La Ley de Moraga en el Ejército: Tarjeta Roja para el Segundo al Mando, el Director de la Escuela Militar y el Hijo de Krassnoff

1
411

La ministra Romy Rutherford, emitió un auto de  procesamiento contra el segundo mando del Ejercito, jefe del Estado Mayor Conjunto, John Griffiths, quien es acusado de fraude al fisco, a consecuencia de lo cual, presentó su renuncia al Ejército, lo que en rigor significa que fue fue llamado a retiro.

En la misma situación están los coroneles Germán Villarroel Opazo, ex director de la Escuela Militar, y  Miguel Krassnoff Bassa, hijo del brigadier en retiro, Miguel Krassnoff Martchenko, por el homenaje de contrabando a este último, en un torneo deportivo en dicha escuela.

Según la resolución de la ministra Rutherford, Griffiths, segundo hombre del ejército, hizo mal uso de pasajes aéreos al extranjero, por los que recibió devoluciones por $44 millones, cifra malversada por la que hoy es procesado. Se trata de cinco viajes entre 2009 y 2014.

Luego de conocido el procesamiento contra el segundo mando de la rama castrense, quien es acusado de fraude al fisco, el Ejército emitió la siguiente declaración: .

“El Ejército de Chile como institución permanente de la República, reitera su absoluto respeto y compromiso con el estado de derecho y su firme convicción que no le compete de modo alguno, emitir opinión o juicios de valor, sobre las resoluciones que adoptan los Tribunales de Justicia del país en el ejercicio de su jurisdicción, sin perjuicio de señalar que mientras no exista una resolución judicial definitiva, a todos los ciudadanos les asiste la presunción de inocencia”.

En el comunicado, la institución dice “lamenta profundamente la situación que afecta al General Griffiths quien, en consideración al cargo que ocupa y en un acto que refleja su compromiso con los intereses superiores de la institución, ha presentado su renuncia voluntaria al Ejército. Esta decisión no implica de su parte reconocimiento de culpabilidad en el delito que se le imputa, pero fue tomada comprendiendo que su situación procesal es incompatible con su permanencia en el servicio activo del Ejército”.

Finalmente, desde el Ejército señalaron reconocer al renunciado general “como un destacado oficial, que desarrolló una sobresaliente carrera militar desempeñando numerosos cargos de asesoría y mando y que en mérito a sus condiciones profesionales y personales llegó a alcanzar la alta investidura de Jefe del Estado Mayor General del Ejército, por lo que le agradece su ejemplar vocación y permanente entrega demostradas a lo largo de sus 38 años de servicio al Ejército y a Chile”.

La orden judicial obligaba a Griffiths a presentarse antes de las 17.00 ante la ministra Rutherfords, lo que ya ocurrió pasadas las 15:00 horas. A partir de allí, y de acuerdo a la Justicia Militar, quedaría en prisión preventiva.

Los cargos refieren a un viaje a Estados Unidos con su familia, para el que Griffiths hizo uso de fondos asignados al personal. Según el proceso, optó por un pasaje más barato del informado a la institución, la agencia de viajes se quedó con un monto excesivo de comisión y le devolvió al oficial cerca de seis mil dólares.

La renuncia se conoce luego de que Griffiths concurriera a ser notificado de sus cargos, hasta la oficina de la ministra en los Tribunales de Justicia. Luego, acompañado por sus abogados, fue trasladado en un furgón hasta el Batallón de Policía Militar de Peñalolén donde comenzó a cumplir su detención preventiva.

Ruedan cabezas en caso Krassnoff

El Ejército informó que el coronel Germán Villarroel Opazo fue destituido de su cargo como director de la Escuela Militar luego del homenaje al ex agente de la DINA, Miguel Krassnoff, durante una actividad deportiva en el recinto de la institución en la comuna de Las Condes.

Así lo confirmó el general Miguel Alfonso Bellet, quien también señaló que se le dio de baja al coronel Miguel Krassnoff Bassa, hijo del brigadier en retiro.

“El Ejército ha resulto las siguientes acciones a adoptar respecto a los oficiales superiores involucrados directamente en tal hecho, teniendo en consideración las responsabilidades de mando e individuales en cuanto a faltas a la disciplina que derivaron en un gravísimo daño provocado a nuestra institución”, señaló el general Bellet.

“Respecto del coronel Germán Villarroel Opazo director de la Escuela Militar haga entrega de inmediata del mando del instituto y dar curso a su renuncia al empleo. Respecto del coronel Miguel Krassnoff Bassa director de la Escuela de Idiomas del Ejército, entrega inmediata del mando del instituto, por haber solicitado su retiro se procederá a su tramitación en los plazos reglamentarios”, indicó.

Según el general Bellet, la decisión se tomó luego de que finalizara la investigación, que contó con la declaración de los propios oficiales involucrados:

“La investigación tuvo como objeto esclarecer los hechos que ocurrieron el pasado 6 de octubre de 2018”.

Y es que en un video que se masificó durante el pasado fin de semana, se veía en la actividad al hijo del reo de Punta Peuco quien agradeció el “gesto de valentía y hombría que tanto falta en el país”.

“Quiero agradecerles profundamente el cariño, la lealtad y la hombría que han tenido el señor director de la escuela (…) y con la aprobación de todos ustedes, de poder acordarse de los soldados que no todos se acuerdan”, señaló el hijo de Krassnoff en la actividad.

