada no contaba con fuentes oficiales:

“No corresponde a la realidad y confunde a una reunión permanente, que por lógica tiene análisis político, pero con interés de mejorar nuestro trabajo y compromiso con la ciudadanía”,

La Intendenta de la Región Metropolitana Karla Rubilar es acusada por la oposición de hacer reuniones políticas sólo para los partidos de derecha en oficinas de la Intendencia y en horario de trabajo.

La reunión ocurrió el martes 16 de octubre, a la que asistieron gobernadores y seremis de la capital, entre otras autoridades de Chile Vamos, la cual fue confirmada por el presidente de RN de la Región Metropolitana y concejal de Lo Prado, Camilo Morán quien entregó detalles de la misma:

“Yo asistí a esa reunión en mi calidad de representante de RN de la Metropolitana. Realmente es una lástima que se filtre información de una reunión privada. Pero ya que la información se hizo pública, corresponde, por responsabilidad y por mi labor de partido oficialista, aclarar de manera honesta algunos puntos. Y sí, se hizo un análisis de la gestión de cada uno de los alcaldes de la Metropolitana, que es parte de la labor del gabinete regional. Ahora, el afán nunca fue decir que había zonas «difíciles» o «fáciles» de ganar. Siempre reconocimos que hay alcaldes de izquierda que su trabajo está bien hecho y que se logra trabajar bien con ellos en terreno”.

La Democracia Cristiana presentó un requerimiento ante la Contraloría General de la República por dicha reunión, la reunión a puertas cerradas que sostuvo la Intendenta metropolitana Karla Rubilar con integrantes de Chile Vamos y de los partidos de derecha. El secretario nacional de la DC, David Morales, explicó:

«Venimos acá, a la Contraloría, primero a pedir los sumarios respectivos por estas irregularidades que son grandes y además venimos también a solicitar que la propia Contraloría haga un estudio respecto a la distribución de los recursos en la Región Metropolitana».

Agregó:

«A partir de la definición política que la propia intendenta con su equipo hacen, nosotros no podemos menos que preocuparnos de las situaciones que van a ocurrir. Esto está yendo en contra de la Constitución, contra la ley de probidad y queremos que la Contraloría busque las sanciones».

Asimismo el presidente del PS, Álvaro Elizalde, manifestó:

«Queremos expresar nuestra preocupación por la reunión que encabezó la intendenta metropolitana. Nos parece que este es un atentado básico al principio de probidad, atenta contra lo que han sido los dictámenes sucesivos de la Contraloría General de la República».

Agregó:

«Estamos solicitando que ella se defina, o va a ser jefa de campaña del oficialismo en la Región Metropolitana o va a ser intendenta metropolitana, porque hay una abierta contradicción para desempeñar simultáneamente ambas funciones, eso significaría una transgresión a la ley».

Los secretarios generales de los partidos de oposición, Andrés Santander (PS), Sebastián Vergara (PPD) y Mauricio Andrews (PR) también harán una presentación en la Contraloría, junto a parlamentarios de la Región Metropolitana, para solicitar que declare como ilegal la reunión que lideró la intendenta Karla Rubilar, en la que se realizó un análisis del escenario electoral para Chile Vamos para las elecciones de 2020, junto a gobernadores y seremis.

La decisión fue tomada en la reunión entre los tres presidentes -Álvaro Elizalde (PS), Carlos Maldonado (PR) y Heraldo Muñoz (PPD).

«El contenido dista de tratar temas propios del gobierno regional. Más pareció una reunión de una comisión electoral. Se reunieron en oficinas públicas a discutir el futuro electoral de Chile Vamos», explica el recurso, advirtiendo que se configura un «uso de recursos públicos y tiempo propio para el ejercicio de sus facultades, con el solo objeto de sostener una reunión electoral».

Señalan que es una «violación» de los principios de probidad, prescindencia y la «prohibición de realización de proselitismo político», citando dictámenes de la Contraloría que fijaban esos criterios.

«La duda es si el Gobierno va a distribuir los recursos a nivel municipal pensando en cómo resolver los problemas de los chilenos, o beneficiando a los alcaldes de su sector», advirtió Elizalde, mientras que Muñoz reforzó que la reunión es «ilegal». Maldonado agregó:

«La intendenta está constituyéndose en jefa de campaña municipal del oficialismo. Es una actitud ilegal que pedimos sea sancionada por la Contraloría, o que se le pida la renuncia».

Miembros de Convergencia Progresista presentaron una denuncia ante la Contraloría General de la República en contra de autoridades de la región Metropolitana debido a que los acusan de haber sostenido una eventual reunión con objetivos electorales en horario laboral.

El diputado Soto sostuvo que dicha reunión se realizó dentro de un gabinete regional en horario formal de oficina, en la cual el tema de debate fue elaborar un plan de campaña electoral para las elecciones municipales y de gobernadores regionales.

“No corresponde que las autoridades públicas designadas para trabajar por la gente utilicen su tiempo, recursos y personal para establecer planes electorales. Hay claramente una infracción a la ley”, añadió Soto.

Además, los miembros de Convergencia Progresista sostuvieron que es necesario que se abra una capeta de investigación y se apliquen las sanciones correspondientes por abandono de deberes.

En tanto, Sebastián Vergara, secretario general del PPD, señaló:

“Creemos que es una intervención profunda. Queremos las máximas medidas disciplinarias contra la intendenta (…) Es de la mayor gravedad, estamos súper lejos de una elección”.

Dentro del documento, los denunciantes piden al contralor que solicite la copia del acta de la reunión, la agenda electrónica de Karla Rubilar y de las autoridades asistentes. Además de los recursos que se han asignado a las 52 comunas de la región Metropolitana.

Declaración Pública del Partido Comunista ante intervención electoral de Intendenta Karla Rubilar

El Partido Comunista de Chile y sus parlamentarios consideran que la reunión convocada por la Intendenta Karla Rubilar de Gobernadores, Seremis, Consejeros Regionales de Chile Vamos y presidentes de los partidos Renovación Nacional y Evopoli de la Región Metropolitana de Santiago, con el objetivo de realizar un análisis del cuadro político electoral de la región y la proyección de autoridades regionales a la próxima elección municipal 2020, nos parece claramente fuera de todo orden legal y administrativo que corresponde a las funciones de Intendenta y Presidenta del Gobierno Regional.

De la misma manera, es de mayor gravedad  que en el ejercicio de análisis de la reunión se haya determinado una jerarquización de comunas que son dirigidas por alcaldes de oposición. Como conclusión, estas pasarían a ser objeto de conquista electoral de los asistentes a la reunión.

La situación deja en claro que desde la Intendenta hasta los Seremis, dejan de lado y vulneran un elemento básico de convivencia democrática de un gobierno,  trabajar con la mayor ecuanimidad en las decisiones políticas y públicas como autoridades. Las conclusiones de la reunión muestran que no podrán dar estas garantías de convivencia democrática.

Llamamos al Gobierno aclarar esta situación y tomar las medidas disciplinarias correspondiente para cada una de las autoridades asistentes a esta reunión.

Por último, el Partido Comunista estudia una presentación ante el Contralor General de la República, sobre la legalidad de esta reunión y solicitará, en particular la supervigilancia y correcto uso de las normas legales para la asignación de recursos para los gobiernos locales financiados desde la Intendencia y el Gobierno Regional, en particular, sobretodo en aquellos municipios donde ciudadanos y ciudadanas democráticamente optaron en las urnas por ediles de color político distinto al gobierno actual.

Santiago de Chile,
22 octubre de 2018.-

DEJA UNA RESPUESTA