La publicación fue condenada por el ministro de Defensa, Alberto Espina, quien ordenó una investigación exhaustiva para determinar cómo pasaron los hechos y responsabilidad y dio un plazo de 24 horas para que el Ejército entregue los resultados.

“Los recintos militares como ningún espacio administrado por el Estado, puede ser utilizado para realizar actos a condenados por la justicia por crímenes”, escribió en Twitter.

Por su parte, el Ejército señaló a través de un comunicado, que recopilaron los antecedentes necesarios tal como había solicitado el secretario de Estado, negaron que se tratará de un reconocimiento oficial sino más bien era una “competencia deportiva y de camaradería” correspondiente a las actividades programadas por la institución y lamentaron lo sucedido.

El ahora ex coronel Miguel Krassnoff Bassa, y director de la escuela de idiomas del Ejército, escribió en su cuenta de Facebook un lacónico mensaje:

“Lamento profundamente que una actividad interna deportiva de camadería de promociones de oficiales y ex oficiales de Ejército se haya editado, tergiversando y manipulando a tal punto de exponer al Ejército de Chile y a algunos de sus valiosos integrantes a una deshonrosa calificación pública”.

AFDD: “En FF.AA. hay permanente presencia de figuras de genocidas”

La Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y la Comisión Chilena de Derechos Humanos, en compañía de otras organizaciones, llegaron hasta el Ministerio de Defensa para entregar una carta donde rechazan la actividad que se desarrolló en la Escuela Militar el 6 de octubre, donde Miguel Krassnoff Bassa, hijo del reo de Punta Peuco, Miguel Krassnoff Marchenko, rindió un homenaje a los exoficiales condenados por violaciones de derechos humanos durante la dictadura. En la misiva, además, le solicitan al ministro Alberto Espina recibir a estos organismos para tratar el tema de los derechos humanos en las escuelas formativas de las Fuerzas Armadas y para exigir la degradación de los militares responsables.

La presidenta de la AFDD, Lorena Pizarro, señaló que “la obscena impunidad se quiere acentuar y quiere ganarle a la digna lucha por verdad y justicia. Sin duda la renuncia de los dos coroneles es un logro, porque se vieron obligados a hacerlo, pero no nos basta porque claramente lo evidenciado en el video es la punta de un iceberg, que demuestra la permanente presencia de las figuras de los genocidas en las instituciones castrenses de Chile”.

“Hay que parar esta mayor afrenta a la impunidad, donde en una institución del Ejército se reivindica el terrorismo de Estado. Lo que se ha hecho es decirle a las nuevas generaciones que está bien asesinar, torturar, violar y hacer desaparecer personas por pensar distintos y eso no lo vamos a permitir”, agregó.

En tanto, el presidente de la Comisión Chilena de Derechos Humanos, Carlos Margotta, cuestionó que el titular de Defensa, Alberto Espina, se haya enterado de los hechos por los medios de comunicación. “Cómo el ministro de Defensa se entera por la prensa siete días después de un hecho de estas características que ocurrió en la Escuela Militar. Si es así o no tenemos derecho a saberlo, eso queremos que nos lo responda el ministro, pero también el Presidente de la República, porque lo que queremos es avanzar hacia el nunca más” apuntó.

Añadió:

“Nos parece que el nunca más proclamado hace algunos años atrás por el Ejército, se pone en cuestionamiento hoy. Hay documentos oficiales, pero un quehacer que no se corresponde con esos propósitos. Nos parece preocupante que en el principal centro de formación de los futuros oficiales del Ejército, se realice este deleznable acto.

La pregunta que nos surge es ¿qué tipo de formación se está entregando en esa Escuela Militar? ¿Es acaso una formación que proclama el negacionismo y reivindica los crímenes contra la humanidad? ¿O es como debiera ser, una formación que está comprometida con los valores democráticos y el respeto a los derechos humanos? Son cuestiones que son necesarias que se instalen en el debate público”.

Desde oposición surgieron fuertes críticaron al acto. El PC y el PRO exigieron la salida de Villarroel del cargo. Mientras que la diputada Carmen Hertz, presidenta de la comisión de Derechos Humanos, solicitó al ministro Espina, que “cite de inmediato” al Comandante en Jefe del Ejército de Chile, Ricardo Martínez, y que “imponga medidas drásticas y ejemplarizadoras”.

El diputado y vicepresidente de Renovación Nacional (RN), Gonzalo Fuenzalida criticó el actuar de Krassnoff Bassa y señaló que “hizo un mal uso de un espacio que se le dio”.

La diputada progresista, Marisela Santibáñez, quien acompañó a las activistas a dejar la misiva, destacó la necesidad de poner fin a este tipo de reivindicaciones a criminales de lesa humanidad. “Es fundamental que esto tenga un punto final y no solo tiene que ver con que en 24 horas castiguen a las personas responsables de este homenaje, también, tiene que ver con que se forme en temas de memoria y derechos humanos en los colegios como lo pide el proyecto de ley de la diputada Carmen Hertz, donde se deben incluir, igualmente, a los militares que están en formación para que no pasen por encima de la historia y de los derechos humanos”, sostuvo la parlamentaria.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA